Opinión

Una “arrogancia” previamente acordada

De Primera Mano

por Francisco Ruiz Quirrín

/x
Francisco Ruiz Quirrín, columnista

Francisco Ruiz Quirrín, columnista

En su mensaje con motivo de la entrega de su Segundo Informe de Gobierno, el presidente López Obrador se refirió a la libertad de que gozan ahora los altos funcionarios, en referencia a la ausencia que registraron a pesar de haber sido invitados al patio central de Palacio Nacional, el fiscal general de la República y el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. “No pudieron asistir. Ambos tienen la arrogancia de sentirse libres”, subrayó el presidente.

Es una jugada, calificada en el argot político, “de primaria”. Tanto Alejandro Gertz Manero como Arturo Saldívar, titulares de la FGR y de la SCJN, son figuras constitucionalmente autónomas del Gobierno Federal.

Apenas ayer se hizo oficial la salida del titular de la Semarnat, Víctor Manuel Toledo, a consecuencia del audio difundido en el que criticaba fuertemente la llamada “cuarta transformación”, de la que dijo que estaba llena de contradicciones y por lo tanto “no debía idealizarse”.

Este día primero de septiembre y durante el mensaje presidencial por el Segundo Informe de Gobierno, era el momento ideal para que AMLO dejara constancia de “la libertad de pensamiento” de los hombres del Gobierno en este momento.

De ahí la ausencia de ambos representantes de organismos autónomos del Gobierno y la espléndida oportunidad presidencial de subrayar que “ambos tienen la arrogancia de sentirse libres”. La realidad, por las evidencias establecidas en los hechos, es que esa expresión del presidente es una falacia.

Quien ha criticado su Gobierno, desde dentro del gabinete, ha quedado fuera. Ejemplos hay varios.

Empezaríamos por Carlos Urzúa, quien “renunció” a la Secretaría de Hacienda y terminaríamos con Toledo, el más reciente.

El secretario de Salud del Gobierno de Sonora, es uno de los primeros miembros del gabinete de la gobernadora Claudia Pavlovich, en sufrir las consecuencias de un afán inicial de “alguien” por ir armando una campaña de desprestigio contra este Gobierno Estatal, con miras a los comicios del 2021… En las últimas horas las redes sociales inundaron fotografías de la llamada “casa del cielo” en San Carlos, Nuevo Guaymas y le pusieron dueño: Enrique Clausen… El inmueble es realmente una mansión y los corredores de bienes raíces se pelean por su venta al ofrecerla en cantidades estratosféricas… El propietario es un extranjero y lo confirman con recibos de consumo de agua y otras obligaciones… Desde luego, las redes sociales fueron inundadas también con notas aclaratorias que acreditaron las “fake news” para perjudicar al funcionario estatal y, de paso, acreditarle una buena labor como responsable de la atención a la pandemia del COVID-19 en la entidad… Ese “afán” de una campaña de desprestigio, basado en presuntos actos de corrupción con gente cercana a la gobernadora, continuará.

La presencia de Morena más importante en Sonora está en el sur de la entidad… Las movilizaciones en áreas populares e inclusive rurales de los municipios “abajo” de Hermosillo resaltan, sobre todo en brigadas de entrega de apoyos a adultos mayores y “ninis”… Estas acciones comienzan a tener buenos resultados para sus promotores en municipios como Cajeme y Navojoa, a pesar del enorme desprestigio de los presidentes municipales morenistas, Sergio Pablo Mariscal y Rosario Quintero… Por ello, Adolfo Salazar, el virtual dirigente de Morena en la entidad ya está siendo criticado por sus mismos correligionarios que no lo ven con agrado al frente del partido que llevó a la Presidencia al “Peje”… Aseguran que Adolfo no está escuchando a la militancia y que ello limita su propósito de representar una importante “avanzada” de las inminentes campañas políticas del año venidero donde se llevará como abanderado a la gubernatura a Alfonso Durazo Montaño.

Qué curioso… Las primeras críticas en contra del mensaje del presidente ayer martes, surgieron de los líderes del Partido Acción Nacional en el país y en los estados… En el caso del PRI, caso contrario, “se le quemaban las habas” a Alejandro ‘Alito’ Moreno, presidente del comité ejecutivo nacional de ese instituto político, por hacer declaraciones pero a favor de López Obrador… No en contra… Y es que al parecer ya llegó la época de los acuerdos con Morena, en base al origen del ADN de ambos grupos… El origen, pues, es el mismo.

Comentarios