opinion

Asesinar en la política de Sonora, ¿se convertirá en una constante en los tiempos por venir?

Rumbos
viernes, 14 de mayo de 2021 · 04:45

HACE UNOS DÍAS YO LE COMENTABA aquí mismo que de acuerdo con un estudio de encuestas que dieron a conocer por la televisión, MORENA muy probablemente ha perdido la mayoría en la Cámara de Diputados.

No había leído ni escuchado nada sobre el tema hasta que ayer un amigo mío me envió el resultado de otra sumatoria igualmente de todas las encuestas, certificadas, por cierto, lo que significa que se realizaron con una metodología aceptada científicamente y, por lo tanto, son perfectamente válidas.

Esto, señor mío, quiere decir que MORENA y sus aliados ya no lograrían la mayoría calificada, aunque sí el 50% más 1.

Aún así, la tendencia de MORENA es a la baja y esto no tiene vuelta de hoja, especialmente cuando faltan 21 días para las elecciones.

En este contexto, caro lector, hay un factor que es necesario tomar en consideración: el facto anímico.

Los militantes y los simpatizantes de MORENA se encuentran en una situación psicológica definitivamente devastadora: pleitos internos muy fuertes, escándalos de todo tipo: moral, de corrupción, de pedofilia, deserción, de nuevos y viejos militantes, fracasos en el Gobierno y varias crisis convergiendo en una circunstancia.

Todo esto sumado a la dolorosa pérdida de los amigos históricos del líder natural de MORENA, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

Es recomendable la lectura en el diario Reforma de ayer, en sus páginas interiores al brillante periodista RENÉ DELGADO, que publica su columna titulada precisamente Entrecolumnas René Delgado escogió como encabezado de su escrito, esta frase sin duda muy sugestiva: “Ya párale”.

Es el amigo de más de treinta años que le grita, regañándolo cordialmente: “¡Ya párale, te mareaste!”

Uno a uno, PORFIRIO MUÑOZ LEDO, le señala a AMLO, sus errores, sus abusos de poder, sus excesos públicos y el desprecio a los efectos fraternales y su flaqueza ante las situaciones adversas.

No es cualquier amigo el que le dice que “se ha mareado“. Es uno de los políticos más talentosos del México contemporáneo.

Al que en parte se le debe la apertura democrática en 1997, cuando en la Cámara de Diputados impidió un “golpe” a la Constitución que seguramente hubiese incendiado al país.

Porfirio fue el ideólogo del PRD y de hecho lo fue del grupo que abanderó a la izquierda para contrarrestar a los tecnócratas económicos que en MIGUEL DE LA MADRID tuvieron a un líder fácilmente manipulable.

Este grupo se hubiera desvanecido de no ser por la ágil inteligencia de Muñoz Ledo. A él se le debe, mejor dicho, le deben los actuales detentadores del poder en México, haber llegado a este momento con todas las de ganar.

Nadie como Porfirio, observó con sangre fría, los sucesos que rodearon a este proceso transformista y la gravísima metamórfosis que se fue operando en ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, desde sus primeros meses como presidente, cuando desde el púlpito de las mañaneras repetía que él no era un hombre rencoroso, que no era vengativo y que no perseguiría a sus adversarios, hasta llegar a la represión judicial de los opositores en contiendas electorales pasando por absurdos encarcelamientos y burdas venganzas como la que se cometió contra ROSARIO ROBLES BERLANGA, que fue su compañera política.

Muñoz Ledo se fue decepcionando de López Obrador desde que atrajo a su equipo a personajes siniestros y corruptos como ELBA ESTHER GORDILLO y a RICARDO SALINAS PLIEGO. Pero aguantó vara.

El colmo del autoritarismo fue cuando AMLO, desde el Palacio, operó contra el amigo al que tanto le debe.

Incluso, al punto de negarle la reelección que les dio con largueza a políticos bandidos. De ahí la importancia para la oposición y para el país mismo, de que MORENA pierda la mayoría de los Distritos Federales electorales. No es una cuestión de poder contra poder, es una cuestión de libertad y de democracia.

Hablaba yo de la tendencia a la baja en la que ha caído MORENA. Más que por cualquier otra cosa, por los últimos acontecimientos, principalmente, la indolencia, la estúpida soberbia que mostró el Gobierno de la República, frente a la tragedia de la Línea 12 del Metro, con un saldo todavía no definitivo, de 26 muertos y decenas de heridos.

Pero por algo quizá mucho peor: la excusa con la que AMLO quiso justificar no haber visitado a los heridos en los hospitales y a los muertos en sus velorios.

“No soy hipócrita, no es mi estilo”.

Un hombre de 86 años, mentalmente lúcido y valiente, que está dispuesto a morir en la raya defendiendo sus convicciones e impedir que el país caiga en manos de una pandilla de facinerosos al estilo de NICOLÁS MADURO, en cuyo Palacio Nacional DOLORES PADIERNA, pronunció un fervoroso discurso en alusión al actual dictador de Venezuela.

Por eso los hombres y las mujeres inteligentes y honestas, no han permanecido demasiado tiempo en las filas de MORENA.

Ninguno de ellos, aceptó aplicar la ideología de Maquiavelo: el fin justifica los medios. Esto no debe ser nunca.

En suma: si MORENA no gana la mayoría, pero sí la mayoría simple de 50% más 1, ¿qué se obtendría a fin de cuentas? Los enterados afirman que esto obligaría a una nueva dinámica en el Congreso de la Unión, donde se privilegian los acuerdos políticos y donde la sociedad organizada podría hacer valer su voz.

No estaría nada mal. Me cae.

En fin DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ DÉJEME CONTARLE: AYER MI NIETA LORELY vino a enseñarme lo que su celular le acababa de mostrar: que ese día, justamente, se cumplía un año de que su abuelo —o sea yo— había sido invitado a platicar para la edición 38 de las Charlas de RICARDO BOURS CASTELO, con toda suerte de personajes, lo mismo productores que políticos, periodistas, académicos y demás…

La verdad sea dicha, para mí fue un tanto extraña mi participación pues de pronto el que preguntaba era Ricardo y luego era yo… Enseguida, caímos en una anécdota en la que los dos estábamos igualmente involucrados, como cuando le recordé de cierto medicamento que muchos años antes me había dicho que siempre lo traía consigo porque con él “la gastritis le hacía los mandados”…

Ayer mismo platiqué sobre este tema con Ricardo, quien se encontraba en Agua Prieta…, Nos divertimos recordando algunos de los temas abordados en aquella ocasión…

¡MOMENTO, LECTOR AMIGO!: igual que usted, me acabo de enterar de la tragedia que ha ensangrentado la lucha política en Sonora. El asesinato vil de ABEL MURRIETA GUTIÉRREZ, nos concierne a todos y a todas nos inquieta, nos enoja y nos llena de impotencia…

No es algo que debe sorprendernos porque lo que sucedió ayer en Ciudad Obregón, ha ocurrido en más de cien ocasiones en distintos lugares del país…

Como le platicaba a usted líneas arriba, ayer charlaba con RICARDO BOURS. Hablábamos de cosas amables, concretamente, de cuando estuve en el estudio de su programa digital, como invitado especial… Evocábamos anécdotas, le contaba a usted, cuando la primera llamada telefónica me cambió el mundo…

Luego, de nuevo la comunicación con RICARDO BOURS, la confusión y el aturdimiento…. Hay mucho dolor en este país….

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios

Otras Noticias