Opinión

Hablemos de cultura: Como si fuera la primera vez. El sistema escolar mundial da un salto de fe

Nokta

por Erika Tamaura

/x

Erika Tamaura, columnista

Parecen los mismos nervios que tuvimos el primer día que iniciamos a dar clase por primera vez”, mencionó la maestra Blanca Ochoa en la reunión previa a iniciar el primer semestre totalmente virtual en la historia del Instituto Tecnológico de Sonora. “Por primera vez, los maestros primerizos tienen una ventaja: todos los maestros sin importar su experiencia y antigüedad están asustados y tienen preguntas”, dijo Annete Breaux en la charla de bienvenida al nuevo staff que se unía a las filas de Cypress-FairBanks ISD, el tercer distrito educativo más grande del estado de Texas.

Cómo pueden darse cuenta, no importa el lugar geográfico en el que nos encontremos, el sistema educativo está experimentando el mismo fenómeno, los mismos retos y a nivel mundial, estamos respondiendo con una sola voz: resiliencia, flexibilidad y empatía. No importa cuánto tiempo o experiencia tengamos acumulada en el aula de clases, esta vez vamos caminando todos un paso a la vez y con las mismas preguntas, los mismos temores y la misma preocupación. Sin embargo, la forma como los maestros y maestras han respondido a este reto es digno de admirarse y estoy segura que los estudiantes entrarán a esta aventura como solo ellos saben hacerlo la cual nos transformará a todos y quedará registrada para la historia cuando la contemos a nuevas generaciones, la vez sobre como hicimos un plan para no parar y no abandonarnos.

En memoria de quiénes han fallecido en esta pandemia, maestros y maestras, alumnos y alumnas, personal administrativo, auxiliar, de apoyo, todos y todas, damos hoy un salto de fe en medio de este abismo con lo único que nos queda: la esperanza de cuidarnos los unos a los otros mientras seguimos caminando en búsqueda de la promesa que nos brinda la ciencia y el conocimiento.

En este regreso a clases, seamos valientes, flexibles, precavidos, empáticos y entremos juntos a esta nueva era en el mundo educativo, en la cual ya no hay vuelta atrás y reconozcamos que a veces la adversidad abre puertas que no hubiéramos imaginado, llevándonos a horizontes totalmente nuevos. ¿Las posibilidades? Todas.

Y a las personas que han logrado cruzar el puente de la brecha digital en tan poco tiempo con su esfuerzo, voluntad y capacitación: sepan que estamos orgullosos de ustedes. Es hora de que todos tomemos nuestro papel de facilitadores para los otros, para que ellos también puedan cruzar ese puente y dar un salto de fe. Que este regreso a clases nos encuentre dispuestos a seguir adelante. Un abrazo. A darle. Todo el éxito. La meta está enfrente de nuestros ojos

Comentarios