Opinión

Donald Trump y López Obrador: actúan igual, se equivocan igual, si pierden la elección, acusan fraude electoral

Rumbos
viernes, 22 de enero de 2021 · 05:46

EL PASADO MIÉRCOLES MURIÓ un antiguo líder cenecista de los llamados “de la vieja guardia”. Se llamaba PEDRO HULL SIARUQUI. Era huatabampense. Se lo llevó el COVID-19.

Fue dirigente de la CNC en Huatabampo, en los mejores tiempos de esa central campesina. Eran los años de 1989 a 1991. Terminaba el sexenio de RODOLFO FÉLIX VALDÉS. En el horizonte, se perfilaba la figura de MANLIO FABIO BELTRONES.

JULIÁN LUZANILLA CONTRERAS dirigía la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos (CNC) por primera vez.

No tuve la oportunidad de conocerlo a fondo. Si no recuerdo mal, solo nos vimos unas cinco veces en eventos cenecistas. Ya estaba yo en TRIBUNA desde octubre de 1987. No me encanchaba aún. De hecho, yo conocí a Luzanilla allá por 1991 o 92, gracias a mi compadre (que lo es también de Julián) JOSÉ LUIS HERNÁNDEZ PINEDA alcalde de Bácum.

Pedro Hull era un cenecista de pura cepa. Era un hombre bueno. No se molestaba por las bromas de sus compañeros. En ese periodo, CHALITO MATUZ SÁNCHEZ era líder de la CNC en Etchojoa y GILBERTO SILVA VALDEZ, lo era en Navojoa.

Me dicen que Gilberto aún vive y en buena hora. Por su estatura, sus amigos le decían — entre otros apodos— ‘El Niñote’, pero él aguantaba la broma, en un periodo estatal en el que su líder máximo, Julián, era campeón en esto de las bromas.

Pedro Hull era muy bajito de estatura. De ahí que la raza cenecista le puso el remoquete de “El Moloquito”, en alusión de que era homólogo de Gilberto Silva, que, según los decires mide casi dos metros.

Para este columnista que conoce la entraña de la CNC y sus personajes más notables, puedo imaginarme el espíritu festivo que prevalecía en la CNC de esos tiempos.

Basta recordar a mi amigo RUBÉN DUARTE CORRAL, ‘El Patón’, de Huatabampo, cuya estatura seguramente rivalizaba con la de Gilberto Silva.

Rubén ya se nos adelantó. Su muerte fue muy lenta, tras de haber sido brutalmente golpeado durante un asalto en la Ciudad de México.

Decía de Pedro Hull. No he conocido a nadie que lo haya tratado de cerca, que tuviese experiencias negativas sobre él. Era respetado y querido por quienes fueron sus compañeros y amigos.

Lo más lamentable y doloroso, que en la muerte por COVID no hay lugar para la despedida postrera, se muere y se crema. No queda ni el consuelo de velar el cuerpo del amigo que se va.

Es lo más cruel de la pandemia.

Ayer platiqué sobre Pedro Hull y su deceso, con JULIÁN LUZANILLA, quien me dijo que se había comunicado con la familia. Y lo hice también con CHALITO MATUZ, que fue su amigo. Y con mi compadre JOSÉ LUIS HERNÁNDEZ PINEDA .

A lo largo de estos diez meses, he escuchado diversas expresiones alusivas a los afectos perniciosos que a la gente le ha ocasionado el cambio en el estilo de vida.

Ayer precisamente, conversando con el doctor ALEJANDRO VILLEGAS ORRANTIA, me expresaba cómo ha cambiado la pandemia su forma de vivir.

Y la de su familia.

“Igual que a todos, amigo”, le dije.

Particularmente, a mí me ha afectado sobremanera por diversas razones. Mis amigos verdaderos, saben cuán importante es para mí la convivencia con mis cuates. Los entrañables. Los de adeveras.

Y me duele no poder frecuentarlos, no poder asistir a un café a platicar largamente con ellos como siempre fue mi costumbre.

Y luego, están “mis” muertos. Los que se han ido por culpa del COVID. Y las defunciones en la familia.

No puedo disimular cuánto me dolió la muerte de JUAN PEDRO ROBLES. Era previsible que el COVID no lo dejaría vivir. Un día las redes sociales me avisaron de su fallecimiento.

Con él pasé por las buenas y las malas.

Y esto va para largo. En este lóbrego contexto existencial, hay compromisos que uno tiene que cumplir. Cuidar lo que se tenga qué cuidar y despedirse en silencio de los que se van primero.

Pedro Hull, “Homologuito”, ¡Dios te bendiga allá donde sea que estés!

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

¡Y AGÁRRATE, GENOVEVA, QUÉ VAMOS A GALOPAR! VAN APROXIMÁNDOSE las fechas claves, las referenciales…

Como ya es del dominio público, el sábado ‘El Borrego’ ERNESTO GÁNDARA, formalizará su precandidatura al Gobierno de Sonora…

Por motivos sanitarios solo asistirán tal vez 100 personas y el resto de la audiencia será virtual…

Ni modo, nos ha tocado vivir así quién sabe por cuánto tiempo más…

La verdad sea dicha, estos referenciales son de mero trámite pues a nadie se le puede escapar que los tres candidatos ya quedaron más que planchados…

Son RICARDO BOURS CASTELO, ERNESTO GÁNDARA CAMOU y ALFONSO DURAZO MONTAÑO…

No hay más…

Tengo, para mí, que la atención del respetable está enfocada en los distritos locales y en las alcaldías…

Mire usted: en Morena los altos mandos les “sugirieron” a los suspirantes a la Municipal de Cajeme, se registraran prioritariamente para diputado federal…

Por eso JAVIER LAMARQUE CANO, se retiró de su aspiración de volver a la Presidencia Municipal y se registró para reelegirse en el Distrito VI…

También hizo lo propio ANDRÉS SALAS SÁNCHEZ, que tras renunciar a la Dirección General de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, se registró para diputado federal si bien no quita el dedo del renglón por la Municipal de su municipio…

De hecho, ayer subió un video en el que, mirando a la cámara señala las ruinas de una propiedad en pleno Centro de Ciudad Obregón…

Hasta agarró viada y por poco suelta nombres sobre posibles culpables…

¡Ah, la cálida política!...

¡AH, QUÉ LAS HILACHAS! Resulta, caro lector, que a algunos analistas políticos de la Ciudad de México, ya les cayó el veinte de las similitudes entre AMLO y LUIS ECHEVERRÍA ÁLVAREZ…

Y qué bueno que sea así…

Ciertamente, en torno al populismo no se puede hablar exclusivamente de la izquierda o de la derecha…

El populismo no tiene nada qué ver con las ideologías…

Es una tendencia, un modo de hacer las cosas y es igualmente pernicioso si el gobernante es de derecha o de izquierda…

Ahora mismo lo estamos viendo en América. En Venezuela es muy difícil catalogar a NICOLÁS MADURO como un socialista pues más que ideológico, su Gobierno tiende a la dictadura: Claro que su bandera es el socialismo, aunque esta doctrina prácticamente ya dejó de existir…

El presidente de Brasil es un gobernante de derecha absolutamente…

DONALD TRUMP, también es de derecha y en México, el presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, no puede decirse que sea la izquierda…

Los cuatro son populistas, reaccionan igual, actúan igual y son terriblemente empecinados en llevar a cabo lo que en México muchos llaman “ocurrencias”…

Veamos esto: en sus últimos días como presidente, Trump reaccionó exactamente como en distintas ocasiones ha reaccionado AMLO…

Y lo han hecho a pesar de que se van a echar a medio país encima…

Pues sí: actúan igual pero no son iguales…

AMLO regala el dinero de las arcas a los adultos mayores, a estudiantes, a ninis, a discapacitados y a otros…

No le importa que para llevar a cabo este programa tenga que quitarle al presupuesto una buena tajada…

Trump, a diferencia de AMLO, apoya a los empresarios para que la economía no se venga abajo. Sin embargo, pragmático que es, regala miles de millones de dólares a los de clase media baja cuando el coronavirus empezó a matar a cientos de miles de ciudadanos…

No son iguales, pero actúan iguales…

Es probable que lo que hay en el fondo de esta extraña relación de amistad, no lo sepamos en el corto plazo…

Pero se sabrá algún día…

Júrelo usted…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios

Otras Noticias