opinion

Un candidato indefinido

Leviatán
miércoles, 10 de marzo de 2021 · 13:28

A Ernesto “Borrego” Gándara le ganó el deseo de lograr el poder por el simpe hecho de tenerlo, aunque poco sepa sobre qué hacer con él. Ser gobernador, su más caro sueño, le cegó en el camino, pues lo que le quedaba de congruencia, la perdió a cambio de un vulgar pragmatismo.
  “Ganar como sea, a pesar de lo que sea”, repiten en su equipo como si se tratase de una virtud, sin ver que, en realidad, tal pensamiento les desnuda; no debieran olvidar que le historia suele engañarnos con el susurro de la ambición.
  La candidatura le llegó en el peor momento de credibilidad del PRI, su partido de toda la vida, lo que, en lugar de hacerle recular, le impulsó a insistir en ser el ungido y a buscar fórmulas para ganar las simpatías de un electorado harto de un sistema político anquilosado. 
  En esa obcecación que lo caracteriza, Gándara decidió presentarse al proceso como candidato “ciudadano”, creyendo que así ganaría la simpatía de una Sonora que puede ser voluble, pero no tonta. Pese a ello, el exsenador abraza la idea de que haber renunciado a su militancia le absuelve de sus pecados. Nada más falso.
  Carga no sólo con su gris paso en el Senado, donde se convirtió sólo en un voto a conveniencia de su bancada y no en un legislador propositivo, que buscara ayudar a Sonora desde su posición, sino también con una historia política tejida mediante canonjías, de beneficios personales por encima del bien común, la máxima de un servidor público.
  Por ello, a casi una semana de que iniciaron formalmente las campañas, su estrategia no levanta y la Alianza “Va por Sonora” navega en un mar de incertidumbre. Si no era fácil construir una plataforma mezclando las ideologías del PRI con las del PAN y el PRD, con un candidato sobrado de indefiniciones, la tarea se vuelve titánica. 
  Porque no, Gándara no es ciudadano, sino un político de la vieja guardia, incapaz de vivir fuera del manto del régimen, ahí se formó, obtuvo un nombre y amplios beneficios, de los que, paradójicamente, hoy reniega de dientes para afuera. 
  Gándara habla de una Sonora ganadora, cuando se forjó en el régimen que tantos años la ha hecho perder, aunque él y a su camarilla les fuera muy bien. 
Otro problema
  Por si no le fuese suficiente al PRI con sus problemas “técnicos” en la campaña, el diario El País dio a conocer una detallada investigación sobre la familia Beltrones, cuya triangulación de montos millonarios hacia Andorra ya está bajo investigación de autoridades en España y en México. 
  El golpe llega en un momento crítico, pues se sabe del poder que tiene Manlio Fabio en el estado y las pretensiones de su hija Sylvana de aspirar a la gubernatura en seis años. Sin duda, la noticia es un balde de agua fría para el régimen.

Comentarios

Otras Noticias