opinion

Ricardo Bours Castelo en Agiabampo, un pueblo de pescadores cercano a Sinaloa, y Gándara en Obregón, ayer

Rumbos
miércoles, 21 de abril de 2021 · 06:17

EL HOMBRECITO SE PUSO DE PIE, se acomodó el cubrebocas, se tocó hasta las orejas, la gorra, se ajustó los lentes, y empezó a leer lo que llevaba en su celular.

Nadie entendió el nombre del medio en el que dijo que prestaba sus servicios como reportero. Miró hacia el frente y hacia arriba, donde se encontraba el hombre al que luego describiría prácticamente como un sol que lo cubre todo.

¡Yo no podía dar crédito a lo que estaba viendo!

Fue en automático: súbitamente evoqué una de las novelas más celebradas de LUIS SPOTA, como parte de su famosa tetralogía política, la Costumbre del poder, en la que narraba con su peculiar estilo coloquial, los discursos que los políticos de la época le recitaban al Presidente de la República, que en la trama de sus obras, podía ser lo mismo PLUTARCO ELÍAS CALLES que GUSTAVO DÍAZ ORDAZ si no es que MIGUEL ALEMÁN VALDÉS.

No era el hombre, no era el individuo. Era el régimen.

Igual que ahora.

Esa mañana—hace apenas unos cuantos días—la mañanera de AMLO me puso a reflexionar. A cavilar. Me pasé horas pensando en lo mismo. Hemos llegado a un punto en el que el Presidente de México ya ha perdido totalmente el sentido del decoro para pasar a la categoría del autócrata al que le vale gorro lo que piensen los ciudadanos de sus decisiones.

¡Al diablo con todo, el que manda es él y punto! No sé usted pero yo sí le dedico algo de mi tiempo a la reflexión y al análisis sobre lo que está sucediendo en este país. No soy un fanático de maldita la cosa.

Soy, en todo caso, un ser humano con la convicción de que como Gobierno vamos a la deriva, sin rumbo concreto y sin un plan determinado. Me atengo a la experiencia y a los años vividos.

Esta convicción con frecuencia me lleva a sostener profundas diferencias con algunos amigos míos. Es algo que por momentos me resulta divertido pero luego veo con inquietud lo peligroso que puede llegar a ser un país polarizado a mitad y mitad.

Un muy entrañable amigo mío, con el que precisamente intercambié puntos de vista muy encontrados, en el paroxismo de la discusión, me gritó por teléfono algo como esto: “¡Y te autorizo a que escribas mi nombre, di que yo lo dije, no me importa!”

¡Gulp!

Mi amigo no es un desconocido. Fue funcionario público. Líder priísta, delegado en varios estados. Legislador en todos los niveles.

Y tantas cosas más.

Ya más sosegado, el priísta reflexivo y contrito ante el cambio qué atisba cercano, comentó: “Tú sabes muy bien por qué hemos llegado a este punto. Conoces a los culpables. Y no son ni Echeverría ni López Portillo. Todo empezó con Carlos Salinas y continuó con Ernesto Zedillo. Nada cambió con Vicente Fox ni con Calderón, y con el regreso del PRI a la Presidencia, las cosas se complicaron. Todos ellos son los culpables de lo que hoy estamos sufriendo los mexicanos”.

Yo me pregunto: ¿Cuántos diálogos como este se registrarán todos los días en este país?

Vaya usted a saber.

Lo cierto es que por culpa de unos cuantos la paciencia de millones de mexicanos se agotó y ahora nadie sabe qué hacer para evitar lo que parece inevitable.

Y luego, señor mío, esos candidatos que AMLO está mandando a los estados. ¡Con un demonio! No son ganas de molestar a nadie, de cuestionar solo para quedar bien con alguien. No es por ahí. Yo he cuestionado desde hace tiempo a ALFONSO DURAZO y lo he hecho en forma puntual. No es un buen candidato y me temo que no sería un buen gobernador.

Esto es todo.

Ciertamente, resulta muy grave que un hombre tan inteligente y experimentado como mi amigo en cuestión, no se indigne por lo que pasó hace unos días en la mañanera con el seudo periodista que bañó de incienso al Presidente de la República.

A nadie se le puede escapar que fue un montaje burdo y ridículo, pero vil y ofensivo para los ciudadanos.

En fin, así las cosas.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

¡OH, LA LÁ! AYER RECIBÍ una llamada telefónica por demás sorpresiva: --Hola, Mario soy el Chema, ¿Cómo va tu salud?—saludó, preguntó, JOSÉ MARÍA URREA ESQUER, que fuera director en Sonora de Tv Azteca, y supongo que goza de licencia para cumplir con los quehaceres de un candidato del PT a diputado local…

Me comentó que está por arrancar su campaña y, bueno, me avisaba para que esté al pendiente…

Mire usted: soy un poco escéptico con algunas candidaturas, pero con esta, la de Chema Urrea, pasó algo distinto: es un joven carismático que siendo comunicador de televisión logró convertirse en un conductor muy popular y, voy a decirlo ahora, fui de los que opinaron en su momento que era un error que renunciara a su carrera como comunicador para ser administrador de Tv Azteca…

Pero, bueno, él sabría por qué tomó esa decisión…

Ahora podría ser criticado por dejar el puesto de Tv Azteca para competir por una diputación… ¿Qué diría yo?...

Diría y digo: si Chema acertó al irse de administrador de Tv Azteca Sonora, ¿por qué no podría tener éxito ahora como candidato a diputado?...

Digo, ¿no?...

MIENTRAS TANTO, TODO EL SUR de Sonora fue para RICARDO BOURS CASTELO y para El Borrego ERNESTO GÁNDARA CAMOU, ayer martes…

Déjeme contarle que a eso del mediodía conversé telefónicamente con el político cajemense, que en esos momentos se encontraba de gira en el centro pesquero de Agiabampo, un hermoso paraje costero donde LUIS RAFAEL RENERO, solía pasar las vacaciones de Semana Santa…

Eran los tiempos en que Renero había tomado la decisión de radicarse en Cajeme, decisión que con el tiempo modificó por imperativos de las circunstancias…

Hoy, Rafael radica en Guadalajara, con su familia y Agiabampo se ha consolidado como pueblo de pescadores y hacia allá fue Ricardo Bours a dejar su compromiso esperanzador de un Sonora mejor…

POR SU PARTE, EN CIUDAD Obregón ERNESTO GÁNDARA visitó varias colonias como la Benito Juárez (Plano Oriente), la México, la col. Cortinas, entre otras…

Me cuentan que a media mañana encabezó una rueda de prensa…

Por razones de fuerza mayor, no asistí a ninguno de esos actos…

Y HABLANDO DE OTRAS COSAS, gracias a Doña CUQUITA AMADO DE ARAIZA, me enteré que en la hermosa Perla del Mayo este columnista cuenta con una fiel lectora en la persona de doña LETY DE QUIROZ…

Desde luego, es un honor saberme distinguido con la atención de esta amable navojoense…

Y POR ÚLTIMO, DESDE ESTA modesta trinchera periodística, van mis condolencias a MIGUEL POMPA CORELLA, por la irreparable pérdida de su amada niña…

Hace algunas semanas Miguel me había comentado que lamentablemente la enfermedad no había cedido y bueno, sabíamos lo que sobrevendría…

Sé, por experiencia, que en estos casos no hay palabras que consuelen, que mitiguen el dolor…

Hay un momento en que solo la fe nos puede ayudar…

¡Dios bendiga a tu angelito, querido amigo!...

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com    

Fuente: Mario Rivas

Más de

Comentarios

Otras Noticias