opinion

Gente de las rancherías informa que grupos de yaquis merodean en sus propiedades armados hasta los dientes

Rumbos
sábado, 12 de junio de 2021 · 06:34

SE LO CUENTO, DILECTO LECTOR: iba a iniciar los Rumbos de hoy, con la continuación de un tema sobre la amenaza que se cierne sobre muchas familias sonorenses en relación con una posible expropiación de terrenos, asunto al que ayer hice referencia, pero otro incidente me hizo cambiar de opinión.

Todo sucedió de la manera menos esperada: estaba preparándome para empezar mi labor cotidiana, cuando en la portada de mi celular, vi el nombre de un amigo mío en WhatsApp. La curiosidad me ganó. Busqué y lo único que vi fue un encabezado a dos líneas con esta leyenda: “El triunfo de Morena fue una aprobación a mi Gobierno: Mariscal”.

Ni siquiera se me ocurrió hacer la cita textual de las declaraciones del alcalde de Cajeme.

Es lo que le digo, lo que siempre he dicho: esto que estamos viviendo no es política ni es nada.

No hay respeto a las instituciones ni a la investidura. SERGIO PABLO MARISCAL tiene razón en festinar el triunfo arrasador de Morena. No importa que su administración ocupe el cuarto lugar en la lista de las ciudades más inseguras del país. Ni importa que este hombre no tenga ni una pringa de rubor y se atreva a auto—calificarse como el generador de elecciones exitosas para su partido.

¿A quién le importa?

A este pueblo, no.

¿Qué hacer contra lo que está a la vista de todos y nadie asume su deber de cuestionar lo que es inmoral?

Ciudad Obregón jamás había estado en los niveles de desaseo y de servicios totalmente cancelados, como ahora. Pudo haberse quedado callado, pero le ganó la bufonería.

¿A CÁNDIDO TARANGO?

Hay que darle el voto de confianza. Porque bien vistas las cosas, la violencia podría no ser la peor de las tragedias que vive el municipio. A fin de cuentas, hasta ahora las ejecuciones no se han desfasado más allá de una guerra entre grupos.

No quiero decir que debemos estar conformes con esto. Para nada. Pero hay otro tipo de delincuencia que, sin ser tan impactante, causa daños severos a la sociedad.

Aquí lo comentaba yo, recientemente. Lo dije a propósito precisamente de un tema relacionado con el jefe de la gendarmería municipal de Cajeme, el señor Tarango.

Se le salió de control el problema de la delincuencia digamos que del fuero común.

Específicamente yo llamé la atención del comandante CÁNDIDO TARANGO, sobre la total pérdida de disciplina y sentido del deber en algunas colonias de Ciudad Obregón.

Lo digo sin cortapisas: las delegaciones municipales están descuidadas del alto mando y esto se refleja en los constantes abusos y corrupción hormiga de las titulares delegacionales. Se diría que no hay supervisión y esta impunidad se ha tornado más cínica a medida que la superioridad no parece interesarse en aplicar mano dura.

En todo esto he reflexionado cuando leo declaraciones del señor Tarango. Son palabras bien intencionadas. De eso no tengo duda. Pero mucho me temo que sin el apoyo de un alcalde responsable y honesto, ningún buen propósito puede llegar a feliz puerto.

Me duele decirlo, pero es la realidad que yo veo: hay muchas manzanas podridas en esta canasta. Y cada vez más manzanas se van pudriendo.

En esto pensé cuando me enteré que se graduaron 27 cadetes. Pues que bien.

Pero que mal que no hay diques de contención de la corrupción policiaca. ¿Cuántos días, semanas, pasarán para que estos 27 cadetes se empiecen a “malear” aconsejados por los que están hasta el cuello en el lodazal y no pueden permitir que haya cabos sueltos?

CÁNDIDO TARANGO VELÁZQUEZ, es militar. Se formó en la disciplina castrense. Se entiende—y así lo hemos entendido desde niños—que en la milicia hay un código de honor.

¿Por qué no aplicarlo para bien de los habitantes de Cajeme?

Todavía es tiempo, señor Tarango. Todavía.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

¡QUÉ COSAS TIENE LA VIDA, MARIANA! RESULTA QUE EL expresidente FELIPE CALDERÓN, a través de su cuenta de Twitter, felicita al diputado morenista SERGIO MAYER, por su actitud congruente y digna, al oponerse públicamente a que el presidente de la SCJN, extienda su mandato dos años más, por considerar que con ello se estaría violando la Constitución…

Tengo, para mí, que lo que más le gustó a Calderón de la actitud de Mayer—acérrimo simpatizante de AMLO—fueron estas palabras: “No se puede violar la Constitución solo porque el presidente te lo pida” …

¡Por las tripas de Satanás!...

Y VOLVIENDO AL TEMA de la violencia en ciudades del sur de Sonora, un dato que ayer fue publicado por el diario hermano LA VOZ DEL PUERTO, es el mejor argumento que se puede oponer ante cualquier alegato de defensa de un Gobierno que ha fallado, que serían los casos de Cajeme y de Guaymas: en esta ciudad, en su área criminalística, es decir, en la morgue, hay 30 cadáveres sin identificar…

¿Qué significa que en la morgue de cualquier ciudad, haya 30 muertos sin identificación?...

En mi opinión, es el reflejo de la descomposición social de una comunidad, donde las autoridades han fallado desastrosamente…

DECÍA YO AL INICIO de estos Rumbos, que era mi intención darle una cierta continuidad a este tema, lo amerita por su impacto social, económico y, por qué no, político…

En los edictos que se han publicado en la prensa, hay muchos nombres de familias respetables, con apellidos profundamente arraigados en la historia de Sonora, gente de buen vivir, querida en amplios sectores de la sociedad…

Esos nombres pertenecen a mujeres y hombres qué de unos meses a acá, han vivido una situación tensa, desgastante, de temor ante la amenaza real proveniente de un campo de poder, por un lado, y de un grupo étnico que está aprovechando la coyuntura para allegarse propiedades, no para trabajarlas sino para lucrar con ellas…

Honestamente lo digo: un pequeño grupo de seudos líderes indígenas, se han beneficiado durante décadas utilizando su representación ante sucesivos gobiernos…

Millones de pesos que han salido de las arcas gubernamentales, han ido a poder de esos vivales, nunca a los más vulnerables de la tribu…

Yo he platicado con muchos habitantes de pueblos yaquis, soy amigo de alguno de ellos…

Y los he escuchado quejarse de los abusos de esos líderes…

De hecho, esta gente sufre lo mismo que los mexicanos de cualquier ciudad del país…

Los de arriba se quedan con todo…

Ahora, aprovechando la insensibilidad de un presidente mesiánico, van por el gran botín: los terrenos entreverados con otros tantos presupuestamente pertenecientes a los antepasados de la actual generación de yaquis…

Y por si alguien duda de donde procede todo, la Guardia Nacional está presta para intervenir en caso de ser necesario…

Cómo verá usted, no exagero cuando avizoro barruntos de tormenta en el horizonte…

MIENTRAS TANTO, DESDE ALGÚN LUGAR de Sonora se reportó ayer RODOLFO JORDAN VILLALOBOS, dirigente estatal de la CNC…

Me confirma que algo hay en lo de la curul plurinominal pero que aún no es un hecho…

“Estamos a la espera”, dijo, casi en susurro…

LO CIERTO ES QUE ESTE columnista se ha quedado, por lo pronto, sin los habituales interlocutores. Bueno, no del todo porque ayer conversé ampliamente con mi cuate DANIEL TRELLES IRURETAGOYENA, y más tarde, intercambié impresiones con la alcaldesa de Yécora, YADIRA ESPINOZA…

“Ahora si ganamos con una cómoda ventaja, don Mario”, me dijo, pletórica de felicidad…

Naturalmente, refrendó la invitación a su hermosa tierra…

Por cierto, a disfrutar de unas merecidas vacaciones en Guadalajara, Jalisco, viajaron ayer muy temprano, RAÚL ACOSTA TAPIA, su esposa CANDE ISLAS, ANABEL ACOSTA ISLAS, nietos y nietas, y el resto de la familia…

JULIÁN LUZANILLA CONTRERAS, andaba en tareas del campo y quienes lo vieron juran que traía una sonrisa inequívoca de que la cosecha fue abundante y promisoria…

Y es que el campo cuando da, da…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com 

Más de

Comentarios

Otras Noticias