Opinión

En el asunto de los juicios frustrados en el Congreso, los priístas reniegan de sus diputados

Rumbos

por

/x
Mario Rivas, columnista

Mario Rivas, columnista

PUES NO ES POR NADA PERO MIENTRAS que la gobernadora CLAUDIA PAVLOVICH ARELLANO pasó del cuarto lugar al primero de las encuestas de los mandatarios estatales mejor evaluados —con 65%— alcaldes y alcaldesas de Morena en el sur del estado tuvieron que ser “salvados” por sus correligionarios en el Congreso Estatal.

Dos de ellos, MARÍA DEL ROSARIO QUINTERO, de Navojoa, y SERGIO PABLO MARISCAL, de Cajeme. Los dos fueron inmerecidamente rescatados del juicio político.

En este contexto y de cara al Segundo Informe de Gobierno, la opinión pública se ha manifestado a través de las redes sociales. Verbigracia: MARÍA REMEDIOS PULIDO TORRES, activista navojoense, presidenta del PRI municipal, regidora, presidenta del Colegio de Contadores Públicos, entre otras cosas, emite un mensaje digno de comentarse. A saber:

“En Navojoa pasa de todo y no pasa nada. El Instituto Sonorense de Auditoría y Fiscalización (ISAF) reprobó al Ayuntamiento de Navojoa por el pésimo manejo de los recursos públicos en el 2019.

“Los ciudadanos no hacen auditorías a las cuentas públicas, pero hoy los y las navojoenses podemos ver los resultados de este mal manejo de recursos afectando nuestros servicios más esenciales: el agua potable, baches y cráteres en las calles y hasta el colapso de los drenajes.

“Hace 10 años Navojoa era un ejemplo en el manejo de los recursos públicos”.

Verdad de verdades, querida amiga.

Precisamente yo hice referencia en los Rumbos de ayer sobre la desvergüenza de diputados del PRI, del PES, de MC, al votar a favor de que no se procediera con el juicio a Rosario Quintero y a Sergio Pablo Mariscal.

Y no es que uno quiera que estos dos gobernantes municipales sean llevados a la guillotina del linchamiento mediático.

Para nada, caray.

Pero hay cosas que no pueden dejarse pasar. Y hay actitudes públicas, como en el caso de los diputados del Congreso Estatal, que tampoco deben ser solapadas por la benevolencia ciudadana.

Yo coincido con quienes, desde sus respectivas trincheras, se han inconformado por la conducta sospechosa mostrada por el PRI, en forma muy particular.

Se oyen rumores. Y muy feos.

Y si alguno de estos rumores tuviese sustento, entonces sería como darle sentido a ciertas versiones. Por ejemplo, porque parecería que ERNESTO DE LUCAS está paralizado. Y por qué hay un silencio extraño en torno al ‘Borrego’ ERNESTO GÁNDARA, el más aventajado de los priístas que aspiran a la Gubernatura de Sonora.

Ciertamente, el PRI en Sonora se encuentra en una situación bastante ventajosa. Y le diré por qué: tiene un buen candidato en Gándara y esto es algo que está fuera de toda duda. Está por debajo del morenista ALFONSO DURAZO MONTAÑO, pero dentro del rango de la competitividad.

Por otra parte, existe la opción de la alianza, si es que las circunstancias lo requieren.

La alianza, como estrategia, sería bastante prometedora. Incluso, hasta el todavía independiente RICARDO BOURS CASTELO, podría estar en un eventual acuerdo entre partidos. Claro: es casi seguro que irá con Movimiento Ciudadano y en esta tesitura, todos sabemos que DANTE DELGADO ha sido persistente con la idea de ir solo.

Como sea, esto de la alianza es un tema para analizarse a profundidad. Lo que está en juego en Sonora va mucho más allá de la gubernatura.

Ahora bien: que Morena en el Congreso del Estado haya cooptado a MC, al PES, al PT y al PRI, da en qué pensar.

¿Cómo es posible que dos gobernantes municipales tan señalados como Mariscal, en Cajeme, y Quintero en Navojoa, hayan sido valorados positivamente? ¡Con un demonio, los indultaron!

Muy acertadamente, TRIBUNA DEL YAQUI, en su titular de primera plana de ayer, destaca: “Más de lo mismo, nada qué informar”.

Pues sí: infraestructura hecha pedazos, calles permanentemente en pésimo estado (y las de sectores populosos, a esas ni siquiera una manita de gato les dan); peor, aún: una generación de cajemenses muere día a día, desangrándose en las calles como consecuencias de un crimen organizado que domina la región y ejerce la verdadera autoridad, la que debería de ostentar Mariscal Alvarado.

De verdad, caro lector, es triste ver a un alcalde como Sergio Pablo Mariscal tan vilipendiado por una opinión pública que le ha perdido el respeto.

Hace unos días vi y escuché en un video a ÁNGEL VERDUGO, un intelectual extraordinariamente talentoso en el análisis, oriundo de San José de Bácum, pero tengo entendido que avecindado en alguna ciudad del sur del país.

Se refirió en términos contundentes, al alcalde de Cajeme. Su crítica no pudo ser más devastadora. Y terminó con este mensaje a los votantes del 2018: “Ustedes votaron por él, ahora no se quejen”.

Esto no tiene vuelta de hoja.

Voy a decir algo para cuya publicación esta vez no solicité anuencia de quien me envió el mensaje: yo me referí ayer a los partidos que le hicieron el caldo gordo a Morena en el Congreso del estado. E incluí entre ellos al PAN. Y recibí, pues, el mensaje del exalcalde de Cajeme, FAUSTINO FÉLIX CHÁVEZ.

Textual: “Y sin embargo, en la votación se salva el PAN. Entonces las bisagras legislativas lo constituyen MC, PT, PES y PRI. Las cosas como son”, remata, con un machetazo a caballo de espadas.

¿Su nombre? Se lo debo para después.

Como verá usted, REMEDIOS PULIDO TORRES no está sola en su desencanto ante el caso en que se debate su municipio. Es una mal de muchos. De los cajemenses. De los guaymenses. De los bacumenses. En incluso, de los hermosillenses.

Habrá que preguntarle a Reme qué haría ella por su ciudad y su zona rural, en caso de que el destino político la situara en la Presidencia Municipal de su tierra. Habrá que preguntarle.

En fin. DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

DÉJEME DECIRLO: QUIENES HAN SEGUIDO mi camino periodístico a través de varias décadas, no me dejarán mentir: he sido, desde siempre, hombre de lealtades, no por conveniencia sino por convicción…

Soy amigo de mis amigos, y lo soy para siempre. Allá, a las tantas, he dejado ir alguna amistad por motivos que me han rebasado. Sí, los he dejado ir y mucho me ha dolido…

Pero he conservado a la mayoría que a decir verdad, no son tantos…

Dicho lo anterior, voy a referirme a un ser humano bueno, de gran corazón, a quien lamentablemente, debo aludir en su faceta de político. Hablo de CARLOS ERNESTO ZATARÁIN GONZÁLEZ, a quien sus amigos le decimos “El Bebo”…

Las cosas, en efecto, como son: no me gustó que, desde la Ciudad de México, haya enviado un mensaje a quienes le han dado su voto en elecciones pasadas…

En esa vez, les pide que desde Sonora le apoyen para buscar una posición política de elección popular. Lo hizo de una manera que no va con su categoría política. Él, que ha sido alcalde de Guaymas, diputado local, diputado federal, director general de Concertación Social en Sedatu, entre otros puestos de menor importancia…

En el fondo, creo comprender lo que le sucedió en esa ocasión. Pienso que fue un grito de auxilio a sus amigos, en momentos en que la distancia entre él y sus afectos parecía extenderse hacia el infinito…

A todos, en algún momento, nos ha pasado…

‘El Bebo’ sabe que la política es de tiempos, de conyunturas, y que no hay bonos imperecederos…

A veces se está arriba y a veces, abajo…

Es la ley de la naturaleza…

¡Larga vida para ti, querido amigo!...

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios