OPINION

Incentivos

Leviatán

Columna de César TovarCréditos: TRIBUNA
Escrito en OPINIÓN el

Las democracias incipientes o débiles comparten un problema: quienes buscan gobernar no encuentran incentivo en hacerlo bien, es decir, no hay premio para aquel que cumple con sus obligaciones, ni para el que garantiza la senda adecuada.

De hecho, el ejercer una administración que promueva la gobernanza, la transparencia, la rendición de cuentas, que busque el estado de bienestar y la justicia social, resulta altamente desgastante, pues se va contracorriente, se trabaja para acabar con el status quo.

Por ello, acostumbrados a hacer campaña y proselitismo, es en la búsqueda del voto, en el proceso de convencimiento de las masas, donde estos políticos se encuentran más cómodos, donde sí tienen incentivos para actuar.

Ergo, buscan con ahínco atrapar al pez, pero cuando lo logran ya no saben qué hacer con él y optan por buscar otro, lo que en su lenguaje significa ir a una nueva campaña que les provea la excitación de ganar, o al menos a una nueva encomienda que los extraiga de las labores cotidianas.

Y claro, al ser exhibidos por esta ausencia de resultados, para justificarse hacen uso de toda la serie de argucias retóricas, que aprendieron en esas intangibles escuelas de demagogia, aunque el discurso se torne cada vez más inverosímil.

Basta ver el caso de María Dolores del Río, ahogada con sus propias palabras y atropellada por la realidad que vive Sonora. Sin respuestas a lo que ocurre en el estado, la secretaria se limita a intentar volver complejo algo relativamente simple (y terrible): el crimen nos domina.

Con este perfil, se puede entender con mayores bases que el gobernador Alfonso Durazo la colocara en la Secretaría de Seguridad, pues, viejo lobo, sabía que era uno que podía desgastar en cierto tiempo sin que su propia legitimidad e imagen se trastocaran.

Lo que soslayó es que tales cuidados y decisiones, sí le otorgaron un crédito a su imagen, pero que quien lo paga y con creces es la ciudadanía, que tendría que ser el incentivo primario, no víctima de las balas.

@cmtovar