opinion

Experiencia Colson

Observatorios Urbanos
martes, 4 de mayo de 2021 · 11:33

Mis estudios de Maestría los cursé en El Colegio de Sonora, en la línea de investigación de Estudios Históricos de Región y Frontera, donde desarrollé el tema, Análisis del vestido de la mujer de clase alta del Porfiriato, a través de la imagen de Carmen Romero Rubio de Díaz (1890-1910) bajo la dirección de la Dra. Zulema Trejo Contreras, que fue mi apoyo incondicional y gracias a su dedicación y apoyo constante, mi trabajo tomó la dirección correcta. El titulo sufrió varias modificaciones conforme mis ideas se iban aclarando, así como la investigación tomaba forma, pero lo que nunca cambio fue la base de esta, el estudiar la subjetividad del cuerpo femenino a través de la imagen de la primera dama de la época y la indumentaria usada por ella. Al ir avanzando en mi investigación tuve dificultades al encontrar fuentes secundarias para analizar detalladamente partes esenciales y claves para continuar con el proceso de construir un aparato crítico y metodológico concreto para dar como resultado una tesis bien construida. Menciono lo anterior porqué de mi tema de análisis no hay trabajos referentes a mi foco de análisis, que es el vestido de finales del siglo XIX y principios del XX, me complace decir que, a pesar de esta disyuntiva, El Colegio y principalmente mi directora de tesis, me apoyaron para construir mi investigación.

 Una de las principales fuentes de apoyo para desarrollar este tema, fue la consulta de la revista “El Mundo Ilustrado”, que se encuentra en la Biblioteca Francisco Xavier Clavijero, en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México, fue mi pieza clave, ya que el enfoque de mi aparato crítico y metodológico, requerían fuentes no solo secundarias, sino primarias, en donde pudiera observar detalladamente la indumentaria femenina, su contexto y analizar la descripción de las damas ilustradas (Así se referían a las mujeres pertenecientes a la clase alta de esa época). Por la ubicación espacial (Ciudad de México)de mi tema de investigación y el enfoque de la misma, fue difícil en algún punto ajustar los parámetros de mi investigación, para obtener fuentes secundarias (libros, tesis, ensayos, etc.),  que me ayudaran a dar sustento a mi trabajo, ya que desde la postura de análisis que planteé, no había trabajos con una postura similar a la mía, más bien encontré trabajos que abordaban puntos focales, pero no el principal, en donde la indumentaria fuera el análisis, ya que mi planteamiento se basó en observar al  vestido, deconstruirlo y determinar si este moldeó el cuerpo femenino y si  se tuvo que adaptar a los requerimientos impuestos por la adopción de la moda parisina por parte de las mujeres de clase alta del porfiriato. 

La búsqueda de esta respuesta me llevo a analizar trabajos desde disciplinas distintas a la mía (Historia) dado que no encontré un trabajo similar al que me planteé desarrollar. La sociología, la psicología y ciencias de la comunicación, fueron las principales disciplinas donde me apoyé, pero sin duda la revista “El Mundo Ilustrado”, fue la pieza clave para mi investigación, así como el libro México-Francia, memoria de una sensibilidad común siglos XIX-XX, entre otros trabajos académicos.

El haber formado parte de la promoción de Maestría 2018-2019 por, El Colegio de Sonora fue una gran decisión, ya que en la institución encontré la mejor planta docente del noroeste, altamente calificados para impartir la carga curricular del programa de posgrado. Sin dudad recomiendo ampliamente el ser parte de esta institución académica. El egresar de una institución de alto rendimiento y de excelencia académica, me permitió obtener las herramientas necesarias para afrontar a lo largo de mi trayectoria laboral/académica, cualquier responsabilidad y cumplirla cabalmente.

Como lo especifica la institución el haber formado parte de “la Maestría en Ciencias Sociales el egresado/a tendrá el dominio de herramientas teórico-metodológicas que le permitan desarrollar investigaciones rigurosas en el área de las ciencias sociales y particularmente en las líneas de investigación que componen el programa. De igual forma podrá realizar actividades relacionadas con la docencia en instituciones de educación superior. Podrá desempeñarse en instituciones del sector público y privado, que requieran profesionales en el campo de la investigación social. El/la egresado/a abordará la problemática social a partir de una visión crítica y desde una perspectiva ética y humanista”.[1] El posgrado del Colegio de Sonora, como lo mencione anteriormente me doto de las herramientas necesarias para ser una egresada altamente calificada y ser una profesora investigadora capaz de afrontar cualquier reto académico.  El hecho de que el Colegio cuente con la acreditación/certificación por parte de Conacyt, también me permitió confiar en que el elegir a la institución era acertado.

Otros aspectos que me ayudaron a fortalecer la formación en la investigación y docencia, fue la movilidad estudiantil que tiene la institución (estancias de investigación), tuve la oportunidad de viajar a la Ciudad de México dos veces para visitar la Biblioteca Francisco Xavier Clavijero, especialmente el archivo de Porfirio Díaz, donde El Colegio me apoyo con los gastos de la realización de estos dos viajes académicos. También me dio la oportunidad de participar en eventos académicos, como lo fue escribiendo en los espacios que tiene designados en dos periódicos regionales de gran importancia en la ciudad, Expreso y el periódico Tribuna. Por mi experiencia y por todas las razones antes mencionadas, es el que recomiendo ampliamente los programas de maestría y doctorado de El Colegio de Sonora, cuentan con la distinción de ser programas de alta calidad académica ante el Conacyt y sobre todo porqué aquí encontraras las herramientas adecuadas para desarrollarte como un profesional capacitado para cualquier reto académico/laboral.

Fuente: Alejandra Vázquez Franco

Comentarios

Otras Noticias