Opinión

Obregón: una ciudad que se ahoga en un hoyo de aguas negras. De calles hechas pedazos y sin alcalde

Rumbos

por Mario Rivas

/x
Mario Rivas, columnista

Mario Rivas, columnista Mario Rivas, columnista

UN AMIGO MÍO QUE NADA TIENE QUE ver con la política, me decía ayer notoriamente indignado, que los ciudadanos de Cajeme que van a votar en las próximas elecciones le darán su merecido al alcalde SERGIO PABLO MARISCAL ALVARADO.

--¿Y cómo crees qué va a suceder esto?— le pregunté, seguro de la respuesta que me daría.

--Con los votos en contra. Como sucede en cualquier democracia.

--Pero es que nuestra democracia no está en condiciones de salvarnos de muchas cosas que nos acechan a los ciudadanos.

–-¡No, no! ¡Tienen, tenemos que estar unidos para no permitir que pueda ocurrir semejante barbaridad!

--Por desgracia, cosas peores han sucedido gracias a muchos ciudadanos que se dejaron llevar por su simpatía, y no por una convicción bien razonada.

--Pues yo confío en que esos ciudadanos que votaron por Morena deben estar muy arrepentidos de lo que hicieron.

--No estés tan seguro. Las encuestas son aterradoramente insistentes en los resultados que favorecen a López Obrador y el propio Morena. Los que dan su apoyo a AMLO y su partido, no son los ciudadanos que se quedaron sin empleo, no son los decepcionados arrepentidos de haberle dado su voto. Son los que están felices de recibir sin trabajar su pensión mensual o bimensual, los que no trabajan ni estudian, los adultos mayores que ahora les dan dinero contante y sonante para sus gastos cotidianos sin darle cuentas a nadie. Esos están en un mundo de ensueño. Para ellos, este Gobierno es de jauja, y es de ellos, no de los que trabajan, es de ellos, solo para ellos.

Todo esto le dije a mi amigo, cuyo coraje entiendo pues a veinte metros de su casa tiene una laguna de aguas negras que lleva meses sin ser solucionada. “La dejaron aparentemente bien hace un par de meses y estábamos muy contentos. Pero ya volvieron a aflorar, a desparramar sus fétidos olores”, me cuenta, con mal contenida rabia.

Le pregunté:

--¿Qué es lo que más te indigna del alcalde Mariscal?

--Su cinismo. Su incapacidad para reconocer que no está hecho, nunca lo estuvo, para asumir un cargo con tantas responsabilidades como el de presidente municipal.

--¿Por qué dices “cinismo”?

--Porque cinismo es que llama a la prensa para decir que va a buscar la reelección. Porque cinismo es que su esposa, que ha sido muda testigo de todas las barbaridades de su esposo, declare que quiere ser alcaldesa. Me cuesta trabajo entender lo que está pasando en Cajeme.

--Son los defectos de la democracia. Sus reglas no impiden que esto suceda supuestamente porque la decisión de que alguien llegue al poder la toma la ciudadanía mediante sus votos.

--¡Esas son puras patrañas! Cualquier vivales se aprovecha de esos recovecos para usurpar un cargo público y hacerse de mulas Pedro.

--¿Qué quieres decir?

--No quiero decir nada. Lo que explico es lo que se rumora. Gente mejor enterada que yo, dice cosas.

--¿Qué cosas?

--Cosas. Rumores que alguien con autoridad debería de indagar. Y luego está la violencia y tantos muertos a los que no se les hace justicia y este alcalde ni siquiera para taparle el ojo al macho sale a decirnos algo a los ciudadanos. Sí, tengo coraje porque creo que con esas obritas de adorno que está haciendo a la entrada norte de Obregón y en la cascada que hizo Félix Holguín, va a hacer que se nos olvide el mugrero que tiene en toda la ciudad, con pavimento que dejó de existir hace tiempo, con baches hasta decir basta, con drenaje colapsado y falta de vigilancia en todas las colonias. ¡Y quiere seguir en la Presidencia!

¡Eso es cinismo!

No lo pude convencer de mi punto de vista. De que si bien muchos somos los que deseamos un Gobierno distinto no se van a cambiar las cosas si los ciudadanos con capacidad de raciocinio, no se unen y realizan una labor de convocatoria para atraer a los indecisos, a los desidiosos.

Voy a confesarle algo muy personal, caro amigo: yo no hubiese sido un crítico exaltado sobre la actuación de Mariscal, de no haberse dado esa insólita declaración anunciando que va por la reelección.

Esto, por Dios, me sacó de quicio. Y por lo visto, muchísimos cajemenses piensan lo mismo, sienten lo mismo, se enojan lo mismo.

Tal es la cuestión.

¿Votarían los cajemenses por la reelección de Mariscal? La duda es lo que me mata.

Me cae que sí.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

DÉJEME CONTARLE: AYER ME VISITÓ en mi refugio de trabajo mi amigo EZEQUIEL GUTIÉRREZ… No me encontraba en esos momentos y mi hija AMARANTA le atendió. Resulta que vino a hacerme una observación que mucho le agradezco a mí apreciado Chel: los hermanos de la mamá de la precandidata de Morena al Gobierno de Baja California, no se apellidan “Olmeda” sino Olmeida, pero este es solo el segundo apellido. Se infiere que los hermanos BENITO y JUAN, se apellidan GARCÍA OLMEIDA, igual que doña MARINA DEL PILAR, la progenitora de la todavía alcaldesa de Mexicali…

EZEQUIEL GUTIÉRREZ, es de Plano Oriente, en Ciudad Obregón, y su familia es ampliamente conocida en toda la colonia, de donde son originarios varios cajemenses que lograron alcanzar renombre en distintas actividades…

A saber: de Plano Oriente (hoy Benito Juárez), es el padre RENÉ ESQUER, un presbítero de grandes ligas; es también de ese añoso lugar, su hermano ALEJANDRO ESQUER VERDUGO, poderoso secretario particular del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR… De hecho, lo ha sido desde que fue jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal…

De Plano Oriente, es el exsenador GILBERTO GUTIÉRREZ QUIROZ y su primogénito GILBERTO GUTIÉRREZ SÁNCHEZ…

Igualmente de Plano Oriente, fueron el legendario cetemista FRANCISCO VILLANUEVA CASTELO, ‘El Palillo’, y su vástago del mismo nombre, que también fue alcalde de Cajeme y diputado local…

De Plano Oriente fue —usted se acordará— RAMIRO VALDEZ FONTES, líder de la CTM, diputado federal, senador, antes, líder del PRI municipal de Cajeme…

En su libro gráfico “momentos”, de DAVID MUNGUÍA, excelente trabajo historiográfico de Cajeme, el autor se enfoca en algún momento en trazos sobre el origen de Ciudad Obregón, y TvAzteca del Sur de Sonora, realizó una evocadora crónica exclusivamente de Plano Oriente, de sus casas más antiguas que aún están en pie; de una tiendita de abarrotes que ha traspasado el tiempo y ha sobrevivido, amén de la entrevista que le hacen a una señora que dice ser hija del general FRANCISCO FLORES SERRANO (o al revés), oriundo de Batacosa, de donde emigró a la naciente población de Cajeme y aquí echó raíces…

Como verá usted, Plano Oriente, en Obregón, es algo más que un barrio al otro lado de “las vías del tren”, como solíamos llamarle en mi niñez…

O peor tantito, como se referían a Plano Oriente muchas señoras amas de casa, jóvenes y no tan jóvenes, pero todas casadas, cuando sus maridos no llegaban a dormir a casa…

Usted me entiende…

Y HABLANDO DE OTRAS COSAS, tal vez usted se acuerda del comentario que aquí compartí con la ilustre lectoría, sobre la comida en el restaurante “El Calafate” de Los Lagos, en Hermosillo, a la que asistieron los liderazgos nacionales del Partido Encuentro Solidario, así como VICENTE TERÁN, su hija, la diputada federal IRMA TERÁN VILLALOBOS, su marido JORGE ARGÜELLES y bueno, el punto es que toda esta camada de políticos sin identidad ideológica, llegó al lugar siguiendo fielmente la moda sexenal de no usar cubrebocas en plena pandemia…

Otra comida relevante, pero esta si muy auténtica, fue la que se sirvió en casa del matrimonio integrado por BULMARO PACHECO y MELLY DE PACHECO: allí estuvieron y disfrutaron —como lo dije ayer— de un exquisito cocido con arroz y tuétano, con tortillas blancas, esponjaditas, de esas que duran mucho blanditas y no faltaría el pan de vapor de la famosa panadería de ROBERTO ANAYA JOCOBI, también de Huatabampo, elotes de la siembra del PAYO CORONEL y panelas de Jerocoa, Álamos, la tierra de origen de mi inolvidable cuñada, que en paz descanse, MARÍA, esposa de mi hermano LIBRADO…

Ayer omití por un error técnico, que en la comida también estuvo el empresario RODOLFO URBALEJO GÓMEZ, que durante varios años radicó en Cajeme y hoy felizmente avecindado en la capital del Estado…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios