opinion

Morena vs Morena, el futuro político en Sonora

La Tertulia Polaca
miércoles, 21 de abril de 2021 · 06:22

En Sonora el PRI y el PAN se encuentran inmersos en una profunda crisis. No cuentan con liderazgos con la suficiente fuerza para aglutinar la alianza “Va por Sonora” de una manera sólida, no hay mensajes que entusiasme al electorado. No hay un proyecto de estado viable, ni mucho menos creíble. De alguna forma, su tiempo ha pasado y no ha habido una renovación plausible dentro de sus estructuras. El PAN y el PRI ya estuvieron en el poder, y su modelo, no solo fracasó sino que los condujo a su propia intrascendencia actual. Al mismo tiempo, sus cuadros políticos más jóvenes (o menos viejos) están repletos de perfiles que han seguido replicando los vicios, el modelo de vida y la parte de la visión estrecha de Sonora que los condujo a este extrañamiento con su entorno y su realidad.

Esto les ha impedido encontrar voces que puedan integrarlos a los términos del debate actual. Por momentos, parece que viven una realidad alterna; el PRIAN se encuentra aislado en una burbuja endogámica en la que debate, planifica, vocifera, crítica y se autocrongratula pero siempre al margen de la realidad y por lo tanto siempre en la intrascendencia. Los términos del debate han cambiado y ante esta nueva nomenclatura, esta alianza, con sus formas y narrativas, ha quedado obsoleto.

Los analistas y consultores se debaten internamente el como podrá ser capaz su candidato a la gubernatura Ernesto “El Borrego” Gándara de fortalecer su liderazgo para hacer frente al candidato puntero de Morena, Alfonso Durazo.

Los medios dan espacios a algunas voces representantes del PRIAN, más por inercia de pluralidad que porque esos discursos tengan relevancia. Al final de cuentas, me parece que la verdadera disyuntiva política del corto y mediano plazo no está en qué fuerza política llegará a gobernar Sonora a partir de septiembre, sino qué parte de la 4T sonorense logrará imponerse en el ejercicio de Gobierno (inminentemente Morena se alzarán con el triunfo electoral para la gubernatura). El desastre político de las administraciones del PRI y el PAN por más de 90 años, han creado un entorno donde no existen condiciones que permitan pensar que esos partidos cuenten con el suficiente peso para hacerle frente a Morena (AMLO) en esta elección. El futuro político inmediato de la entidad parece claramente anclado en el cúmulo de personas y grupos en torno a Alfonso Durazo. Todo indica que en ese ámbito es en el que ocurrirá la realpolitik de Sonora; lo demás por lo pronto es un espejismo o ilusión.

Afortunadamente la autodenominada 4T (sonorense) no es un monolito. En su mayoría, carga los mismos vicios de los políticos y poderes fácticos empresariales del pasado, una mezcla de incompetencia, corrupción y frivolidad. Sin embargo, al igual que con la política del pasado, tiene ciertas excepciones. Como ejercicio analítico, es poco funcional, incluso para los más férreos opositores de Durazo, pretender una homogeneidad absoluta dentro de su proyecto electoral. Existen diferencias que vale la pena establecer, sobre todo tomando en cuenta que lo más probable es que, en ese espacio será donde se jugará el futuro político del estado.

Mencionaré a solo tres valiosos perfiles (por obvias razones de espacio) de los mejores preparados que integran parte del equipo de este proyecto duracista: Jesús Acuña y Darbe López, los dos son reconocidos abogados con una fuerte presencia mediática en mesas de debates y análisis político.

Acuña es creador de la AC, CREAMOS México y además de litigar, es un especialista en políticas públicas y ha conformado un equipo de profesionistas simpatizantes de la 4T y de Durazo, pero que no cuentan con filiación política ni en Morena ni en ninguna otra institución política, es decir, a eso que mal llaman ciudadano para distinguirlo de un político profesional, como si los políticos no fuesen ciudadanos y la sociedad civil no pudiera hacer política. También ha fungido como enlace con ciertos sectores empresariales.

Darbe López Mendívil es el representante de Morena ante el Instituto Estatal Electoral de Sonora (IEES), tampoco es militante de este partido, pero es un simpatizante con una profunda convicción de coincidencia política con la 4T, mayor que la de muchos militantes que cuentan con cargos relevantes tanto en gobiernos, legislatura y estructura electoral. López Mendívil es un cuadro interesante y con gran capacidad que le ha dado mayor prestigio y calidad jurídica a esa representación electoral de Morena. Guillermo Díaz, este si, un militante de cepa morenista y actualmente es el encargado de coordinar la estructura de la defensa del voto, es una de las responsabilidades de mayor relevancia dentro de la estructura integral de campaña de Alfonso Durazo.

Ha cursado dos carreras profesionales, las de informática administrativa y la de derecho.

Díaz se ha manejado con un bajo perfil, pero con mucho mayor eficiencia que otros perfiles que cuentan con más reflectores pero solo portan un traje de espejismos y gran pirotecnia en los nombramientos de sus cargos.

Guillermo ha sido el artífice de las dos únicas operaciones victoriosas de Morena versus Gobierno del Estado/PRI-PAN:

1) Su operación detuvo la pretendida reforma electoral que pretendía secuestrar al árbitro electoral (IEES).

2) Operó en parte para que no se aprobara la Ley Olimpia que aquí en Sonora, no era más que la iniciativa de una ley mordaza para medios y periodistas.

Estos y otros personajes más que destacan es porque han logrado ampliar el espectro discursivo del candidato de Morena en lugar de solo replicarlo. Son las voces distintas y los perfiles preparados y eficientes los que construyen viabilidad a mediano plazo. Esto no significa que sean infalibles y no cometan fallas, pero su existencia dentro del ecosistema de ese proyecto político demuestra la heterogeneidad del escenario que lo más probable sea donde se decida las futuras políticas públicas para Sonora.

Dentro del equipo de Durazo hay muchas disyuntivas, los “quedabien” vs los atrevidos, los ideológicos vs los pragmáticos, los improvisados vs los preparados, los ineptos vs los eficientes. Falta poco para la sucesión del Gobierno del Estado, y todo parece indicar que es en ese espacio, internamente, donde se jugará el verdadero ajedrez de un nuevo poder político sonorense.

Fuente: Aarón Tapia

Comentarios

Otras Noticias