Opinión

El cambio en la preparatoria de la UNAM

Índice

por Federico Osorio

Concluyó, tras ocho años, su nombramiento Silvia E. Jurado Cuéllar el frente de la Dirección General de la Escuela Nacional Preparatoria (ENP), habiéndole correspondido encabezar, al lado del rector Enrique Graue, los 150 años de haberse fundado la ancestral institución educativa.

Por resolución de la H. Junta de Gobierno de la UNAM, asume el importante cargo académico la bióloga Ana María Dolores Valle Martínez, exdirectora del plantel 5 de la susodicha casa de estudios, conocido por su ubicación: la Preparatoria de Coapa.

Un organismo ciertamente palpitante, vivo, es la Preparatoria de la UNAM. Tiene vida histórica, y como tal ha experimentado mutaciones, adversidades, innovaciones, sin que haya sido víctima de afrentas insalvables.

Desde su gestación, en los primeros años sobrellevó, con entereza y dignidad, las críticas y desdenes de sus adversarios. Años más tarde, hubo de afrontar con la frente en alto los vaivenes de la política oficial y se convirtió en escudo de la autonomía institucional.

Hoy en día la ENP es signo de longevidad, no solo por los años que acaba de cumplir sino por la reciedumbre y el vigor con las que se ha alimentado y fortalecido en todas y cada una de las reformas practicadas por los organismos internas de la propia UNAM, responsables de innovar sus estructuras con fundamento en el derecho que le asiste.

Ha contribuido en la apertura de sus aulas, bibliotecas y laboratorios a fin de que puedan acceder a los beneficios escolares quienes trabajan y anhelan, sin embargo, cursar estudios propedéuticos y profesionales.

Se defendió con las armas de la Ley cuando en la década de los años 30 se la quiso someter al capricho de la ‘tabula rasa’ con la cual se pretendía igualar (A:A) la enseñanza media superior, haciendo posible la incorporación de los estudios secundarios al régimen de la autonomía. Entonces, dicha hazaña permitió que la educación ampliara sus dominios dando lugar al nivel de Iniciación Universitario dentro del bachillerato de la UNAM.   

Sirva lo anterior para subrayar el porqué de la ufanía con la que se denomina al referido plantel educativo como vanguardia de la formación propedéutica, líder en la impartición de la enseñanza previa a la que ofrecen escuelas y facultades de la principal casa de estudios del país.

Muchos pasos hacia adelante le esperan a la ENP y que habrá de dar en el inmediato y mediato futuro. El nuevo capítulo le corresponde efectuar a la nueva recientemente designada titular de la preparatoria: María Dolores Villa Martínez.

La incorporación de la revolución tecnológica de nuestros días, sin duda, influye en la potenciación de los encuentros y en la intensificación del diálogo entre maestros y alumnos. El acceso a las ediciones de textos de consulta por la vía digital hará su parte.

Y en todo esto, la obra editorial de textos para la enseñanza en las aulas de los nueve planteles preparatorianos se enriquecerá, particularmente en el área de Iniciación Universitaria, nivel escolar que solo imparte el plantel 2 ‘Erasmo Castellanos Quinto’.

Proseguir las tareas académicas ha pedido el rector Graue; es el compromiso a cumplir.

La Preparatoria ENP por sus siglas, es nacional. No habrá jamás que olvidarlo. Como tal, sugiere rumbos, indica caminos por los que se puede andar, misiones que atender.

Su vocación es la universalidad, el espíritu laico y la creatividad.

 

http://federicoosorioaltuzar.blogspot.mx    

 

 

Comentarios