Opinión

Incidentes relacionados con tragedias y con la salud en el ámbito de Juan Leyva Mendívil y Fredy Carrasco

Rumbos

por

/x
Mario Rivas, columnista

Mario Rivas, columnista

NO FUE UNA MUJER OSCURA porque ciertamente fue una gran mujer. Pero también es cierto que su grandeza no iba más allá de las paredes de la casa donde vivió, en la Ciudad de México, durante varias décadas con el hombre del que se enamoró desde que ambos eran niños.

Muy pocos sabían quién era MERCEDES BARCHA PARDO. Y los que lo sabían, no trascendían esta información más allá del cerrado círculo de amigos en que se desenvolvía GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ.

Gabriel—Gabo—, el marido de Mercedes, el Periodista que a duras penas ganaba para llevar el sustento a casa. El fumador empedernido al que ella se las ingeniaba para conseguirle cigarrillos, según reveló en alguna ocasión al Premio Nobel de Literatura.

En México, no fue sino hasta que JULIO SCHERER GARCÍA, fundador de Proceso y amigo de Gabo, abrió una ventana por la que los seguidores del escritor tuvimos la oportunidad de atisbar al mundo doméstico del colombiano, que conocimos ese entorno tan suyo .

Su vida con Mercedes. Una relación que más que dos amantes, era de dos amigos, según contaba el propio autor de Cien Años de Soledad: “diariamente me procuraba los cigarrillos, las cuartillas y todo lo que me hacía falta para escribir”.

Mercedes Barcha, de Barranquilla, Colombia, donde conoció desde niña a García Márquez, murió el sábado en la tarde, a los 87 años de edad.

Sin duda fue la mujer de atrás de un gran hombre. Pero no fue una ama de casa común. Era una mujer de temple, consciente de su papel al lado de aquel periodista y después escritor, palurdo, mujeriego, bebedor y fumador como todo buen periodista de aquella época.

Fue la mujer que le dijo a MARIO VARGAS LLOSA, una noche de 1976 en el estreno de una película en la Ciudad de México, algo como esto: “Mario, eres un celoso estúpido”.

El autor de “La fiesta del chivo”, recibió con un cobarde descontón de derecha, a su amigo de tantos años García Márquez, que iba llegando a la celebración muy contento y se disponía a meterse en el abrazo que el pensaba que le daría su amiga.

Este le atizó un golpe inopinado en un ojo y lo tumbó.

Segundos antes del golpe, los testigos dijeron haber escuchado a Mario reclamarle a Gabo haberle dicho a su esposa PATRICIA LLOSA, sobre cierta infidelidad del peruano en un viaje por Europa.

De aquel insólito incidente entre dos luminarios de la literatura latinoamericana, los medios y la intelectualidad de México solo recuerdan el puñetazo de Vargas Llosa a García Márquez. Nadie, nunca, ha resaltado la actitud de Mercedes, valiente, brava ante la acción cobarde y bajuna de MVLL.

Mercedes Barcha, era la que se encargaba de que la economía familiar marchara bien. Era el “filtro” de Gabo, la que determinaba quién podía verlo y quién no.

Algunos críticos literarios llegaron a decir que Mercedes manipulaba, en su microcosmos familiar, a su marido. En realidad, la opinión más creíble de quienes conocieron ese mundo escondido del laureado escritor, es que García Márquez se apoyaba en ella para sacudirse a los que no quería ver.

Digamos que era un “comodino” a quien su mujer hasta le celebraba su infidelidad. (La noche del puñetazo de Vargas Llosa, sentado al lado de su atribulado marido en la banqueta, diría, al calor del coraje: “Gabo no pudo haber enamorado a Patricia. A él solo le gustan las mujeres bellas”).

Mujer de macho, hembra de macho, muy a la colombiana, muy a la mexicana.

Pues sí, vivió a la sombra de un gran escritor, de un Premio Nobel de Literatura, pero no fue una mujer oscura, aunque solamente unos cuantos conocieron de la trascendencia que ella tuvo en el autor de El Amor en los tiempos del cólera y El General en su Laberinto.

Se llamaba MERCEDES BARCHA PARDO.

Y era de Barranquilla.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

DÉJEME DECIRLO, CARO LECTOR: este pasado fin de semana, el sub-secretario de Agricultura del Gobierno del estado, Zona Sur, JUAN LEYVA MENDÍVIL fue intervenido quirúrgicamente y, afortunadamente, la operación fue exitosa y el líder natural de Alcano, se encuentra ya recuperándose Quienes conocemos cercanamente a Juan, sabemos que es un hombre discreto en sus cosas personales y de ahí que muy pocos supieron de su intervención en un sanatorio de Ciudad Obregón…

De hecho, yo me enteré a través de la llamada de mi amigo de El Campo 60, SERGE ENRÍQUEZ TOLANO…

Después, RAÚL ACOSTA TAPIA, contactaría a OMAR GUILLÉN PARTIDA, y este confirmó que todo había salido bien…

¡Larga vida para ti, querido Juan!...

MIENTRAS TANTO, LA NOTICIA triste, amarga, dolorosa, fue la del deceso trágico del joven LUIS ALFREDO CARRASCO, hijo del exdiputado local, ALFREDO (Fredy) CARRASCO AGRAMÓN, ejidatario del Valle del Yaqui…

Fue un malhadado accidente en la huerta familiar, donde perdió la vida este joven de 26 años, cuya muerte viene a enlutar, por segunda vez el hogar de los Carrasco, vecinos de Pueblo Yaqui, en el corazón de nuestro amado Valle…

¿Qué se puede decir en estos casos?...

¿Qué palabras debemos utilizar para expresar nuestra solidaridad, nuestro sincero pesar, ante un sufrimiento superior que rebasa todos los rangos del dolor humano?...

Fredy, a quien conozco y aprecio, ya había perdido, también en un accidente, a una de sus hijas, muy joven…

Y ahora Luis, la tragedia más grande que puede sufrir un padre, una madre…

No hay manera de imaginar el tamaño del dolor… No la hay…

¡Descanse en paz el joven Luis y un abrazo cariñoso a su señor padre!...

Y HABLANDO DE OTRAS COSAS, y refiriéndome igualmente al fin de semana anterior, en Navojoa dio nota bonita la CP MARÍA REMEDIOS PULIDO TORRES, cuando salió a repartir agua embotellada a un sector de la Perla del Mayo, que carece de agua potable…

No sé a ciencia cierta si se trata de un caserío, de una colonia o un poblado rural, pero sí sé que es gente que se quedó sin agua y Remedios, con sus propios recursos, adquirió lo necesario para llevar un poco de alivio en la contingencia, a dos mil personas…

Remedios Pulido Torres es presidenta del PRI municipal, regidora de la Comuna y presidenta de los contadores públicos…

En Navojoa, es vox populi que estará en la batalla interna del PRI por la candidatura a la Presidencia Municipal, y muy probablemente YALIA SALIDO y ANA LUISA VALDÉS, en tratándose, claro, por las mujeres, en tanto entre los varones del tricolor navojoense, siguen mencionándose los nombres de ONÉSIMO MARISCALES DELGADILLO, sub-secretario de Educación Media Superior y Superior; del empresario ALEJANDRO GONZÁLEZ y de JORGE MÁRQUEZ…

¿JOSÉ ABRAHAM MENDÍVIL?...

Bueno, “Mister Goliño” es uno de los que no han dicho esta boca es mía en ese sentido, igual que el resto de los exalcaldes…

¿El Pitillo NATANAEL GUERRERO?... Habrá que darle su tiempo…

¡RECÓRCHOLIS! MAGNÍFICA CRÓNICA histórica de BULMARO PACHECO que usted puede leer hoy en este periódico, donde saltan algunas anécdotas verdaderamente interesantes…

Es un trabajo ameno, para que las nuevas generaciones no se aburran, pero también por la utilidad cultural al adentrarse al conocimiento de una época en que la política y los políticos tenían sentido común y si bien es cierto que también cometían sus pecadillos, jamás anteponían sus ambiciones económicas a la preservación del honor y el respeto a las instituciones…

En obvio de que se me acabe el espacio, he aquí un resumen: ¿Por qué no se saludaron Calles y Cárdenas en 1942, en la llamada Reunión de la unidad política, convocada por el presidente MANUEL ÁVILA CAMACHO?...

¿Por qué Miguel Alemán quiso reelegirse pero Cárdenas se opuso?...

¿Por qué RUIZ CORTINEZ denunció la corrupción de Alemán?...

¿Por qué Cárdenas le rechazó la presidencia del PRI a López Mateos?...

Estas y otras incidencias con BPM, hoy lunes…

Es todo.

Le abrazo.

astribuna@gmail.com

Comentarios