Opinión

El discurso de Juan Gándara en la Asamblea Nacional de los propietarios rurales con Alfonso Romo

Rumbos

por Mario Rivas

A NADIE SE LE PUEDE ESCAPAR que desde los últimos meses del 2018, ya siendo presidente electo ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, la zona sur de Sonora, principalmente del Valle del Mayo, se vio afectada por una ola de rumores y movimientos sospechosos, por grupos de supuestos solicitantes de terrenos nacionales.

Muy pronto se supo que la mano que mecía la cuna era la de PETRA SANTOS, “engolosinada” porque su candidato ya era presidente electo.

En la perspectiva de los izquierdistas —de algunos, no de todos— existía la falsa creencia de que con AMLO en el poder todo podría hacerse. Por fortuna, no ha sido así.

Al menos no del todo.

Sin embargo, las cosas no se aclararon bien. Algo quedó en el ambiente y los productores agrícolas se pusieron, con mucha razón, nerviosos.

Las organizaciones del campo, básicamente las del sector privado, se pusieron las pilas y comenzaron a presionar, a buscar interlocutores confiables, tarea nada fácil cuenta habida que en el sur del Estado había un despliegue de izquierdistas muy conocidos que, desde el principio, empezaron a enturbiar el agua.

Líderes o aspirantes a serlo, que habían permanecido en la obscuridad desde mucho tiempo y que, al ascender al poder AMLO, pensaron que el momento de cobrar venganza había llegado para ellos.

Según tengo entendido, era alguien muy poderoso en el equipo del presidente, aunque aun así la intentona fallo, si bien no del todo. La inquietud persistía porque no se hacían precisiones.

Y fue entonces que surgen liderazgos con perfil renovador en la iniciativa privada de productores del campo, que, de entrada, buscaron a los interlocutores.

Y fue entonces que surgieron liderazgos con perfil renovador en la iniciativa privada de productores del campo, que, de entrada, buscaron a los interlocutores adecuados.

Viene a cuento lo anterior, a propósito de la participación tan comentada en círculos agrícolas de Sonora y de Sinaloa, que recientemente realizó durante el desarrollo de la XII Asamblea General Extraordinaria de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales, el obregonense JUAN GÁNDARA GONZÁLEZ, dirigente estatal de los propietarios rurales.

Déjeme decirlo: el periodista habitualmente tiene como costumbre observar en una reunión de esta naturaleza, la contraparte de los productores, quien es el enlace con el Gobierno Federal y si este tiene influencia en las esferas más altas del poder.

Una serie de fotografías mostraban que este personaje es nada menos que el empresario regiomontano ALFONSO ROMO GARZA, controvertido en el medio empresarial de su Estado, mal querido por unos y admirado por otros, pero muy amigo de López Obrador.

Voces autorizadas de medios influyentes de la Ciudad de México, aseguran que Romo ha sido uno de los seguidores de AMLO más confiables y que ha sido el que ha mantenido al hoy presidente debidamente informado de los secretos obscuros de muchos capitanes de las finanzas en el país.

Información, afirman, que en tratándose de política, vale oro.

En este contexto, el discurso de Juan Gándara en la precitada XII Asamblea celebrar en días pasados, cobra una especial importancia a partir de la presencia de Romo pero sobre todo de su disposición para ser el puente entre los productores y el presidente de México.

Juan Gándara fue muy claro en sus conceptos y en sus denuncias. Hizo puntual referencia a las solicitudes de supuestos terrenos nacionales por elementos vivales que en el pasado se caracterizaron por esas actitudes.

Todo indica que hubo una respuesta alentadora de parte de Romo, el jefe de Gabinete de la Presidencia de la República.

Fue una reunión muy sólida, pues además de Romo, estuvieron los líderes de la Confederación Nacional y, bueno, creo que el cajemense cabalga sobre caballo de hacienda.

Digo, ¿no?

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

¡AH, QÉE LAS HILACHAS! Como dice el viejo y conocido refrán: hasta lo que no comen les hace daño…

Digo, a juzgar por ese tuitt en el que se da cuenta de que una periodista capitalina cuestionó al presidente AMLO por estar cobijando a elementos cercanos al exgobernador de Sonora, GUILLERMO PADRÉS, en especial a uno, a quien recién designaron director de Coordinación Operativa de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, la de ALFONSO DURAZO MONTAÑO…

No conozco a este personaje recién nombrado, pero creo que la colega se pasó de tueste…

Las cosas como son: hay muchos sonorenses que fueron funcionarios con Padrés y gozan de buena fama y son bien recibidos en cualquier lugar del Estado…

No todo está podrido en Dinamarca, y como ejemplo pongo el caso del guaymense CARLOS ZATARAÍN GONZÁLEZ, que ocupó un importante cargo en Sedatu, y jamás se le relacionó con la famosa Estafa Maestra…

El ‘Bebo’ fue director general de Concertación Rural; operó y resolvió diversos conflictos agrarios en los que se manejaron grandes intereses en los que no escasearon las tentaciones y en las que muchos se hicieron de mulas, Pedro…

Zataraín cruzó el fango sin mancharse…

A quienes le conocemos, nos consta la modestia con la que vive quien fue alcalde de Guaymas, diputado local y federal y, como dije, varios años estuvo al frente de una poderosa Dirección General…

Es posible que algunos se hayan molestado con el ‘Bebo’ porque, en su momento, no aceptó entrar en componadas…

El tiempo y las circunstancias, le han dado la razón…

Ni hablar: al César, lo que es del César…

MIENTRAS TANTO, AYER partió hacia Monterrey, Nuevo León, la exdiputada local y diputada federal, CHAYITO OROZ IBARRA, donde reside su hijo JORGE HARRIS y familia…

Seguramente ayer mismo disfrutó mi querida amiga de la compañía de su vástago y de su nieto y del rato de la familia…

Ayer mismo me contaba que en los próximos días, viajará a la Ciudad de México donde se reunirá con antiguas amigas y compañeras de legislatura en algún restaurante de Polanco…

Bueno, digo yo…

A PROPÓSITO DE BUENOS AMIGOS, agradezco en todo lo que valen, las palabras de afecto que me hicieron llegar a través del whatsapp, amigos y amigas a los que aprecio y guardo gratitud de toda una vida…

Esto me lleva a recordar una distante conversación, con un amigo mío, lamentablemente ya fallecido…

Me preguntaba porqué en mis columnas con cierta frecuencia me refería a la amistad como un tesoro cuyo valor está por encima de todos los afectos…

Fue una charla muy amplia y en algún momento le explique que la amistad tiene como ingrediente fundamental, la lealtad, que ciertamente debe de caminar en doble sentido…

Yo lo he dicho aquí y lo vuelvo a decir ahora: no soy persona de rencores, y lo único que odio en la vida es llegar a odiar a alguien… No anidan en mi corazón ni el rencor ni el odio…

Por los que traicionan, siento desprecio, pero jamás odio… Si odio a la traición, pero aunque parezca una contradicción, no puedo odiar a los traidores…

¿Qué me pasa? Me pasa que acabo de ser testigo de una traición que sufrió un muy querido amigo mío… Fue una traición de esas que pintan de cuerpo entero a los traidores…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios