Opinión

Carlos Slim, el “salvador” de México (II)

De Primera Mano

por

/x
Francisco Ruiz Quirrín, columnista

Francisco Ruiz Quirrín, columnista

Fueron 1,250 millones de dólares los invertidos por el señor Carlos Slim Helú para asegurar la dotación de millones de dosis de la vacuna elaborada por la Universidad de Oxford (en Inglaterra) en sociedad con los laboratorios Astra-Zéneca, lo que –de resultar exitosa en su tercera fase de pruebas-, llegaría a nuestro país en los próximos seis o siete meses, un menos tiempo que en cualquier otro país del mundo.

Slim Helú se está jugando apenas el 2.5 por ciento de su cuantiosa fortuna en esta apuesta. Si la vacuna resulta un fracaso, dicha cantidad será pérdida, pero si es exitosa, el hombre más rico de México garantizará el abasto para todo el mercado latinoamericano y no solo para su país.

La Fundación Slim aclara que una vez la vacuna a su disposición, sin fines de lucro, la facturará al Gobierno Mexicano, quien la aplicará en forma gratuita a millones de personas.

Pero no solo eso. Desde luego que Slim ganará si la apuesta le sale positiva porque tendrá el remedio contra el COVID- 19 más pronto que otras instituciones, pero a todas las naciones de América Latina a excepción de Brasil.

La jugada del acaudalado señor Slim, corre paralela a la política del presidente López Obrador.

Salva a México y de paso, le ayuda al Gobierno Mexicano a controlar la enfermedad en unos meses que se caracterizarán por las campañas políticas.

La ganancia de AMLO podría entonces verse en las urnas en los comicios de julio del año 2021.

No hay alguien que esté en desacuerdo en la aprobación de la llamada “Ley Olimpia”, cuyo propósito es proteger la intimidad de la mujer y, sobre todo, castigar a quienes, abusando de la confianza de sus amigas, amigos o parejas, se atreven a exhibir a través de las redes sociales, fotografías o videos que exponen al escarnio público a las víctimas… Sin embargo, habrá qué decir con todas sus letras, que los diversos grupos de feministas impuestos a que las cosas deben hacerse conforme a su voluntad, han politizado el tema en Sonora y de ahí la falta de acuerdos en el seno del Congreso del Estado… Se habla mucho de que el debate se ha estacionado en definir lo que debe interpretarse por “violación de la intimidad” y “violación de la intimidad sexual o erótica”… Primero, la impulsora número uno de esta Ley en el país, Olimpia Coral Cruz, estuvo de acuerdo con la redacción contemplada inicialmente y una vez que fue aprobado el dictamen en comisiones, se ha opuesto determinantemente… Inclusive, horas antes de la sesión del pasado viernes en el Congreso, Olimpia y amigas se entrevistaron con la gobernadora del estado a quienes le manifestaron que habría qué abundar en el debate, porque lo que no desean es una “Ley Mordaza”, en vez de privilegiar la protección de la intimidad… Luego, ya en las instalaciones del Congreso, feministas financiadas desde otras partes de la República se hicieron presentes, destrozaron instalaciones y demostraron sus capacidades histriónicas al tratar de victimizarse y asegurar que fueron agredidas, cuando videos mostraron que la activista Frida Gómez, fingió con gritos haber sido golpeada…

En realidad, lo que desean estos grupos es que las letras que contemplen las reformas al Código Penal de Sonora, sean redactadas por ellas… Y nadie más… No pueden decir que en el Congreso del Estado no han abierto los brazos para brindar una buena recepción a esa “Ley Olimpia”… Es el problema de siempre, al politizar los temas.

Ayer se cumplieron cinco meses desde que se estableció la contingencia sanitaria en el Estado de Sonora… Desde luego la pandemia sigue… El animal está presente en todas partes y habrá qué cuidarse… Sin duda, este escenario se vivirá durante todo este atípico 2020… Los gobiernos han hecho lo que han podido… Claro, el Gobierno Federal podía haber hecho mucho más pero habrá qué reconocer que tenemos un presidente de la República que ha sido un pésimo ejemplo a seguir y el vocero de COVID-19 en el país, Hugo López-Gatell, de usar vocablos médicos pasó a los políticos y cayó en errores garrafales… Por eso, una de las principales lecciones de esta pandemia es que nada podrá proteger mejor a la gente que la gente misma… En el país, llegó un momento en que los hospitales se saturaron, pero nunca lo admitieron… En Sonora, el secretario de Salud, Enrique Clausen, sí llegó a admitir que podría haber enfermos de COVID que podrían ingresar a una lista de espera, porque la capacidad de camas y respiradores se había agotado en todos los hospitales… Ojalá y la nueva vida de prevenciones y cuidados sanitarios forme parte de nuestra nueva cultura y supere a los miles de irresponsables que aún subestiman la enfermedad

Comentarios