Opinión

La impunidad en la vida de Larry King e impunidad criminal de quienes operan sin reglas las redes sociales

Rumbos
jueves, 28 de enero de 2021 · 08:22

L ARRY KING SE RETIRÓ A TIEMPO. Igual que en México JACOBO ZABLUDOVSKY, él pudo transitar en medio de aguas turbulentas durante su reinado en el periodismo de televisión en Estados Unidos. Hizo y deshizo. Fue acusado y en alguna ocasión, arrestado. Pero siempre supo cómo salir airoso. Su fama e influencias no eran obstaculizadas por las redes sociales en los años de su frívola conducta que lo llevó a casarse 7 veces con 6 mujeres distintas. Fue el rey durante 25 años. Y pocos dirán que no recuerdan su programa “Larry King live” (Larry King en vivo), que sentó precedentes y puso el ejemplo de un estilo agresivo que muchos han seguido. ¿Por qué digo que hizo bien en retirarse este extraordinario periodista que no cursó ninguna carrera profesional para alcanzar las mayores alturas del periodismo? Bueno, porque hoy no hubiese sobrevivido a la implacable fuerza depredadora de las redes sociales. Hablemos claro, caro amigo. Las redes sociales no son benditas ni son malditas. Es un descubrimiento que aporta a la tecnología lo más asombroso que ha ocurrido en la historia de la humanidad para ser utilizada por el ser humano. Y más específicamente, para las generaciones del Siglo XXI. El problema fue que nadie se esforzó por descubrir la fórmula para regular su utilización que hoy es indiscriminada a la que cualquiera puede acceder para causarle daño a terceros impunemente. Cuando el presidente AMLO era candidato en 2018, las redes fueron una herramienta muy eficaz para lograr el fenómeno que todos atestiguamos. Sus mañaneras empezaron a hacer famosa la frase de las “redes sociales benditas”. Estaba equivocado, como se ha equivocado en tantas otras cosas. No eran benditas esas redes que lo ayudaron a arrasar. Eran malditas en ese tiempo para millones de mexicanos que no votaron por AMLO. No pasaría mucho tiempo para que AMLO se diera cuenta de que las redes también pueden ser malditas. Según sea el caso. Esto seguramente lo tiene muy claro el presidente AMLO. Lo digo porque ayer me tocó en suerte ver un video autodefinido como programa de televisión, conducido por un individuo de apellido QUINTANA. No había visto ese “programa” y a fe mía que no me quedaron ganas de volverlo a ver. Pasó al aire un video tomado en algún restaurante, donde aparentemente están sentados el presidente AMLO y una bella diputada por Nayarit llamada GERALDINE PONCE. Yo ya había visto a esta chica junto con otras dos, de igual belleza, posando con el presidente en lugares públicos. Nada para pensar en cosas retorcidas. Fans de un presidente carismático a quien se le da este tipo de cosas. Es su estilo, es el estilo de un político populista. Pero las redes sociales en manos de gente perversa, pueden trastocarlo todo. Por lo pronto, en la tele ya se está hablando que el senador RICARDO MONREAL está planeando regular el manejo de Twitter, Facebook y otros. Pero esta propuesta dudo mucho que pueda prosperar. Se tiene que encontrar la forma de castigar a este tipo de criminales sin caer en la supresión de la libertad de expresión. Este tipo, Quintana, ofendió a una mujer sin que pueda esgrimir ninguna suerte de argumento que lo justifique. La esposa del presidente es eso, la compañera de vida del hombre que, circunstancialmente, encabeza la conducción de los destinos de los mexicanos. Para bien o para mal. Hace 25 años, hace treinta años, hace varias décadas, esto simplemente no hubiese ocurrido. LARRY KING violentó todos los cánones que rigen la vida privada de las celebridades. Y nunca pasó nada. Él tenía su propia vida privada, sus matrimonios en quiebra, sus enfermedades crónico-degenerativas que nunca dejaron de molestarlo, fue fumador empedernido (se fumaba tres cajas de cigarrillos al día) y pocos sabían que vivió décadas con cardiopatía. No había redes sociales. No había nadie con un celular en el bolsillo de la chamarra o del pantalón que lo hubiese videograbado para subirlo a las redes y hacerlo que se tomara una sopa de su propio chocolate. Ahora nada se queda en la obscuridad. Y es aquí, señor mío, donde la puerca tuerce el rabo. Usted me entiende. ¿Cuál es la encrucijada en que se encuentran los gobernantes del mundo occidental? Que no pueden bajo ninguna consideración ni circunstancia, permitir que los Estados dependan de la voluntad de un empresario multimillonario de redes sociales. Por fuerza tienen que ser los gobiernos los que realicen esta tarea de arbitraje mundial sin violar el derecho a la libertad de expresión. Ya se está hablando de que podría ser con el consenso de todos los países involucrados, como se podría construir un comité internacional, tipo ONU, donde cada país podría tener un representante. Este comité o instituto, regularía el quehacer de todos, de gobiernos y de particulares. El problema que algunos están avizorando, es que los gobiernos más poderosos serían los que tomarían el control. Igualito que lo hacen en las Naciones Unidas. Igualito. ¿Y qué con Larry King? Que vivió como quiso y jamás aceptó la orden de sus médicos de dejar el cigarrillo. Por el contrario: en sus sucesivas entrevistas con los más importantes líderes mundiales, mostró otra de sus rutinas: llegaba a la entrevista fumando su cigarro y, para no perder tiempo en encender otro, dejaba en el cenicero otro encendido. Eran otros tiempos. Muchas cosas podían suceder sin que pasara nada. Como en el México de los sesentas y setentas, cuando CARLOS DENEGRI reinó en el mundo del peor periodismo que se ha ejercido en este país. Curiosamente, lo único que no ha cambiado, es el estilo de hacer política. Por vida de Dios. En fin. DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ ¡Y AGÁRRATE, GENOVEVA, QUÉ VAMOS A GALOPAR! Ni en los tiempos del invencible se vieron estas multitudes registrándose como aspirantes a distintos cargos de elección popular en su municipio, como es el caso de Morena en Cajeme… ¡Figúrese, nomás! Más de trescientos hombres y mujeres, han externado sus aspiraciones a un cargo de elección en Cajeme… Desde luego, incluyendo a los regidores… ¿Sabe usted de cuántos estamos hablando?... De más de 300, y para la presidencia municipal, solo para este cargo, hay 17 aspirantes, en cuya lista por cierto, resalta IRENE MANZO, en virtud de que ella misma lo dio a conocer en un video que circula en las redes… ¡Por las tripas de Satanás!... Así, al desgaire, recuerdo a algunos: JOSÉ CARLOS GALINDO, secretario de Desarrollo Urbano y Servicios Públicos; ANDRÉS SALAS SÁNCHEZ, exdirector de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana; SERGIO PABLO MARISCAL y su esposa MARGARITA VÉLEZ; JOSÉ LUIS PABLOS, JAVIER LAMARQUE CANO, que ya fue alcalde y se registró para reelegirse o para la alcaldía… Del resto, si usted los conoce, ahí le encargo el dato… No confundir con ORLANDO ‘SIRI’ SALIDO porque él va por el PT, mientras que RAÚL ‘El Pollo’ CASTELO, va por un Distrito local o sea, a la reelección… MIENTRAS TANTO HAY CALMA CHICHA en los grupos políticos de Sonora, ocupados como se encuentran operando las precandidaturas, que tienen en ascuas a todos los interesados… ESTO MISMO OCURRE en Movimiento Ciudadano, donde no hay mucho jaloneo cuenta habida de que ya hay prácticamente candidato para la Gubernatura de Sonora en la persona del político y empresario obregonense, RICARDO BOURS CASTELO… Allá, en Guaymas, también reina la calma en el grupo que impulsa la candidatura a la municipal por la Alianza PRI, PAN y PRD, del empresario ROGELIO SÁNCHEZ DE LA VEGA… Pero cuentan que está puestísimo… Y POR ÚLTIMO, ME REPORTARON AYER desde Huatabampo, que el doctor ENRIQUE LIBORIO GUTIÉRREZ, se encuentra convaleciendo de su problema de salud, en su casa de la tierra de los generales… Por cierto, fue visitado por sus amigos RODOLFO JORDÁN VILLALOBOS y MAURICIO MEZA ARREDONDO, líder de la CNC local… Es todo. Le abrazo

Comentarios

Otras Noticias