opinion

A Argentina le llevó varias generaciones acabar con el populismo; ¿Cuánto tardará México?

Rumbos
jueves, 22 de abril de 2021 · 06:20

EN AGOSTO DE 2017 EL NOBEL DE LITERATURA MARIO VARGAS LLOSA, publicó un libro-compendio, con la colaboración de varios intelectuales, entre ellos, ENRIQUE KRAUZE.

En principio, no me sentí atraído por la obra, pues se trataba, como decía, de un compendio de artículos de diferentes escritores del subcontinente americano.

Y el título no ayudaba mucho: “El estallido del populismo”. Ya para entonces, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR se perfilaba para un triunfo arrasador.

A esta obra solo le di una pasada. Leí un par de artículo y a Krauze ni siquiera lo leí.

Y el libro se quedó en uno de los estantes, como testigo de palo.

Llegaron las elecciones de 2018 y AMLO avasalló en las urnas, como estaba previsto.

Llegó 2019 y con él el coronavirus y la pandemia. Y brincamos al 2021.

Hace algunas semanas—tal vez un mes y días—distraídamente miré hacia el estante donde había depositado el libro de Vargas Llosa. Allí estaba. Inalterable, esperando que algún galán se atreviera a cortejar sus contenidos casi vírgenes.

Lo confieso: experimenté algo parecido al remordimiento de conciencia. Lo tomé en mis manos amorosamente, lo abrí justamente en la página 9, donde el peruano inicia la obra con un artículo titulado “El populismo, el nuevo enemigo”.

De fácil lectura, el Nobel de Literatura abrió la puerta a una serie de intelectuales que odian por igual a esta corriente que tanto daño ha causado a muchos países de Latinoamérica.

Vargas Llosa estuvo espléndido en esta aportación a su libro de colectivo.

Luego me salté al artículo de Enrique Krauze. El título me gustó: “Los redentores no cambian”.

Comprendí, únicamente por el encabezado, por qué López Obrador le retiró su afecto a Krauze hasta llegar al odio.

En ese agosto de 2017, Krauze todavía no rompía lanzas con AMLO, aunque ya empezaba a inquietarse por su inclinación hacia el populismo.

En un párrafo de su colaboración para el libro de Vargas Llosa, Krauze escribe: “Los redentores no cambian. No solo eso: su estela les sobrevive, como hemos visto en América Latina en el caso del peronismo y el chavismo. Argentina comienza apenas a calibrar las consecuencias de haber puesto todo el poder y la fe en Perón y en Evita. Si recobra la libertad y la democracia, Venezuela tardará una generación de ver el frente que el desastre comenzó con Chávez y que Maduro fue solo un corolario natural”.

En 2017, Krauze todavía le reconoce a AMLO inteligencia política, carácter cautivador y, a contrapelo del presidente VICENTE FOX que siempre despachó en Los Pinos, el Peje no se movía del antiguo Ayuntamiento repleto de símbolos a los que él siempre ha sido tan afecto.

Krauze ha sostenido profundos desencuentros con AMLO. Me temo que hoy sus opiniones sobre el presidente de México distan mucho de ser elogiosas.

De hecho, ya no le concede la categoría de liberal, tampoco la de líder. Lo califica de ser redentor, tirando a predicador, a redentor.

En mi modesta opinión, yo no concedo razones a quienes aseguran que AMLO es la salvación de este país. Por el contrario: es un mal redentor porque no redime a nadie. Regala el dinero de los impuestos a los pobres que aún están en edad de trabajar y ganarse la vida. En este punto, caigo en la cuenta que un fiel lector de esta columna me envió una copia de un antiguo pergamino con ocho reflexiones del presidente de los Estados Unidos, ABRAHAM LINCOLN, una de las cuales, está como anillo al dedo para nuestro regalador de dinero en efectivo. Textual: “No se puede ayudar a las personas de forma permanente haciendo por ellos lo que ellos pueden y deben hacer por sí mismos”.

Son pensamientos lejanos en el tiempo. Esto no le hace mella al inquilino de Palacio Nacional.

Tengo, para mí, que lo más grave no son las ocurrencias del presidente, sino aquellos que lo rodean y son mil veces más peligrosos que él y sus mañaneras.

Así las cosas. En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

DÉJEME DECIRLO: RECIBÍ UN CORREO electrónico a través del cual un asiduo lector de estos Rumbos me comparte algunas consideraciones sobre el tema de las campañas políticas…

De entrada, me explica que a su juicio es muy interesante la propuesta de los empresarios del sur de Sonora, de organizar un debate con los candidatos a la Gubernatura del Estado…

Buen planteamiento, pues así la ciudadanía sabrá de qué están hechos algunos aspirantes que, hasta hoy, no han dado color, más allá de algunas, videos carreteros y discursos que están para llorar…

Ya veremos en qué termina este proyecto ciudadano…

Otro tema que me comparte mi amable lector, tiene qué ver con la abundancia de candidatos para la presidencia municipal de Cajeme, de la de Guaymas y de la de Navojoa…

Incluso, hace alusión al sobrado grupo de candidatos al Distrito local 15, en cuyo comentario me gustaría hacer la cita en forma textual. Vale, pues: “Mire don Mario, usted se refirió en su columna de este miércoles, a José María Urrea Esquer, exdirector de Tv Azteca Sonora, y ahora candidato por el PT para la Diputación local en el Distrito XV. Don Mario: en el Distrito 15 el PT va solo, Morena va con el Pollo Castelo, MC con Denisse Navarro, Va x Sonora con Chabeto Plascencia. Chemita no tiene oportunidad en ese distrito”…

Usted estará de acuerdo en que se trata de una opinión muy interesante, digna de analizarse y de reflexionar sobre las circunstancias que llevaron a Chema Urrea Esquer a cambiar de distrito, pues ahora me he enterado que únicamente él venía para contender por el Distrito 16, donde él tiene su domicilio y en cuyo sector es ampliamente conocido desde la niñez…

En su carta, mi remitente—que por lo visto parece conocer muy bien a Chemita—comenta que en un principio si había dicho que venía para el 16, apoyado por Morena y el PT… Cree que algo pudo pasar que lo dejó sin Morena y solo con el PT y por un distrito muy competido…

Según veo yo las cosas, aún aceptando que Chemita tiene muy cuesta arriba este asunto, no hay que olvidar que su vida siempre ha sido de retos y, bueno, ya se verá…

MIENTRAS TANTO, LAS NOTICIAS que llegan del norte son graves porque se trata de la salud de un ser humano ampliamente conocido en Sonora y particularmente en Hermosillo y pueblos del Río Sonora…

Me refiero a SAMUEL MORENO TERÁN, exdiputado, exfuncionario público, con muchos amigos en el sur de Sonora y a quien conocí hace un poco más de 25 años…

Según versiones de amigos de Samuel, conducía un Jeep tradicional y antes de llegar a San Pedro El Saucito, el vehículo volcó y él salió “disparado”…

Su situación, me dicen, es muy delicada… Hago votos por una pronta recuperación…

Que así sea…

Y A TODO ESTO, CARO LECTOR, ¿ya se enteró usted cómo andamos en Ciudad Obregón en materia de inseguridad a nivel mundial?...

¡Obregón ocupa el cuarto lugar a nivel mundial como ciudad más insegura!...

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com 

Fuente: Mario Rivas

 

Más de

Comentarios

Otras Noticias