opinion

La fuerza de las palabras que se dicen en “60 segundos” sobre Carlos Navarro Sugich

Rumbos
viernes, 23 de abril de 2021 · 06:04

A QUIENES ME SIGUEN REGULARMENTE a través de estos Rumbos, no se les puede escapar que soy un asiduo cibernauta de los “60 segundos” de JORGE MORALES BORBÓN.

De hecho, veo y escucho su segmento desde que inició con esta peculiar modalidad de comunicación. Algunos recordamos aquel famoso programa de la televisión estadounidense, “60 minutos”, que durante muchos años fue el programa de mayor audiencia.

Pero Jorge no se dejó ganar por la ambición. Él tuvo suficiente con 60 segundos. Y con ese minutillo ha hecho chuza. Me cae que sí.

Jorge es un periodista forjado en una cultura de comunicación donde nadie se escandaliza por nada. Tiene agallas y sabe enfrentar con gallardía la adversidad.

Y sabe sorprender a sus oyentes. Como ayer, cuando mostró en imágenes al exprocurador de Justicia de Sonora, CARLOS NAVARRO SUGICH.

La sorpresa no fue por los señalamientos que hizo sobre las supuestas o reales multimillonarias propiedades de Navarro, sino por el hecho de que el blanco de sus críticas haya sido precisamente el hombre que como abogado apoyó a sus compañeros en desgracia.

Uno no está para asustarse de nada. En este mundo todo tiene una razón de ser. SI JORGE MORALES, dijo en sus “60 segundos” que hay versiones que señalan es porque tiene información de primera mano. Es periodista de primera línea y tiene conexiones informativas.

De hecho, en las escasas ocasiones en que nos reunimos a platicar, yo disfrutaba sus confidencias sobre personajes de la política y del periodismo de la gran carpa televisa en México.

Particularmente yo no estoy en condiciones de ponerme a especular en torno al caso de Carlos Navarro Sugich, en realidad, nunca tuve la oportunidad de conocerlo como ser humano pero tampoco como funcionario público.

Ahora me llaman muchísimo la atención las revelaciones que hace Morales en sus “60 segundos”.

Sus palabras me suenan a reproche a los encargados de la Fiscalía Anticorrupción por no haberse percatado de las propiedades que se supone estuvo acumulando Navarro Sugich. Y luego, con ese estilo irónico que le caracteriza, Jorge se pregunta si acaso hubo algún tipo de acuerdo, de esos acuerdos de oportunidad, derivados del método que en Estados Unidos se conoce como “testigo protegido”. Como sea, es innegable que hay una fractura en el grupo compacto del padresismo en Sonora.

La pregunta es inevitable: ¿hubo una in fidencia por parte de Carlos Navarro Sugich?

Pues quién sabe. Pero a juzgar por las palabras de Morales y sus revelaciones, uno por fuerza tiene qué sospechar que hay mar de fondo en todo esto.

Habrá que estar atentos a Jorge Morales y sus “60 segundos”.

Algo interesante podría surgir de esto.

En todo caso, el tiempo lo dirá.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

¡Y AGÁRRATE, GENOVEVA, QUÉ VAMOS A GALOPAR! Ayer las redes sociales estuvieron muy activas siguiendo las réplicas de los resultados que el diario El Universal publicó sobre su más reciente encuesta sobre la contienda por la gubernatura de nuestro Estado…

La verdad sea dicha, se veía venir la caída de ALFONSO DURAZO MONTAÑO, cuya campaña ha resultado ser la más aburrida de todas, causando una gran decepción entre los seguidores de la Cuatrote…

Vale la pena recordar que las encuestas de El Universal siempre se han caracterizado por la seriedad y honestidad en sus trabajos de sondeos de opinión aunque no me extrañaría que en una de esas Durazo descalificara al periódico y a la empresa contratada para este estudio…

Lo cierto es que el discurso carece de estamina, son errores tremendos, todo esto tendría necesariamente que conducir a una caída en los números…

Déjeme decirle: los errores de Durazo son verdaderos gazapos de parvulito. Por ejemplo, eso que dijo en reciente discurso a propósito de lo que se produce en el campo sonorense.

A saber: “Habiendo tanto trigo en Sonora y no producimos una sola galleta”…

¿Y que se produce en Gamesa?..

Errores como este, muestran a un Durazo desconocedor de su Estado, al menos de Hermosillo hacia el Sur…

Luego demostró su ignorancia en materia de mercados y de productos que se exportan o se importan según la fuerza de los mercados, que tal es el caso de la carne, que muchos adquieren en San Luis Potosí, donde es de buena calidad y más barata…

Estaba yo en este tema cuando algunos amigos míos, en trayecto de Pueblo Yaqui a Tobarito, me contaron que un día antes, en el bello Puerto de Guaymas, Alfonso Durazo volvió a hacer de las suyas…

Al parecer, todo fue cuando quiso darle un “espaldarazo” a KARLA CÓRDOBA, una doctora que primero fue del PRI, luego brincó a otros partidos hasta que se ancló en Morena…

Hoy, es la candidata morenista a la presidencia municipal de Guaymas…

Durazo la presentó como una gran amiga suya y en esto estaba cuando de alguna parte le gritaron: “Esa es priísta”…

Y cual caballero defensor de las damas, dijo que debe respetarse el origen de cada quién y se asumió como ejemplo: “Yo también fui priísta”…

Y entonces algunos viejos políticos presentes, cruzaron miradas de desaprobación, y bueno, usted me entiende…

Total: Durazo se empieza a quedar atrás y solo falta un mes y días para las elecciones…

¡Ojo chícharo!...

MIENTRAS TANTO, AYER ESTUVIERON a partir un piñón en el restaurant del Yori Inn de Ciudad Obregón, BULMARO PACHECO MORENO, el Maestro RODOLFO VÁZQUEZ y RAÚL AYALA GONZÁLEZ, este, que va en la fórmula que encabeza ANABEL ACOSTA ISLAS…

Quien por cierto arrancará su campaña este sábado de enfrente, y cuya agenda de actividades cotidianas usted podrá consultar en estos Rumbos…

Pues sí: no hay ninguna duda: el fenómeno Anabel no es una invención periodística ni tampoco una “ocurrencia”. Es una realidad y en esto coinciden ciudadanos de distintos estratos sociales… Su posicionamiento es un hecho y esto está fuera de cualquier cuestionamiento…

Verdad de verdades…

Y HABLANDO DE OTRAS COSAS, ayer tuve el gusto de platicar telefónicamente con el exgobernador de Sonora, EDUARDO BOURS CASTELO…

Dador de amistad grande como es, como siempre ha sido, Eduardo mantiene fresca la presencia de los afectos y de la amistad…

Y esto tiene un gran valor…

ANTES DE CONCLUIR ESTOS RUMBOS, quiero hacer patente mi profunda indignación por el lamentable y doloroso deceso del joven deportista—ciclista—ISAAC SALOMÓN VALENZUELA, a quien la nueva cultura lingüística catalogó como “daño colateral”…

Era un joven lleno de sueños y de ilusiones y en el momento del percance, la violencia que campea en Ciudad Obregón, lo alcanzó a él sin merecerlo…

¡Descanse en paz!...

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com 

Fuente: Mario Rivas

Más de

Comentarios

Otras Noticias