opinion

El presidente: ha perfeccionado su capacidad de engaño y mientras lo niega, mira, sonriente, a la cámara

Rumbos
jueves, 3 de junio de 2021 · 04:37

A USTED YA SE LO HE DICHO, SE acordará: cada vez me resulta más difícil creer en encuestas y en textos que se publican en forma anónima en redes sociales. Y este abuso de la libertad de expresión se hizo más patente durante la campaña política que recién terminó. Fue una larga agonía entre competidores que querían sobresalir en un concurso de falsedades y mentiras.

¡Jamás había visto algo así:

Decía: no creo en las encuestas ni en textos anónimos en redes. Pero a veces deseo, desde lo hondo de mi alma, que algo bien escrito, pero sin autoría, fuese verdad.

Ayer me pasó así. Me apareció de pronto en mi WhatsApp. De entrada, unas palabras a manera de introducción, con mucha propiedad, solicitando compartir con otros la carta que ANDREA MEZA, recién nombrada Miss Universo, le envía al presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

El remitente anónimo, pide leerla y nos advierte que es todo un manjar.

Dudé entre empezar o no a leerla. “¿Qué caso tiene leerla si no creo en su autenticidad?”, me pregunté.

Pero me ganó la curiosidad.

Efectivamente, es la carta de una mexicana que, igual que millones de compatriotas, mujeres y hombres, abrazó la esperanza de un verdadero cambio con un hombre que se debe al pueblo y ama a los pobres.

Evoca una expresión de aquel ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, que le dijo al periodista RICARDO ROCHA, 10 días antes de las elecciones de 2018, que él jamás sería un autócrata ni un dictador, porque el poder solo tiene sentido cuando se gobierna con humildad.

Suponiendo que la carta sea auténtica, en ella solo hay frases, y conceptos que millones de mexicanos pronuncian cada día cuando de describir al presidente se trata.

Sea o no verdadera, la carta contiene conceptos muy contundentes sobre un hombre que, desde sus 14 años en la universidad, se esforzó en alcanzar la perfección del engaño. Muchos reclamos, adjetivos, definiciones de personalidad, expone la supuesta Miss Universo ANDREA MEZA.

Verdad o mentira, sería recomendable su lectura y que cada quién exponga sus puntos de vista.

Ahora bien: en torno del primer mandatario se han tejido muchas historias y juicios políticos, morales y sociales. Señorones de las letras, escritores exitosos como HÉCTOR AGUILAR CAMÍN, han sido actores principales en el catálogo de supuestos o reales adversarios de AMLO.

Todos se asumen víctimas del abuso de poder que ejerce López Obrador.

Yo coincido con que, con frecuencia, el presidente hostiga y persigue a sus llamados enemigos. Se le ha visto en plan de vengador, y también de cobrador de cuentas pendientes.

ROSARIO ROBLES BERLANGA, es un ejemplo.

Ha puesto en evidencia su falta de tacto para delimitar lo que es honestidad y lo que no es.

Son corruptos los que no están con él. No lo son NAPOLEÓN GÓMEZ URRUTIA, MANUEL BARTLETT, RENÉ BEJARANO, DOLORES PADIERNA, FÉLIX SALGADO MACEDONIO y muchos otros. Los arropa protectoramente. Los lleva de su mano, cuidando que nadie ose tocarles un pelo.

Irónicamente su Juarismo cobra vigencia a la inversa: “A mis amigos, justicia y gracia; a mis enemigos, la ley a secas”.

En momentos como estos que estamos viviendo, me indigna que mi pueblo sea tan flojo para la buena lectura. Si la inmensa mayoría de mexicanos leyera la historia de México, entendería que BENITO JUÁREZ, como cualquier ser humano, tenía grandes defectos. Que no todo en él era grandeza y patriotismo. De hecho, era pragmático y era, en efecto, implacable con sus enemigos.

Los mexicanos hemos vivido, durante más de un siglo —casi dos— en una oscuridad respecto a nuestros próceres. Incluso, de nuestros villanos históricos.

Y es que, ni PORFIRIO DÍAZ fue totalmente negativo para el país —todo lo contrario– ni tampoco fue el malvado que nos enseñaron a conocer.

Muy pocos saben que si Juárez no hubiese muerto a los 72 años, se hubiese convertido en un dictador anti-democrático.

En realidad, nunca fue un demócrata. En ese tiempo la democracia era algo muy subjetivo.

Los Gobiernos del siglo XX, institucionalizaron la veneración de nuestros próceres. A Madero, casi lo llegamos a creer un santo los escolapios de primaria de los cincuentas. Fue un demócrata, pero era lo que ahora López Obrador llama ‘fifi’.

Fue un hombre bueno, que estaba en contra de la violencia y esto lo perdió. Pero nada qué ver con López Obrador.

VENUSTIANO CARRANZA quiso hacer lo que otros presidentes harían años después: seguir mandando después de terminar su mandato, tras bambalinas. No lo dejaron los obregonistas y PABLO GONZÁLEZ, un general perfeccionista que odiaba al Varón de Cuatro Ciénegas, por haberle negado el acceso al poder.

Todos los próceres eran, a fin de cuentas, hombres de carne y hueso. Nos legaron hechos positivos y nos ocultaron lo negativo. No había casi escritores que se atrevieran a escribir la verdad sobre sus vidas. Y los que lo hacían, eran confinados al ostracismo literario. No se encontraban en ninguna librería sus obras y no tenían un lugar para ser expuestas al público. En el texto epistolar de la supuesta Miss Universo, se dice que, según encuestas universitarias, AMLO no lee. Tampoco escribe y que los libros con su nombre se los escriben sus amigos escritores.

Quién sabe. Eso se dice y debo decir que no es la primera vez que escucho y leo algo como esto.

En fin, así las cosas.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ DÉJEME CONTARLE, CARO LECTOR: ayer ya muy tarde recibí una llamada de un amigo. Me dijo que en el evento de Guaymas no se traslució nada de lo que trascendió la tarde del martes, debido a que en Hermosillo se reunieron en medio de un gran sigilo, ANA GABRIELA GUEVARA, la delegada en Sonora del PT, sus colaboradores y ‘El Borrego’ GÁNDARA…

Es todo, que cada quien haga sus propias elucubraciones…

¡Y AGÁRRATE, GENOVEVA QUE VAMOS A GALOPAR! Vienen tiempos turbulentos, según los indicadores de analistas considerados como serios e independientes…

Más allá de la sangre política derramada en diferentes lugares del país, y por encima o a pesar de todo lo que se dice desde el Palacio Nacional y se injuria cada día, a pesar de la increíble forma de negar lo que está ocurriendo en las calles de muchos pueblos y ciudades, hay cosas que preocupa a los adversarios del presidente AMLO: la posible desaparición de varios partidos políticos…

El PRD, por ejemplo, podría perder el registro y su historia, por ser precisamente una historia, habrá que contarla en otra ocasión, con más tiempo y más espacio…

Sin importar los resultados del domingo, no hay duda que cada partido tiene sus problemas…

Hoy, por cuestiones legales, no se puede profundizar en este tema…

Pero le prometo que el lunes de enfrente vamos a platicar a fondo…

Me cae que sí…

LO QUE, SÍ SE PUEDE ESCRIBIR, es ese ‘oso’ que un candidato a alcalde de un municipio poblando, cuya desaparición, hace algunos días, fue como la gota que derramó el vaso de la indignación ciudadana, por la sangrienta semana que se registró en esa zona del centro del país…

Mujeres y hombres, niños, policías, soldados y civiles, se dieron a la tarea de buscar al infeliz candidato, al que ya daban por muerto…

De pronto, el escándalo: el hombre fue detectado en un modesto hotel de un pequeño pueblo de Querétaro. Se había ido a esconder allí para desafanarse de la candidatura del Verde Ecologista… De farsante y cobarde no lo bajan…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios

Otras Noticias