opinion

A 40 días para las elecciones, el posicionamiento de los aspirantes a la estatal se ha modificado

Rumbos
lunes, 26 de abril de 2021 · 05:44

ALGUNOS SE PREGUNTAN QUIÉN SERÍA EL “genio” que tuvo la ocurrencia de acortar el tiempo de campañas y meter así en camisa de fuerza a los candidatos.

Con ello, se perdió la esencia de las campañas electorales. Se desvaneció la magia de las campañas, con su folclorismo y sus “eventos especiales” que, entre un mitin y otro, servía para alegrar el ambiente y reencontrarse con sus cuates de la política.

Y es que en las costumbres del viejo sistema político mexicano, una de las características más celebradas era la de los desayunos o cenas, según fuera el caso, en el que los abrazos atronaban los espacios cerrados.

Lamentablemente, la pandemia dio al traste con esta vieja tradición.

La verdad sea dicha, las campañas de este 2021, se presentan como las más “desabridas” en la historia del país. Hay muchos candidatos y, por ello mismo, no reúnen los requisitos de calidad política y de carisma.

En Cajeme, como se ha dicho, hay 9 candidatos a la alcaldía. Uno de los cuatro principales aspirantes, JAVIER LAMARQUE, no pudo estar en el arranque de su propia campaña.

Al parecer, por recomendaciones médicas y decisión de su familia, no abandonó el hospital para estar presente en el inicio de su campaña.

El arranque se dio, creo yo, pero sin él.

Javier no estaba del todo recuperado del COVID-19. Y bien se sabe que la salud es primero.

Seguramente habrá tiempo para todo.

Por otra parte, los arranques, al menos de los principales, cumplieron con las expectativas. ANABEL ACOSTA ISLAS, muy requetebién. RODRIGO BOURS, con su militancia dura, la gente que lo sigue. ABEL MURRIETA, con el prestigio que lo acompaña.

Déjeme decirle que en lo particular, me llamó la atención el lema que, a espaldas de ANABEL ACOSTA, se podía leer mientras ella saludaba a sus simpatizantes con el puño derecho por todo lo alto: “Esto va a cambiar”.

Y como si todo estuviese coordinado para que así saliera, atrás del lema el edificio municipal, aunque a esas horas, 12 de la noche y minutos, el alcalde SERGIO PABLO MARISCAL ALVARADO, difícilmente se encontraría en su despacho.

“Esto va a cambiar”, y Anabel con el puño cerrado inhiesto. Fuerte en la actitud gallarda de una joven mujer que, desafiando todos los obstáculos, logró perfilarse hacia la presidencia municipal.

Esto de los “arranques”, fue la locura en todas partes. En Guaymas me cuentan que los periodistas no se daban abasto, yendo de un lado a otro.

Pues sí: este montón de aspirantes le quitó el estilo y la buena vibra a los inicios de campaña.

Y ahora viene la verdad. Los candidatos están obligados a convencer a los votantes. El propio Lamarque ya habrá comprendido que las elecciones del 6 de junio de este año no serán iguales que las del 2018.

Según veo yo las cosas, esta vez no habrá bono electoral. Muchas cosas se han perdido. Muchos ciudadanos que en 2018 votaron por Morena, esta vez no lo harán.

O en todo caso, primero evaluarán al candidato y si les convence, le darán su voto.

A usted no se le puede escapar que hay mucho desaliento, mucha decepción social y, en algunos casos, de plano, alejamiento ciudadano de ese partido.

Por lo demás, no contarán con la influencia electoral del candidato a gobernador, como es común que ocurra en toda campaña donde también está en juego la gubernatura.

Con todo respeto, señor mío, ALFONSO DURAZO no están en condiciones de transmitir influencia electoral a los candidatos municipales.

Vamos, pero ni siquiera así de tantito.

Vienen 40 días intensos y turbulentos. Un mes y 10 días que se escurrirán entre los dedos de la mano. Mayo suele ser un mes de percepciones. Todo se va muy rápido.

Sus días feriados tienen un gran simbolismo. Que el Día de las Madres. Que el 5 de mayo y la gesta de Puebla.

Y entre fandangos muy de nuestra cultura social, mayo se va. Y cinco días de junio se diluyen rapidísimo. Y el sexto, bueno, ese ya es el de las elecciones.

No queda tiempo ni para tomar un respiro.

Así percibo yo estas campañas.

Por ahora, ya no hay nada por hacer. Pero seguramente entre los partidos y los propios políticos tendrán que presionar para que no cualquiera pueda brincar a la palestra.

Algo no me cuadra en este arranque. Habrá que analizar todo lo que hemos vivido y, bueno, ya platicaremos usted y yo.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

¡Y AGÁRRATE, GENOVEVA, QUÉ VAMOS A GALOPAR! Absortos en los arranques de los locales, muchos ciudadanos descuidaron el quehacer de los candidatos a la Gubernatura del Estado… ¿Qué pudo haber pasado en un día?...

Tengo, para mí, que estuvo ausente la reflexión sobre el posicionamiento de los principales candidatos al Gobierno de Sonora. Es decir, de RICARDO BOURS CASTELO, DE ERNESTO GÁNDARA Y ALFONSO DURAZO MONTAÑO…

Los tres reales candidatos a la estatal sonorense… ¿Cómo llegó a ese momento ALFONSO DURAZO MONTAÑO?...

Usted recordará que el de Bavispe arribó a Sonora como quien dice “escupiendo por un colmillo”… Yo lo recuerdo muy bien…

Traía todo un bagaje de trofeos y reconocimientos dizque por su brillante desempeño como secretario de Seguridad y Protección Ciudadana…

No pasaría mucho tiempo para que toda esta parafernalia se viniera abajo. No fue en Sonora donde empezaron a emerger durísimos señalamientos al mal trabajo de Durazo al frente de la Seguridad del país. Sin pausas, fueron exhibidas las grandes mentiras del candidato de Morena al Gobierno de Sonora…

Y el panorama cambió para él… En este reajuste natural, fue el candidato de Movimiento Ciudadano, RICARDO BOURS CASTELO, el que se hizo notar con gradual posicionamiento que se fue dando en sus números de tal modo que llega al inicio formal de las campañas como nadie se lo esperaba…

¿El Borrego Gándara?...

También se fortaleció como era previsible, si bien no en la forma sorprendente en que se movieron los números de Bours…

Como sea, en 40 días de campaña los tres reales candidatos a la Gubernatura de Sonora, demostrarán—tendrán que hacerlo— de qué cuero salen más correas…

Tiempo al tiempo…

Y HABLANDO DE OTRAS COSAS, a partir un piñón estuvieron el sábado anterior en el restaurant “Dos Cielos”, de Ciudad Obregón, el cardiólogo RAMÓN SERVÍN DE LA MORA y el Lic. JULIÁN LUZANILLA CONTRERAS, quien tras de desayunar, partió hace el bello Puerto de Guaymas…

Pocos saben que Ramón Servín y Luzanilla Contreras prácticamente crecieron juntos y que en esos virajes de la vida, este columnista tuvo la oportunidad de conocerlos a los dos…

Y POR ÚLTIMO, HAGO votos por la recuperación de mi amigo, el Dr. GILBERTO LIBORIO GUTIÉRREZ PÉREZ, cuya salud se ha visto lamentablemente muy deteriorada en los últimos meses…

¡Larga vida para ti, querido Liborio!...

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com 

Fuente: Mario Rivas

Más de

Comentarios

Otras Noticias