OPINION

El “sacudón¨ del avión donde viajaban Luzanilla y Castro Cosió y anécdotas de Daniel Trélles

Rumbos

Mario Rivas, columnista
Por
Escrito en OPINIÓN el

CREI QUE SE HABIA OLVIDADO de mí. Ya ve usted que luego dicen que “santo que no es visto no es adorado”. Y la verdad sea dicha, mi cuate de Hermosillo y yo tenemos más de un año de no vernos.

Confieso que extraño nuestras épicas discusiones. Siempre en torno al Gobierno de ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR. No es que mi amigo sea simpatizante y menos fanático de tabasqueño.

No, para nada. Mi amigo, político en otros tiempos y ganadero ahora, no está de acuerdo con algunas de las actitudes del Presidente. Pero lo percibe honesto, y le da la razón cuando hace referencia a los corruptos de antes.

--Pero tu vienes de ese sistema corrupto— lo hago enojar.

--¡Pero yo no fui corrupto¡. La política nunca fue mi fuente de ingresos para mantener a mi familia… de hecho, a ti te consta que le rechacé a un gobernador que es mi amigo y es tu amigo, el ofrecimiento de una Dirección General en su administración.

--Sí, cómo voy lo voy a recordar. Lo que te ofrecía fue el ISSTESON, luego de que terminara tu ciclo en el PRI estatal.

--Le dije con el debido respeto al Gobernador, que mucho le agradecía la gentileza pero que no era chamba la que me hacía falta. Yo colaboré con él con lealtad y sacamos la encomienda muy bien.

-Me estoy acordando que te dije que tu respuesta había sido poco civilizada con un hombre que siempre te dio tu lugar.

--Pues sí, pero él y yo seguimos siendo amigos precisamente porque entre nosotros nunca hubo dobleces. Yo le fui leal.

Verdad de verdades.

DANIEL TRELLES IRURETAGOYENA, que se inició en la política como Secretario Particular del Gobernador RODOLFO FELIX VALDES, sigue siendo muy amigo del ex-Gobernador EDUARDO BOURS CASTELOL.

Hasta antes de la pandemia, se había vuelto una tradición que en el verano Eduardo invitara a su rancho a 8 amigos. Nunca le he preguntado por qué precisamente “8 amigos”.

Lo curioso es que no siempre eran los mismos. En alguna ocasión, asistió el exalcalde de Hermosillo GUATIMOC IBERRI GONZALEZ. Allí platiqué ampliamente con el Guaty, un tipo realmente muy interesante.

Otro invitado que no iba siempre, fue el empresario RODOLFO GOMEZ URBALEJO.

Buen hombre. Con un excelente humor sinaloense que no lo escuchara usted. Le aprecio sinceramente.

Habíamos cuando menos tres que siempre participamos en esas comidas maravillosas en el rancho de Quiriego de Eduardo.

ERNESTO VARGAS era uno de ellos. DANIEL TRELLES, era otro infaltable. Ah, y BULMARO PACHECO. Y yo.

(¿Cómo olvidar que durante la primera etapa de mi problema de salud, en un proceso de recuperación, el invitado especial fui yo porque así lo decidió el ex- Gobernador? Cuando el Neto Vargas y yo arribamos al rancho, Eduardo salió, sonriente, a recibirnos. Y propuso la foto. Me situó al centro, entre él y Neto Vargas. Muy delgado yo por las radiaciones, me sentía, sin embargo, un hombre afortunado, bendecido. Y me sigo sintiendo así.).

En esa ocasión, la entrada en la mesa fue un coctel de abulón y camarón. Me salieron lagrimitas por el limón y por mi paladar lastimado pero me aguanté.

Decía, pues.

Trelles es un amigo leal. No traiciona. Se la juega por sus cuates pero es terriblemente franco, tenerlo de amigo es un privilegio y en esto coincide conmigo nuestro común amigo-y hermano—JULIAN LUZANILLA CONTRERAS.

(A propósito de JULIAN LUZANILLA, ayer él y decenas o quién sabe si más que eso, sufrieron el gran susto de sus vidas. Según me contaba el propio ex-Diputado en dos ocasiones y ex-Subsecretario de Agricultura.

El vuelo era de la Ciudad de México a Ciudad Obregón, antes de llegar a Cajeme, el avión sufrió “un terrible sacudón”, diría Julián.

La nave no pudo aterrizar en Obregón y se fue al aeropuerto alterno, Hermosillo. De hecho, Luzanilla tenía su auto en el aeropuerto obregonense.

En ese vuelo, que venía repleto, viajaba también el líder MIGUEL ANGEL CASTRO COSIO.

Se asustaron y cómo no. Esto, muy a pesar de que Julián es un viejo lobo de mar entratandose de viajes aéreos). Vuelvo con Daniel.

Como verá usted, mi amigo Daniel no es— ni lo será nunca—un político popular. Y es que en política la sinceridad no da popularidad, y la honradez. Y la lealtad.

Trelles se identifica con AMLO no por sus ocurrencias, sino porque, de algún modo, se siente representado cuando el presidente arremete contra los políticos “del pasado”.

En mis épicas polémicas con él, suelo recordarle que el es un priista, que viene de ese mundo del que también viene López Obrador, que si tanto rechaza el viejo estilo personal de gobernar, por qué no abandonó en su momento el barco tricolor.

Mustio, suele responderme:

-Porque yo siempre seré como soy, no me enlodé.

(Déjenme decirle que cuando estos Rumbos se encaminaban a su parte final, empiezo a sentir la cercanía de la tormenta que según un reporte meteorológico que acaba de llegar, estaría por entrar al Sur de Sonora por Yavaros y Benito Juárez. Es la misma tormenta que dio “el sacudón” al avión en que viajaban Julián Luzanilla y MIGUEL ANGEL CASTRO COSIO. ¡Agarren piedras!)

Como verá usted, caro lector, le vienen buenos tiempos al campo sonorense y muy especialmente a la ganadería. Ya les está llegando a Hermosillo y esta música es , precisamente, para el precitado ganadero en cuestión.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLA Y DE MAS ALLA.

AYER LE COMENTABA QUE EL DIMINUTO comité Ejecutivo Nacional del PRI, que encabeza—o dice encabezar- el campechano ALEJANDRA MORENO, le rindió un homenaje póstumo al guerrerense RENE JUAREZ CISNEROS, fallecido tras dar positivo a Covid 19…

En todos los sentidos, la muerte de este político fue muy dolorosa porque se trataba de un gran ser humano y porque sus cualidades, hoy que está muerto, se agigantan y entonces es que la partida duele mucho más…

A mí me gustó el discurso del gobernador ASTUDILLO, de Guerrero. Especialmente en la última parte donde, mal pensado que soy, tuve la impresión que la última definición que hizo del malogrado René Juárez, llevaba dedicatoria…

Veamos: “Fue un hombre honesto, que hablaba cuando tenía qué hablar y callaba cuando había que hacerlo, y porque “no fue un traidor” …

Es este punto, percibí algo de incomodidad en algunos…

Por cierto, ¿en qué quedaría el proyecto que un pequeño grupo de viejos priistas anduvo promoviendo para renovar ese partido?...

Usted recordará que este movimiento lo encabezó FERNANDO LERDO DE TEJADA y cada vez que mencionaba a quienes le acompañaban en la aventura, al primero que citaba era a JOSE ENCARNACION ALFARO CAZARES…

Qué bueno que Pepe este participando en esta tarea porque lo cierto es que el Obregonense es un priista de pura cepa y si de lealtades estamos hablando lo primero que hay que mencionar es al famoso PEPECHON…

Pepe y yo nos conocimos hace más de 35 años. Varias veces he estado de invitado lo mismo en la casa de sus padres en Cajeme que en la de Pepe, en la colonia Linda Vista de la Ciudad de México…

Nadie, como él, conoce la política priista, nadie tan priista como él, un hombre definitivamente honesto, que, en efecto, siempre ha vivido de su salario en sus deferentes cargos administrativos en su partido…

¿Burócrata del PRI?... Yo diría que esforzado priista que trabaja para su partido…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com