Opinión

López Obrador en los Estados Unidos: aplausos y abucheos pero al final el saldo le favorece en grande

Rumbos

por

/x
Mario Rivas, columnista

Mario Rivas, columnista

AYER LAS REDES ESTUVIERON muy activas. De hecho, la información fluyó muy intensamente en lo estatal y, en menor medida, internacionalmente. Recuérdese que el de ayer fue un día muy especial para los mexicanos. Nuestro presidente de la República, sin importar la idea que cada quien tenga de él, atrapó la atención de sus simpatizantes y de sus malquerientes.

La pregunta flotaba en el aire desde un día antes: ¿Cómo le irán a salir las cosas en este su primer viaje a Los Estados Unidos como presidente?

Por lo pronto, desde el martes ya sabíamos que, al subir al avión con destino a la capital de los Estados Unidos, el protocolo lo obligó a ponerse el cubrebocas.

Esto fue la novedad hasta ayer a media mañana, cuando otro pequeño acontecimiento desplazó en el interés de la gente, la nota del tapabocas.

Nada del otro mundo si hablamos de los Estados Unidos, donde es común que un pequeño o grande grupo de ciudadanos, se plante a la salida de un evento político del presidente de la nación. Desde donde le es permitido manifestarse, lanzan gritos de repudio al mandatario. O viceversa, pues. Pero en el caso de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, es otra cosa.

Ayer recibí dos videos. En el primero, está el presidente mexicano haciendo una guardia me parece que ante el monumento a ABRAHAM LINCOLN. En esta solemne postura, un pequeño grupo de mexicanos radicados en EU, le gritaba insistentemente insultos que iban de “¡corrupto!” a “comunista”.

Como digo: nada para escandalizarse. La nota está en que se trataba del presidente de México y de que era insultado en forma directa por compatriotas nacidos o avecindados allá, sin que ninguna autoridad los llamara al orden.

En el segundo video, se ve a AMLO bajando de atril donde hizo una guardia ante Juárez (o pudo haber sido ante Lincoln), y, al bajar de la terraza, se desvió de la camioneta que lo esperaba y, desde un lugar a modo, respondió a los aplausos de simpatizantes. Él contestaba cruzando los brazos sobre su pecho.

Y como digo: nada de actos extremosos. Todo fue apacible, aunque los gritos de reprobación fueron mucho más violentos. Pelillos a la mar, en todo caso.

La verdad sea dicha, a AMLO no le fue nada mal en tratándose de bienvenidas, apapachos femeninos y palabras dulzonas. Como las que le obsequió la hija del presidente DONALD TRUMP, la famosa IVANKA TRUMP, que celebró la visita del presidente mexicano y recitó palabras de cajón de esas que dicen los políticos en las ceremonias de bienvenida a mandatarios extranjeros.

Verbigracia: “Esta visita fortalecerá aún más nuestra amistad”.

Y la foto con la bella muchacha y otros funcionarios del Gobierno estadounidense. Curiosamente, mientras esto ocurría en Estados Unidos, en la Ciudad de México, específicamente en el estudio del noticiario de CIRO GÓMEZ LEYVA, el exdirector del IMSS, GERMÁN MARTÍNEZ CÁZARES, anunciaba una noticia que de inmediato recibió cientos, tal vez miles, de mensajes de aprobación provenientes de todo el país. ¿Qué fue lo que dijo el senador Martínez?

Dijo que igual que ya está sucediendo en países de Europa, como Italia, Francia y España, donde ya se “aplanó” la curva, cuando en México también se haya “aplanado”, él se unirá a un grupo de la sociedad civil para investigar —o exigir que se investigue— quiénes son los responsables de que en México hayan muerto tantas personas que no debieron morir.

Dijo que desde el Senado impulsará esta propuesta para que los culpables paguen por lo que hicieron o por lo que no hicieron. Un amigo mío me comentó ayer mismo temprano, que cuando Germán Martínez decía esto, el rostro de HUGO LÓPEZGATELL, pasó por su mente. Pero nada de esto supo el presidente. Nada le nubló la dicha que notoriamente le embargaba.

En esos momentos en que veía los videos, recordé el artículo de CARLOS LORET DE MOLA que ayer se publicó en decenas de periódicos del país, naturalmente incluyendo a TRIBUNA.

En síntesis, Loret afirma que AMLO fue a Estados Unidos no porque Trump lo necesite, sino porque él necesita a Trump.

Habrá que esperar para saber quién necesitó a quién.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

Y A TODO ESTO, CARO LECTOR, ¿platica por teléfono con sus amigos en estos tiempos de cuarentena obligada?...

Quiero suponer que sí, que el silencio de la soledad lo empuja a buscar al intercambio de palabras con sus cuates…

Creo que todos lo estamos haciendo…

Lamentablemente, no todos nuestros amigos están localizables. Algunos, se han ido a vivir temporalmente a lugares aislados, a un rancho, a una isla, a un destino turístico, en la costa o en la sierra… Según las condiciones financieras de cada quien…

Otros, se refugian en sus casas, con su mujer y sus hijos, y si estos ya se fueron, comparten el ostracismo con su pareja…

Ayer amanecí particularmente melancólico. A qué negarlo, pues…

Me comuniqué con MARTÍN GÁNDARA CAMOU, mi amigo de tantos años. Hablamos de la inactividad hotelera, de su rancho, de lo mal que se ha visto con el aislamiento…

Le pregunté por su hermano, Ernesto: --Está fuera de la ciudad, él se cuida mucho, no se la lleva en Hermosillo— me dijo… Antes, había conversado hasta en tres ocasiones, con BULMARO PACHECO MORENO, con quien platiqué sobre el fallecimiento del empresario FAUSTINO FERNÁNDEZ AGUILAR, cuñado que fuera de JAVIER GÁNDARA MAGAÑA…

“Él venía padeciendo de enfermedades desde hace tiempo”, me comentó el politólogo… Recordé que unos días antes había fallecido una doctora muy querida en la comunidad médica de Ciudad Obregón: MARÍA LORETO CASTELO TAVARES, a quien la Clínica- Sanatorio San Gerardo, le dedicó una muy sentida esquela…

Un día después fui informado del deceso de doña HILDA VALENCIA BAYNORI, mamá del ingeniero HUMBERTO BORBÓN VALENCIA, director general del Distrito de Riego del Río Yaqui, a quien envío mis sinceras condolencias…

Lamentablemente, dilecto lector las malas noticias se tornan más frecuentes y nos abruma un sentimiento de indefensión ante lo inexorable…

MIENTRAS TANTO, EN SU Chispazo de 60 segundos que el magnífico comunicador JORGE MORALES BORBÓN envía cotidianamente a sus muchos seguidores por internet, sorprendió con una noticia: el despido, “fulminante”, del periodista JESÚS OLIVAS del staff de conductores de Tv Azteca- Sonora…

Jorge explica los motivos: el ahora exconductor y auxiliar del área de noticias en Sonora en esa televisora, es dueño desde hace tiempo de una empresa digital que construyó con gran esfuerzo y que ahora, por la intensa actividad periodística de una reportera muy reconocida, Jesús Olivas fue destituido de su empleo…

En mi modesta opinión, se debe sin duda a la inmadurez de una periodista que no calculó las consecuencias de un trabajo de investigación que causó el malestar de los altos mandos de TV Azteca Sonora…

En otras palabras: no se debe patear el pesebre…

VOLVIENDO CON LAS CHARLAS telefónicas, intercambié impresiones con mis antiguas compañeras de la extinta TRIBUNA RADIO, MARY VERDUGO ROSS y RITA VERÓNICA QUINTERO…

De Mary platicaré con usted en los Rumbos de mañana, pues está haciendo camino mediante una plataforma digital en la que luce en grande. Y POR ÚLTIMO: también en la columna de mañana comentaré con usted sobre el caso del exgobernador de Chihuahua CÉSAR DUARTE, y cómo se operó la investigación que terminó con su detención en Miami, Florida…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios