opinion

Da coraje que lo diga un exembajador de EEUU, pero más coraje da que tenga razón

Rumbos
lunes, 3 de mayo de 2021 · 04:43

AYER NOS JUNTAMOS VARIOS AMIGOS que lo somos de muchos años para discernir sobre el significado real de las campañas electorales para sumar votos. Cada quién opinó y nos metimos en verdaderos berenjenales en relación a la importancia de una campaña para llevar votos a las urnas.

¿De verdad sirve de algo o de mucho la faramalla que los candidatos realizan para ganarse la simpatía del electorado? Algunos dijeron que sí sirve. Unos, que muy poco. Otros, que bastante. Y algunos más, que no tanto.

Un viejo amigo de todos hizo una precisión en la que estuvimos de acuerdo la mayoría: la simpatía en un candidato debe ser innata, igual que el carisma. De hecho, ejemplificó con hechos. Manipuló su celular y lo aplicó
en un video en el que se ve a ANABEL ACOSTA ISLAS, regresando del poblado de Hornos, ida y vuelta, saludando a sus simpatizantes mientras con “hola, que tal, aquí regresando de Hornos, con 60 kilómetros recorridos, buen entrenamiento, de aquí me voy al tianguis de la JESÚS GARCÍA y Michoacán, más tarde a la Laguna del Náinari, y a comer con mis papás y después
a recorrer otra vez la Laguna”.

Nuestro viejo amigo, nos miró con ojos de interrogación esperando nuestra reacción. Cada uno fuimos exponiendo nuestra opinión. En efecto: la simpatía no se mete a la fuerza, es algo natural y consustancial a la naturaleza del ser humano.

La expresión “el fenómeno Anabel” ya se empieza a escuchar con más frecuencia. Igual que el lema “Esto va a cambiar”. Así se hace la política. La propaganda, expuse yo, no es una camisa de fuerza. Si se quiere imponer el efecto deseado se nos presente a la inversa. Fue la parte más interesante de nuestra charla. La otra mitad giró en torno del mercantilismo en que se ha vuelto la venta de candidaturas. “Esto no se puede probar”, objetó alguien.

De alguna parte se escuchó algo como esto: “Ya se sabe que es difícil probar que hay candidaturas que se alquilan, pero hay formas de acumular pruebas que llevan a una conclusión que pueda considerarse irrebatible. Por ejemplo, si hay 6 o 7 candidatos a la gubernatura de un Estado, por fuerza la mitad y más de la mitad de los candidatos están prestándose a un juego pervertido por el que necesariamente reciben dinero a cambio de algunos votos que puedan quitarle a otros candidatos verdaderamente
competitivos para favorecer a uno de los tres “grandes”.

Hubo un movimiento de cabeza que daba validez al criterio.

Quienes me conocen, saben que soy amigo de CARLOS ZATARAIN GONZÁLEZ, El Bebo.

También deben saber que he criticado la actitud de Carlos no por haber renunciado al PRI, pues eso fue una decisión muy personal, sino por la ola de rumores que se escuchan sobre los motivos y los trueques que se hacen con esas mini-candidaturas.

Fue tan burdo y torpe todo, que hasta el propio ALFONSO DURAZO MONTAÑO quedó muy mal parado al querer justificar la primera metida de pata con la frustrada incorporación del Bebo a la campaña de Durazo, y que luego se convirtió en candidato
de Encuentro Solidario.

Usted se acordará: Carlos primero anunció que sería candidato de Morena a la Presidencia Municipal de Guaymas. Esto no
funcionó o alguien “allá arriba” le dijo al de Bavispe que no era por ahí, y entonces cambió la jugada: El Bebo se encargaría de coordinar no recuerdo que cosa, algo que tampoco se dio.

Y entonces surgió el Partido Encuentro Solidario. Y Zatarain se convirtió en “candidato” a gobernador.

En esa misma reunión de viejos amigos, hubo un cuate que aseguró—pero no lo puedo probar—que tres de las candidaturas fueron alquiladas para beneficiar a Durazo. Ellos son, Partido Encuentro Solidario, Redes Sociales Progresistas y Fuerza Por México. Pero, como digo: si están rentadas las candidaturas y llevan una intención de lucro, bueno, eso solo lo saben los involucrados, tal vez un poco lo sabría el INE y hasta aquí. Ayer le dije a mis amigos lo mismo que ya he dicho en esta columna: personas a las que tengo en alta estima, están compitiendo para cargos de elección popular con las siglas de estos partidos mencionados. Intento no abundar en los detalles para no lastimar sensibilidades. Pero esto es la política. Y la política suele traer consigo su bagaje de cosas chuecas que salpican a todo mundo.

Al finalizar la discusión, se me ocurrió soltar una última pregunta: ¿Por qué CARLOS ZATARAIN GONZÁLEZ, nunca desde que anda en campaña ha recordado que durante su Gobierno Municipal en Guaymas, no hubo casi ejecuciones relacionadas con el narco y que, incluso, el municipio de Guaymas y de hecho también el de Empalme, fue considerado el más seguro en el noroeste de México?

¿Acaso porque, al hacerlo ofendería a Durazo, que fue secretario de Seguridad y Protección Ciudadana?

Digo, ¿no?

En fin, así las cosas. DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ ¡Y AGÁRRATE, GENOVEVA, QUÉ VAMOS A GALOPAR! Un periódico del norte del país, TRIBUNA DEL YAQUI, le está enmendado la plana al presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR…

No es una cuestión sistemática. Simplemente se trata de objetividad en los números… Pero también de sentido común, de honestidad intelectual, incluso, de humildad profesional…

El presidente miente con frecuencia. Lo hace a sabiendas de que no tiene razón, que la realidad está contra él… A veces lo imagino revisando mentalmente sus propios números. No le cuadran, pero él se aferra a sus datos aunque estos sean producto de su fantasía….

Ser mitómano conlleva generar enemigos innecesariamente. Asume a sus adversarios como enemigos no solamente de ciudadano López Obrador, sino de la Cuarta Transformación y del Gobierno del presidente AMLO…

En este contexto, su mitomanía lo llevó a agraviar a los habitantes de una ciudad medianamente grande: Obregón…

En esta ciudad, enclavada en el sur de Sonora, un grupo de reporteros desde hace algunos años se ha dedicado a la tarea de llevar la contabilidad de los ejecutados, de los “levantados”, de los feminicidios, de los homicidios dolosos, de los homicidios dolosos vinculados al crimen organizado y pulcramente van acomodando los números para que no se pierda la estadística…

Pero resulta que el presidente por segunda ocasión, ha desmentido las cifras de los reporteros de Ciudad Obregón… TRIBUNA DEL YAQUI ha entrado al quite. También por segunda ocasión, ha desmentido al presidente AMLO, quien dio cifras muy por debajo de la realidad en cuanto al número de ejecutados…

CIERTAMENTE, LÓPEZ OBRADOR es el presidente que más información ha generado a partir de sus declaraciones aunque desgraciadamente más del 90% de esa información resulta conflictiva…

Ya vio usted: recientemente el exembajador de EEUU en México, CRIS LANDAU, dijo en una mesa redonda del Consejo de exembajadores, que AMLO le teme a los cárteles de la droga… Y esto, señor mío, es muy grave…

Y POR ÚLTIMO, AYER TUVE el gusto grande de compartir el cafecito tempranero con el Lic. JULIÁN LUZANILLA CONTRERAS, en su visita a mi refugio de trabajo… Se te agradece querido amigo…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Fuente: Mario Rivas

Comentarios

Otras Noticias