Opinión

La arrogancia, le permite a AMLO ser “libre pensador”

De Primera Mano

por

/x
Francisco Ruiz Quirrín, columnista

Francisco Ruiz Quirrín, columnista

NO HA PODIDO el presidente vencer sus fantasmas del pasado. Tiene aún clavada entre pecho y espalda la espada del agravio que le provoca la enfermiza ansiedad de la venganza. Persiste como quiste en su cerebro, el haber sido víctima del fraude electoral en 2006.

Busca el placer de golpear a Carlos Salinas, a Vicente Fox, a Peña Nieto. De ahí su odio y deseo de ver en el suelo, humillado y derrotado, a Felipe Calderón Hinojosa. De ahí su mensaje sabatino cargado de sarcasmo e ironía, tras conocerse la noticia de que el Instituto Nacional Electoral (“su” odiado INE) le había negado el registro como partido político a “México Libre”, impulsado por la exprimera dama, Margarita Zavala y su esposo.

Ya está en palacio nacional. Ya alcanzó la victoria y de forma muy contundente en el 2018, pero para AMLO una prioridad es satisfacer su necesidad de “castigar” a quienes consideraba “mafia del poder” en el camino que construyó rumbo al poder.

Y está plenamente consciente de que ese castigo difícilmente lo conseguirá basado en la Ley, por lo que se daría por satisfecho con la condena pública, resultado de una exhibición por los actos de corrupción cometidos en el pasado. El presidente, es lo suficientemente arrogante como para sentirse en la entera libertad de ser libre para decir lo que le plazca porque como lo ha reiterado, “su pecho no es bodega”, aunque en ello se lleve por delante el cumplimiento a la Constitución que juró cumplir y hacer cumplir, así como las leyes que de ella emanen. Al burlarse de Calderón, quien sufre una derrota en el INE, quizá el presidente “escupe hacia arriba”, porque, la ley no escrita de la historia establece que “los verdugos de hoy serán las reses del mañana”. Pero más allá del sarcasmo y la autosuficiencia que desprende el arrogante, quizá a estas alturas alguien ya le dijo a López Obrador que lo que sí logró es hacer mártir a Calderón y reforzar de manera muy importante a la oposición institucionalizada en los partidos.

LA PELEA por la dirigencia nacional del partido que tiene en su poder la Presidencia de la República, se ha vuelto tumultuosa. Sin embargo, los padrinos de los poderosos que rodean al “Tlatoani” abrazan a su aspirante más conveniente… Mario Delgado, dispuesto a dejar la coordinación de la bancada de Morena en la Cámara de los Diputados para buscar la presidencia de ese partido, presumió haberse entrevistado con el Presidente y “haber recibido ánimos” para alcanzar su propósito… Más allá de esa presunción, se sabe, sería el “gallo” de Marcelo Ebrard, el secretario quizá con mayor poder al interior del gabinete… Citlali Hernández, asegura, cuenta con el total respaldo de su guía y amigo, Martí Batres… Ayer trascendió que insistirá en la búsqueda de ese liderazgo Alejandro Rojas Díaz Durón, senador suplente de Pedro Haces y abierto adversario de Yeivkol Polenvski, quien a su vez no quita el dedo del renglón de continuar manejando a un importante grupo de “morenistas”… El diputado Javier Hidalgo, levantó también la mano bajo el argumento de buscar un solo partido, “el partido de López Obrador” y hacer a un lado la posibilidad de que se aglutinen militantes alrededor de alguno de los aspirantes... Y no son los únicos… Las tribus se irán conformando cada día más y con mayor fuerza… Quizá ya se están convenciendo de que lo que verdaderamente importante al presidente, no es más que el presidente mismo… Un “caballo negro” en esta elección interna puede ser Gibrán Ramírez, por la simple razón de que ha trascendido que su “padrino” sería Gonzalo López Beltrán, el más político de los hijos de AMLO… Ya veremos.

MONSEÑOR, Sigifredo Noriega Barceló, obispo de Zacatecas y originario de Granados, Sonora, dio positivo a COVID-19, estableciéndose como el primer prelado de la jerarquía católica, portador de esta enfermedad… En una carta donde confirma los resultados de sus análisis, Noriega Barceló, estableció que no quiere ser “una simple víctima, sino una ofrenda de amor en bien de todos ustedes”.

EL EXPRESIDENTE municipal de Navojoa, Alberto Natanael Guerrero, fue agredido a golpes por individuos que prácticamente le “cazaron” a unos cuantos metros de Palacio Municipal y de las oficinas del diario “La Verdad”, un medio de comunicación que “a sotto voce”, se asegura es propiedad de Guerrero… Este medio de comunicación ha sido un consistente crítico de la actual alcaldesa navojoense, Rosario Quintero, lo que hace presumir como primera sospechosa de esta agresión a la munícipe… Guerrero recibió varios golpes en el rostro… Afortunadamente nada que ponga en peligro su vida, pero la Fiscalía General de Justicia deberá ser tan eficaz como lo ha sido en otros casos para evitar dejar un mal precedente y los hechos queden impunes.

Comentarios