Opinión

El PRI en Sonora, envuelto en rumores: ¿quiénes preparan su deserción para irse al nuevo partido, el RSP?

Rumbos

por Mario Rivas

TIENEN RAZÓN LOS QUE se quejan porque, dicen, en el PRI todo está muy revuelto.

Hay posiciones encontradas. Hay declaraciones que cambian su sentido de un día para otro. Hablan de fortalecer al partido desde sus bastiones más primarios, y anuncian para la directiva municipal cajemense a RAMÓN VILLEGAS y MARTHA LUZ PARADA.

Él, un buen hombre pero para nada con el perfil de liderazgo que el tricolor necesita en estos momentos.

Ella, una mujer de lucha, con categoría y buen perfil, pero, ¿qué crees?, que la integraron en la fórmula como secretario general sin haberla consultado.

Resultado: que no aceptó.

Mal y de malas el priísmo en Cajeme.

Y yo me pregunto: ¿para qué diablos se reúne un puñado de priístas dizque para encontrar la mejor solución a la crisis por la que atraviesa el PRI?

Lo peor de todo para los priístas, es que se oyen rumores en el sentido de que el nuevo partido en formación, que se llama Redes Sociales Progresistas (o algo así), está atrayendo a cuadros tricolores que se han beneficiado al amparo del exinvencible instituto político y tienen al PRI-Sonora en la mira.

Las cosas políticamente hablando, no mejoran. Por el contrario, la podredumbre brota a borbollones y tal parece que a nadie le importa maldita la cosa lanzar el grito de alerta.

No es ningún secreto que a nivel nacional lo que dirige los trabajos de formación del RSP, es la maestra ELBA ESTHER GORDILLO.

También sabemos que su libertad no se debió a inconsistencias en el proceso que se le siguió. Lo que de ella se dijo, de lo que fue acusada, no existen dudas. Es mucho más corrupta que ROSARIO ROBLES BERLAGA, la de Sedatu. Está en la cárcel y la maestra no. Y no lo está, en virtud de una decisión presidencial.

Una decisión, vale decirlo, que va encaminado a apropiarse de un importante sector del magisterio a través de la chiapaneca.

¿La honestidad? Eso no importa cuando está de por medio la Cuarta Transformación.

Pues sí: ellos, los del RSP, vienen por cuadros priístas que actualmente tienen responsabilidades políticas.

Según los rumores, uno de los operadores en Sonora es el actual coordinador de la bancada del PRI en el Congreso.

Quién sabe. Me resisto a creerlo.

Y ante esto, vuelvo a preguntarme lo que ya me he preguntado en incontables ocasiones: ¿cómo nace, cómo se genera un rumor? He ahí la cuestión.

Como sea, el rumor está en el aire. Cobra fuerza con el paso de los días. Y su texto es contundente, por demás creíble. Textual: “Aquí en Sonora su coordinador de facto es el coordinador de la bancada priísta en el Congreso del Estado. Es un secreto a voces que surgen de las mismas filas del RSP pero que disimulan muy bien, aunque sus operadores se mueven en toda la Entidad”.

¡Gulp!

Y hay una parte final del rumor que así remata: “En otras palabras, está preparando su válvula de escape del PRI”.

Insisto: yo me niego a creerlo así como lo plantea el rumor. Porque, de ser cierto, sería una de las peores canalladas políticas que se recuerden. No sería solo la traición y la deslealtad. Sería algo infame desde el punto de vista de la ética y la dignidad humana.

Todo esto, caro lector, no hace sino exhibir lo revueltas que están las cosas en el priísmo sonorense, como ya se ha dicho.

Y luego están las declaraciones del ‘Pato’ ERNESTO DE LUCAS en su entrevista con los colegas de Mesa Cancún. Fue un miércoles negro para quienes, de buena fe, se afanan en buscar una salida airosa a este problema.

En este contexto de las designaciones de nuevos líderes municipales, por lo que toca a Cajeme mejor sería que ABRAHAM MONTIJO, el exdiputado local, fuera designado como dirigente del comité local directivo, en lugar de Villegas.

Digo, por el bien de ese partido que ninguna culpa tiene de los errores y tropelías que sus militantes en puestos públicos han cometido a lo largo de toda una centuria.

Me cae.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

¡OH, LA LÁ! Y ACA, EN CIUDAD OBREGÓN, ayer estuvieron a partir un piñón en amena charla por rumbos de El Mochomos, dos de las más notables representantes del género femenino sonorense y sin duda brillantes políticas que le han dado prestigio y seriedad a esta actividad, tan mal tarida, ciertamente, por el género masculino: ANABEL ACOSTA ISLAS y CHAYITO OROZ IBARRA…

Chayito, bien se sabe, empezó su carrera política en el fragor de las problemáticas municipales, ejerciendo como Dios manda su calidad de regidora del Ayuntamiento de Cajeme; después fue suplente de diputada federal con MIGUEL ÁNGEL MURILLO; posteriormente diputada local y finalmente dirigente municipal del PRI en Cajeme…

Anabel Acosta Islas, refulgió con su alegre carácter y su innegable carisma, durante los poco más de cuatro años como senadora de la República…

El caso de esta joven revelación de la política, es muy interesante. Y es que, en verdad, son muy pocos los que conocen la historia de Anabel en las lides de la política regional… Hay que precisarlo: cuando llegó al Senado por una de esas circunstancias de la política, ella de ningún modo era una novata en el conocimiento político. Durante años, desde muy joven, se curtió en los avatares de la talacha política de su partido, siempre al lado de su padre, RAÚL ACOSTA TAPIA…

Hoy no hay un solo liderazgo priísta de buena cepa, que no esté de acuerdo en que ella es la mejor carta con que cuenta el PRI para lo que viene en el 2021…

Tiempo al tiempo, señor mío…

¡Y AGÁRRATE, GENOVEVA, QUÉ VAMOS A GALOPAR! Y sigue de amor la llama en Navojoa. Ahora resulta que hay ciudadanos que están exigiendo al Congreso del Estado que atienda las denuncias de corrupción en el Ayuntamiento, que se han hecho y no han sido escuchadas y menos tomadas en cuenta…

¿En qué irá a para todo esto?... Ya ve como están las cosas en Cajeme, y en Empalme, donde las autoridades municipales están confrontadas con el crimen organizado; y luego en Guaymas y, bueno, ni CÉLIDA LÓPEZ se escapa de todo este ruidajo…

Aquí en Cajeme, fue lamentable que se hayan perdido cuatro meses en la conducción de la policía municipal, solo porque no hubo agallas en el poder municipal para imponer la autoridad que le confiere la Constitución Estatal y mantener firme el control de su gendarmería…

El coronel JORGE SOLÍS CASANOVA, prácticamente no ejerció el cargo de secretario de Seguridad Pública en los cuatro meses en que, orgánicamente fungió como jefe policiaco…

Yo no estoy enterado de los motivos que tuvo el señor Solís Casanova para mostrase tan reservado y distante de lo que esperábamos de él…

Simplemente no le permitió a los cajemenses que le conocieran como profesional en la materia y así de inopinadamente como llegó, se fue…

Con esta incertidumbre, ¿qué podría esperarse de la operatividad policiaca para controlar los niveles de violencia?... Ahora se quiere culpar a FRANCISCO CANO, el original secretario de Seguridad, cuando la realidad es que fue rehén de los vaivenes de la actual administración…

Y POR ÚLTIMO, DÉJEME CONTARLE que ANABEL ACOSTA y el delegado del CEN del PRI en Sonora, RICARDO BARROSO, platicaron como dos excelentes amigos que son desde sus tiempos de compañeros en el Senado de la República, en el feudo gastronómico de JUAN RURICO LÓPEZ… Bien, bien…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios