Opinión

Cuando se decide a hacerlo, el estado “captura al más buscado”

De Primera Mano

por

/x
Francisco Ruiz Quirrín, columnista

Francisco Ruiz Quirrín, columnista

EN LA DÉCADA DE los años ochenta, dos de los hombres más buscados por el Gobierno Mexicano eran Arturo ‘El Negro’ Durazo Moreno y el narcotraficante Rafael Caro Quintero.

Apuestas iban y venían respecto a la probabilidad de aprehenderlos en cualquier parte del mundo. La mayoría pensaba que siendo tan poderosos, no se les vería tras las rejas.

No fue así. Ambos fueron detenidos en el extranjero. Costa Rica y Puerto Rico no fueron paraísos para ellos y se toparon con la Ley.

Antes y después de esas capturas, ha habido muchos ejemplos más, lo que nos ha permitido concluir que cuando el estado mexicano así lo quiere, pueden sacar a alguien hasta debajo de las piedras.

El comentario nos pone en el escenario actual. Parecía imposible detener a Emilio Lozoya Austin y ahora, formalmente, -aunque con privilegios que solo la “cuatroté” podría explicar- está siendo vinculado a proceso por delitos ligados a la corrupción.

Y ayer en la madrugada, los espacios periodísticos fueron llenados por la nota sobre la detención de José Antonio Yépez Ortiz, alias ‘El Marro’, líder del Cártel Santa Rosa de Lima y de quien se dice, es uno de los principales causantes de que Guanajuato se haya convertido en la entidad más violenta de México.

Simple y llanamente, el estado se decidió capturarlo y lo hizo.

Lo que sigue ahora es respetar y hacer respetar el estado de derecho y ello corresponde al Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al final del día, sería una total frustración constatar que el juicio que se le sigue a Lozoya quede en un circo, aunque para el presidente lo más importante es el escándalo y no la aplicación de la Ley. Para él, lo mejor sería que surgieron nombres y evidencias de la corrupción de sus antecesores. Es su gran deseo.

Igual en el caso del ‘Marro’. Vergonzoso sería que dentro de unos días recuperara su libertad por violaciones al debido proceso.

¿Existen razones para sospechar de un desaguisado así? Desde luego que sí. La madre de este ‘Marro’, a pesar de contarse con sustento para vincularla a proceso, fue dejada en libertad al igual que dos de sus familiares “por falta de elementos”.

Estaremos muy pendientes del desarrollo de estos casos, porque lamentablemente no se puede hablar de mucha eficacia entre los actuales funcionarios del Gobierno Federal.

EL PRESIDENTE López Obrador estará en Sonora desde este miércoles por la tarde, cuando visite Álamos e inaugure la Presa ‘Pilares’ y, además, se entreviste con los gobernadores de los ocho pueblos yaquis, a quienes les repetirá el rollo de cobijarlos, ayudarlos, apoyarles “ya que han sido explotados, vejados y asesinados” en el pasado, desde el siglo XIX… En realidad, AMLO tratará de imitar al general Lázaro Cárdenas, quien siendo presidente le otorgó derechos para el uso de agua y tierras a la etnia… Porque por lo demás, los yaquis insistirán en que todo aquel o aquello que pase por sus tierras, deberán de dejar un impuesto que beneficie a los suyos… Y si lo consideran conveniente, harán a un lado la Ley para obligar a cumplir sus exigencias… Eso es algo histórico y recurrente.

EN CAJEME, López Obrador presidirá el jueves muy temprano la reunión nacional de seguridad, dejando el templete listo para el lucimiento de Alfonso Durazo como secretario de seguridad y protección ciudadana y precandidato de Morena al Gobierno de Sonora, porque hasta ese día se oirán los cánticos por la captura de ’El Marro’… Pero si en verdad, tanto el presidente como este funcionario desean dejar una instrucción firme para buscar el regreso de la paz y la tranquilidad en Sonora, podrían empezar por reconocer que hasta este momento, sus estrategias han fallado estrepitosamente.

HABRÁ qué reconocer también que, efectivamente, Sonora ha mantenido un crecimiento a pesar de los estragos de la pandemia por coronavirus… No ha crecido como en años anteriores, pero a diferencia de otras entidades cuyo crecimiento es negativo, que el Inegi reconozca que la actividad económica se ha reactivado en la entidad es muy favorable y de ahí el optimismo manifestado por la gobernadora Claudia Pavlovich, quien ayer subrayaba que se están recuperando empleos perdidos y se están generando otros nuevos… No es para menos, los anuncios de Ford, de Constellatios Brands, la llegada de empresas como MD Medical, con 1,600 espacios para nuevos empleos, habla de una dinámica envidiable a pesar de la semiparalización de actividades por la pandemia…

Y FINALMENTE, esta curva del COVID-19 no tiene para cuando descender en Sonora… Lo peor… Rebasamos los más de 500 nuevos casos en solo un día y ello es solo consecuencia de la movilidad y de la frialdad e indiferencia de miles que, sin saber que tienen el virus aunque no tengan síntomas, están contagiando a otros tantos… Si esa actitud no cambia a mayor responsabilidad ciudadana, estaremos en la próxima Navidad, solos… Como nunca antes.

Comentarios