Opinión

Arranca la semana con información espectacular de Ricardo Bours Castelo para el 2021

Rumbos

por

/x
Mario Rivas, columnista

Mario Rivas, columnista

MI REFUGIO DE TRABAJO CONSISTE (lo digo porque alguien me pidió que lo hiciera) en un cuarto de dos metros y medio por tres y medio. Cuenta con una ventana corrediza con marco de aluminio y me gusta mantenerla abierta, aún en los días de mayor calor. Me basta con el viento que viene del exterior y un abanico a mis espaldas.

Escribo sobre un escritorio triangular en cuya mitad de su espacio, se apilan decenas de libros. Hay una mesa repegada a la pared lateral, cubierta absolutamente de más libros. Junto a la mesa, hay un sillón que dejé de usar hace años. Esta copeteado de libros.

Al fondo, un librero con varios estantes del color del cedro. Este mueble conoció mejores tiempos. Vagamente recuerdo que lo compré a finales de los setentas. Originalmente su destino no era hospedar libros, sino bocinas y artilugios de adorno, para escuchar música de una consola que en su tiempo era lo más moderno que había. Con los años, se convirtió en librero. En sus estantes descansa una enciclopedia que compré en abonos en 1980. Allí guardo también muchas de las obras literarias más entrañables para mí: de GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ, de JUAN RULFO, de MÁXIMO GORKY, JORGE LUIS BORGES, de poetas varios, de escritores famosos de Latinoamérica y otros no tanto, así como biografías que son indispensables para cualquier periodista.

A mi derecha, en la esquina de la pared donde está la ventana y la puerta de entrada y salida, está un televisor que nunca ha sido encendido. Creo que si hoy me propusiera ver un programa de noticias en su pantalla, simplemente no se vería ninguna imagen.

¿A qué viene todo esto?

Viene a que, mientras me esforzaba por encontrar la idea que me permitiría iniciar los Rumbos de hoy, un ruidito como de un libro que resbala y cae sobre el escritorio, me sacó de mi abstracción.

Era un librito como de 100 páginas. Feo, con fondo blanco en la mayor parte de su superficie. Una foto en blanco y negro en la portada, sin diseño artístico que lo hiciera atractivo. En la foto, a bordo de un automóvil descapotable, un hombre de impresionante dentadura y la franja presidencial cruzándole el pecho.

Era GUSTAVO DÍAZ ORDAZ.

Pues sí: en cien páginas el general LUIS GUTIÉRREZ OROPEZA, le tributó un sentido homenaje a quien lo hizo un hombre muy poderoso y terminó el sexenio siendo su amigo.

Este librito lo he leído en varias ocasiones. Y lo he hecho para que no se me olvide lo que contiene.

Gutiérrez Oropeza fue un hombre polémico pero no tanto como su jefe. Fue leal hasta más no poder, al presidente Díaz Ordaz. Lo fue tanto, que, según revela en uno de los pasajes de sus memorias entregadas a JULIO SCHERER GARCÍA, el que fuera secretario de la Defensa Nacional, MARCELINO GARCÍA BARRAGÁN, obedeció con fidelidad increíble, la orden presidencial que desembocó en la tragedia del 2 de octubre.

Le di una repasada a este testimonio de gratitud y lealtad que bien les haría leer a muchos políticos.

El general Gutiérrez Oropeza, se desborda en adjetivos de agradecimiento a GDO. Exalta la figura del político poblano y, en su capítulo sobre la biografía del expresidente, destaca la honestidad y la sencillez de la familia Díaz Ordaz.

Por cierto, me llamó la atención que la mamá de don Gustavo, se llamaba SABINA BOLAÑOS CACHO. No estoy muy seguro, pero me parece que el legendario médico de la Comisión de Box y Lucha de la Ciudad de México, se llamaba HORACIO BOLAÑOS CACHO.

Si me equivoco, corríjame, caro lector.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

¡Y AGÁRRATE, GENOVEVA, QUÉ VAMOS A GALOPAR! Se alborotó la gallera política en Sonora, luego de que trascendiera en redes sociales una serie de tuits con pinceladas sorprendentes de lo que el empresario y político cajemense, dijo en su conversación con periodistas del Grupo Compacto…

El primero que difundió ayer parte de este bagaje de chispazos informativos, fue el colega hermosillense FRANCISCO JAVIER RUIZ QUIRRÍN…

Por ser de gran interés para mis dos que tres lectores, me permito citar algunos de estos tuits. Hélos: “Si en determinado momento decido no seguir buscando la gubernatura yo apoyaría a Ernesto Gándara Camou”…

Y otro: “Aplaudo la posibilidad de que Movimiento Ciudadano contemple a Abel Murrieta Gutiérrez como su candidato a la Alcaldía de Cajeme en 2021”…

Por su parte, SOLEDAD DURAZO publicó: “Yo tengo todo para contender contra Alfonso Durazo, es un sonorense desarraigado y que no ha brillado como secretario de Seguridad”…

Yo no tengo ninguna duda que las revelaciones de Ricardo Bours ante periodistas del Grupo Compacto, darán de qué hablar y en qué forma…

Tengo, para mí, que con estas declaraciones —o afirmaciones— Ricardo abre la ventana para que la política electoral que ya está en marcha para el 2021, se mueva con más facilidad y se tejan hipótesis más viables, más creíbles…

Cuando el exalcalde de Cajeme se abre a la posibilidad de que, en un momento dado podría decidir no seguir buscando la gubernatura y sumarse a la candidatura del ‘Borrego’ ERNESTO GÁNDARA, creo que en ese momento y por esas palabras, sus simpatizantes —que en buena medida son también de Gándara— deben haber respirado tranquilos… Claro que los simpatizantes “duros” de Ricardo Bours, desearían que el ‘Borrego’ Gándara opinara en esa misma dirección… Pero, bueno, por algo se empieza…

Gustó mucho también que RBC haya declarado que le complace la posibilidad de que Movimiento Ciudadano postulara a ABEL MURRIETA GUTIÉRREZ como su candidato a la Alcaldía de Cajeme…

Como verá usted, señor mío, a los colegas del Grupo Compacto les fue muy requetebién…

Me cae que sí…

¡OH, LA LÁ! NO LO QUERÍA CREER, de veras…

Muy formalito con su cubrebocas, a su lado, también con cubrebocas, uno de sus escoltas. En vuelo comercial, al presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR apenas se le veían los ojos y parte de la frente…

Más allá, en la parte posterior del avión, los pasajeros encantados de llevar como compañero de viaje, nada menos que al hombre más poderoso de México…

La foto me fue enviada junto con el texto que le acompañaba…

Este viaje presidencial, el primero a Estados Unidos de AMLO, será tema para debatir en los días venideros…

Como ya es del dominio público, además de los encuentros, se contemplaba una cena con empresarios en cuyo grupo destacaban RICARDO SALINAS PLIEGO, de Grupo Azteca; BERNARDO GÓMEZ, de Televisa. CARLOS HANK RHON, de Grupo Banorte; CARLOS BREMER, entre otros…

 No fue CARLOS SLIM HELÚ, y esta ausencia le resta espectacularidad a este viaje…

¡AH, QUÉ LAS HILACHAS! Cuando parecía que por rumbos del Ayuntamiento de Cajeme todo estaría tranquilo —por la pandemia, pues— un espectacular encabezado en TRIBUNA, me sorprendió sobremanera…

La sorpresa fue porque yo ignoraba —y me apena decirlo, caray— que el Ayuntamiento cajemense fuera dueño de una radio emisora digital…

Textual: “Promoción a Margarita Vélez, sería uso indebido de recursos públicos”…

O sea, que el municipio creó una emisora de radio supuestamente para promocionar tal vez programas de Gobierno, pero hacerlo para publicitar la posible candidatura de la primera dama a la Presidencia Municipal, dicen los enterados que, de hacerlo se incurre en un delito…

¡No le digo, pues!...

No le faltan mortificaciones a la Comuna cajemense…

BIEN VISTAS LAS COSAS, LA POLÍTICA electoral ya está en marcha. No es un secreto que la señora de Mariscal buscará la candidatura a la Alcaldía y, bueno, habrá qué ver lo que suceda…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios