Opinión

Una alcaldesa generó la rebelión de los yaquis y el alcalde de Cajeme el de los transportistas

Rumbos

por

/x
Mario Rivas, columnista

Mario Rivas, columnista

Y AQUÍ ES DONDE LA PUERCA TORCIÓ el rabo. Se veía venir. Yo mismo me preguntaba cotidianamente, al transitar por la calle Jalisco, por qué la Policía Municipal estaba deteniendo a traileros. Desde luego, yo pensaba otras cosas. Usted me entiende.

Ahora me entero, que se les detenía para cobrarles por pasar por Ciudad Obregón.

Al menos esto es por lo que los transportistas de Sinaloa bloquearon la carretera 15 Federal al sur de la ciudad.

Es decir, una disposición municipal que, dicen los enterados, es ilegal.

Mire usted: este asunto tiene sus bemoles. Creo que muchos ciudadanos estarían de acuerdo en que se aplique una cuota a los transportistas por dañar el asfalto. Pero aquí es donde se rompe la confianza. El ciudadano no confía en el buen destino que tengan esas cuotas. Ya sabe, la burra no era arisca, etc, etc. Lamentablemente, el alcalde SERGIO PABLO MARISCAL, ha perdido la confianza de una ciudadanía que de por sí nunca lo ha visto con buenos ojos. La verdad sea dicha, no se entiende lo que le pasó a este hombre que viene de la academia. Se esperaba que aprovecharía la oportunidad que el destino le puso en bandeja de plata. Un psicólogo con amplia experiencia me comentaba que, en casos como este, la persona se convence a sí misma que la fortuna la llegó porque se lo merecía. Y agrega: “Y como suele suceder, no faltan los ‘asesores’ que empiezan a rodearlo para estimular su ego. Le dicen que está ahí por sus cualidades y méritos, que el pueblo lo puso ahí y solo al pueblo se debe. El ego se inflama y una de las más socorridas características es querer dejar sucesor o sucesora”. Pues sí, verdad de verdades.

A nivel de presidente de la República, al menos en dos ocasiones fuimos testigos de cómo VICENTE FOX perdió lo ganado cuando quiso impulsar a su esposa MARTITA como candidata del PAN a la presidencia… También FELIPE CALDERÓN intentó hace candidata a su cónyuge MARGARITA ZAVALA. Candidata a la presidencia del país… Fallaron en ambos casos.

Municipalmente, en Cajeme, ha habido algunos intentos. En Bácum, EFRÉN ROMERO se esforzó para que su esposa LORENA OBESO fuera candidata del PRI a la alcaldía de Bácum. No lo logró porque a la candidata a la gubernatura, CLAUDIA PAVLOVICH, no le pareció ético que esto sucediera en un municipio tan explosivo como Bácum.

Enojada doña Lorena, se pasó al PAN y fracasó.

Déjeme decirlo: yo pienso que doña MARGARITA VÉLEZ DE MARISCAL tiene cualidades —y sobre todo, sentido común— como para aspirar a ser candidata de su partido —si es que está afiliada— a la alcaldía de Cajeme.

Pero fuera de ser la esposa del actual alcalde, políticamente no tiene el perfil partidista que se requiere para cumplir dicha aspiración.

Su más grande obstáculo, es su propio esposo. ¿Cómo reaccionarían los morenistas que llevan años batallando en un partido al que nadie quería pertenecer?... Hoy, cuando el liderazgo de AMLO hizo que muchos candidatos triunfaran en las urnas, aún sin merecerlo, todos quieren arroparse en las siglas de Morena para hacerse de un cargo de Gobierno…

Y la política no funciona, no debería de funcionar, de esta manera…

En estos momentos, Sergio Pablo Mariscal tiene motivos sobrados para sentirse desesperado. Se le han acumulado los conflictos. Los nuevos, los recientes, que se suman a los “viejos” problemas urbanos, de servicios, de infraestructura.

Estos dos problemas, ambos convergiendo en un objetivo común, bloquear la cuatro carriles como medio de presión para obtener demandas que no han sido atendidas por el Gobierno, no están concatenados.

Por un lado, los yaquis exigiendo soluciones históricas a sus demandas igualmente históricas; y por otro, los transportistas de Sinaloa, que consideran un abuso lo que Tránsito Municipal está haciendo con ellos a su paso por Ciudad Obregón.

En este asunto, Mariscal solo tiene parte de la culpa.

Por lo demás, caro lector, hay cosas que se dicen. Vox populi, pero solo son eso: voces que runrunean, rumores, que, sin mostrar pruebas, se quedan en eso, en rumores… Lamentablemente, los rumores hacen mucho daño y esto ya debe de saberlo el alcalde de Cajeme.

Así las cosas, pues.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

NO CABE DUDA: JORGE MORALES ha tomado muy en serio su reportaje sobre el caso de desvío de recursos del Ayuntamiento de Nogales, en 2015, cuando era alcalde RAMÓN GUZMÁN MUÑOZ y los últimos 6 meses tesorero JUAN FERNANDO ANTONIO VALDEZ, preso desde hace años, por supuestamente haberse robado 8 millones de pesos de las arcas del municipio nogalense…

Hoy está hablando y embarrando a diestra y siniestra. Según el noticiario de los 60 segundos de Jorge Morales, que circula con gran éxito por internet, el extesorero de Nogales, a quien le impusieron una fianza de 8 millones de pesos, Guzmán Muñoz firmaba todo, autorizaba todo y, bueno, afirma ser inocente, incluso, el delito que según cometió, habría sido perpetrado antes que fuera tesorero…

Según veo yo las cosas, inocente o no, existe la posibilidad que este asunto que aparentemente dejó muchas dudas y por ende, el tesorero pudo haber sido un chivo expiatorio, estalla justamente en vísperas de que empiece el proceso político electoral del 2021…

MIENTRAS TANTO DESPUÉS DE algunas semanas de no comunicarnos, ayer tuve el gusto grande de conversar ampliamente con la exdiputada local y federal, CHAYITO OROZ IBARRA…

Abordamos temas diversos, incluido, por supuesto, el de la pandemia, sus alcances, su impacto en la vida de millones de habitantes de este planeta, pero también de amigos comunes, de detalles de la vida de todos los días…

Permítame que le cuente algo: de cuando en cuando, Chayito me sorprende con palabras como estas: “Caramba, Mario, cada vez que por alguna razón voy a las tortillas de la esquina de Tabasco y Tetabiate, don Víctor Manuel Beltrán, el dueño, amablemente me recita lo que hice esa semana, si viajé, si me reuní a comer con alguna persona de la política. Un día le pregunté cómo es que se enteraba y me dijo que es porque lee a Mario Rivas. Es un señor muy amable”…

Ya ve usted que el mundo, a veces, es demasiado pequeño, resulta que don VÍCTOR MANUEL BELTRÁN ESPARZA, es hermano de mi amigo ALEJANDRO BELTRÁN, y ellos, son hijos de un señorón muy priísta, muy amigo de JESÚS FÉLIX HOLGUIÍN, y también fue mi amigo siendo yo muy joven: don LUIS BELTRÁN URÍAS, que en paz descanse…

De esto y muchas cosas más, platicamos ayer Chayito y yo. Incluso, en algún momento, evocó un día de 2014, cuando la entonces senadora CLAUDIA PAVLOVICH ARELLANO, la invitó a acompañarla en su escaño de la Cámara Alta, y cuya imagen quedó plasmada en una fotografía que hoy comparto con mis dos que tres lectores…

“Poco después de aquella foto, Claudia renunciaría para buscar la candidatura al Gobierno de Sonora”, recuerda Chayito…

¡Larga vida para ti, querida amiga!...

A PROPÓSITO DE AMIGOS, ayer platiqué, personalmente, con el doctor FRANCISCO VERDUZCO VALENZUELA…

Tratábamos de recordar en que año nos conocimos…

Yo recuerdo el año, y mejor, aún, recuerdo el mes…

Corría el mes de julio de 1967. El doctor Verduzco tenía su consultorio exactamente donde lo tiene todavía: por la calle Sonora hacia el sur, a un lado de donde funcionaba el sanatorio propiedad del doctor FERNANDO JERSSON GONZÁLEZ…

¿Sanatorio Guadalupe?...

Por ahí andaríamos…

Ese día conocería yo a uno de los seres humanos más grandiosos, cuya nobleza y enorme corazón se mantienen inalterables a pesar de 53 años transcurridos…

El doctor Verduzco me comentó que su colega y amigo de más de medio siglo, JOSÉ ANTONIO CERECER BELTRÁN, “ya se nos fue”…

--¿Cómo doctor?...

¿Se nos fue el doctor Cerecer?— pregunté, sorprendido…

--Sonriendo, me contestó: --Sí, se nos fue a Los Mochis. Allá vive ahora…

¡Bendito buen humor de mi viejo amigo!...

Él, igual que el doctor Cerecer y otros amigos, extrañan sus cochupos cafeceros de todas las mañanas en el hoy desolado Gamma…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios