Opinión

Vacunación eficaz, incluiría gobiernos estatales e IP

De Primera Mano

por Francisco Ruiz Quirrín

/x
Francisco Ruiz Quirrín, columnista

Francisco Ruiz Quirrín, columnista Francisco Ruiz Quirrín, columnista

Un rayo más luminoso y esperanzador para los mexicanos se ha abierto en la medida en que los gobiernos estatales obtengan autorización del Gobierno Federal (Cofepris) para adquirir directamente las vacunas anti-Covid.

No solo eso. Representantes de la Iniciativa Privada han externado su interés de entrar también en contacto con los laboratorios internacionales y participar en lo que sería toda una cruzada nacional para inmunizar a casi 130 millones de mexicanos y dar por terminada la pandemia.

Por lo pronto, las vacunas que ha enviado Pfizer a nuestro país muestran un evidente retraso, sin retirar parte del optimismo que trata de compartir el canciller Marcelo Ebrard, al anunciar ayer por la mañana que en los próximos días arribarán más de 400 mil dosis de esos laboratorios.

Si tan solo el personal de los hospitales de nuestro país, rebasa el millón.

Por su lado, el presidente habla de la vacuna china, “CanSino” para aplicarla a alrededor de tres millones de adultos mayores. “Comenzaremos con los más vulnerables”, dice.

Los números son muy fríos y nos ofrecen la expectativa de una espera de laaargos meses para alcanzar el beneficio de la inmunización.

Pero ahora, salta al aire la siguiente pregunta: ¿Autorizará la Cofepris a los gobiernos estatales y a la Iniciativa Privada, adquieran de manera independiente las vacunas, realizando directamente las adquisiciones con Pfizer, AstraZeneca, CanSino y Moderna?

La duda ondea en el horizonte por una simple razón: El presidente López Obrador gusta de concentrar el poder solo en sus manos y no estaría dispuesto a compartir un beneficio que, sabe, le redundará buenos dividendos en las urnas electorales del próximo 6 de junio.

Lo trascendente es el arrojo de algunos mandatarios estatales que ya levantan su mano solicitando la autorización para proceder a la compra de esas vacunas, en forma directa.

En el caso de Sonora, el Gobierno del Estado a través de su secretario de Salud, Enrique Clausen, ha anunciado su interés en alcanzar tal propósito.

Esperemos respuestas.

Finalmente, López Obrador aseguró que será la próxima semana cuando las vacunas lleguen a todas las entidades federativas. Habrá qué tener mucho cuidado. Podría ser solo un juego de palabras, ante la realidad de la llegada de vacunas “con gotero” y la estrategia de vacunar primero, al personal hospitalario.

El candidato virtual de Morena al Gobierno del Estado, Alfonso Durazo Montaño, se atrevió ayer a declarar en una visita que hizo a la violenta Caborca, que arribando al cargo de gobernador, “se encargará personalmente de lograr la paz y la tranquilidad para ese municipio y todo el estado, ya que no dejará en manos de terceros dicha responsabilidad”… No se sabe si el también exsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno Federal, haya dimensionado sus palabras… Es decir, no se sabe si estaba solo ofreciendo una promesa propia de su adelantada campaña política, o no estaba consciente de que para cualquiera, creerle es sumamente difícil, dado el fracaso en su papel al frente de la estrategia antiviolencia del Gobierno Federal… Y además, decir lo que dijo en su tierra, Sonora, donde la violencia aumentó de manera exponencial en los últimos dos años, podría ser interpretado por muchos como una forma de tratar de verle la cara de ingenuo a Juan Pueblo… Y no tardó mucho por la respuesta, que apareció de parte del dirigente estatal del PAN, Ernesto Munro, quien no se anduvo por las ramas para tildar de fracasado a Durazo y de recordar que aún en la tierra que vio nacer al ahora “morenista” Alfonso, se dio la masacre contra las familias LeBarón, Langford y Miller… No se registró alguna otra reacción –además de las contundentes redes sociales- porque también no se le pueden pedir peras al olmo… Es decir, difícilmente veremos alguna crítica del PRI contra Durazo y de otros personajes que antes que el sentido común, primero buscan su propio beneficio y, por supuesto, el cuidado de sus intereses personales.

Comentarios