Opinión

El pánico empieza a entrar a los hogares de miles de mexicanos y en Sonora ya está presente

Rumbos

por Mario Rivas

CUANDO ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR dijo aquella frase que mucho gustó en su momento, en el sentido de que “las redes sociales son benditas”, se olvidó que esa herramienta de la comunicación del Siglo XXI, tiene dos caras.

Y como la luna, una es brillante y llena de figuritas que desde niños nos han enseñado a amar y divertirnos con ellas.

La otra, “es una cara maldita”, obscura y perversa, capaz de crear un caos mundial y poner en alerta máxima a cientos de millones de seres humanos.

Yo creo en la ciencia de los expertos. Pero son simples humanos y como tales son susceptibles de errar, de confundirse, de equivocarse y de enviar señales encontradas.

Todos hemos visto como se han equivocado los especialistas de la Secretaría de Salud del Gobierno Federal. Nos hemos llenado de temor cuando la persona encargada de velar por nuestra seguridad, es decir, el presidente de México, contrariando las recomendaciones del subsecretario de Prevención, se expone torpemente a contraer el Coronavirus cuando se abraza con cientos de personas y se deja basar por ancianas y niños en un mitin de cinco seguidores.

Ahí está, inmarcesible en la memoria de todos, el ejemplo del hombre más poderoso del país, para todos aquellos que el pasado fin de semana se indignaron porque las autoridades los conminaron a desalojar los balnearios y los paseos campestres, comúnmente muy concurridos en días soleados.

Pero ahora tenemos otro problema. Las noticias falsas en las distintas redes sociales, han generado una histeria colectiva que ha perjudicado gravemente el buen curso que la campaña contra la pandemia, pudiera estar llevando.

Laboralmente y gracias a las “redes malditas”, se ha afectado a muchas empresas y a muchos trabajadores. Cualquier sospecha, cualquier cosa que tenga cara de contagio, es suficiente para que cunda el pánico.

Por otra parte, ¿cómo ha visto usted en los últimos tres días al presidente AMLO?

No sé usted pero yo he visto a un mandatario menos pegado de sí mismo, más receptivo a las palabras de los médicos especialistas en el tema. Y si voy más lejos, diría que veo a un López Obrador más humilde.

No por menos tuvo la humildad de reconocer que “se avizora una crisis económica grave”.

Si usted vio la mañanera de ese día, sabrá que no miento.

Mire usted: las redes carecen de mecanismos de regulación. No hay reglas y la mayoría de los textos que suben a la internet son anónimos. Hay veces que esos textos están tan increíblemente bien redactados e, incluso aparentemente bien documentados, que fácilmente los cibernautas se van con la finta.

Las personas suelen ser muy sensibles a la mentira. Se ha perdido la seguridad en sí mismo y la arrogancia habitual queda desparramada sobre el pavimento.

El miedo sustituye al cinismo y la soberbia. Y entonces todo se lo lleva el diablo.

Y luego están los que todo lo saben. Los que se aprenden de memoria la etimología de cada palabra relacionada con el coronavirus para presumir que conocen el tema. La verdad sea dicha, son muy pocos los expertos en el mundo que conocen bien la dinámica de este bicho y cuáles serían las consecuencias al final de la pandemia.

Es muy posible que por eso López Obrador no haya tomado en serio el riesgo del coronavirus y por ello llegó muy tarde a la toma en serio de decisiones.

Es posible.

Así las cosas, pues.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

DÉJEME CONTARLE: el colega y amigo de Guaymas, AGUSTÍN RODRÍGUEZ LÓPEZ, comenta en su leída columna digital, que el alcalde de Empalme, FRANCISCO (Pantico) GENESTA, dice que las recomendaciones del Sector Salud deben acatarse so pena que la autoridad se vea obligada a recurrir a la fuerza policial…

Y es que no hay, no habrá de otra porque primero es la salud…

Bien por Genesta…

¡Y AGÁRRATE, GENOVEVA, QUÉ VAMOS A GALOPAR! Volvió por sus fueros. Con un discurso más maduro, más centrado y menos beligerante…

RICARDO ANAYA, el excandidato presidencial por una coalición encabezada por el PAN, dio la sorpresa al hacer público su regreso llamando a la unidad y proponiendo no descalificar a nadie, ni al presidente ni a los líderes que fueron elegidos por los ciudadanos…

Dijo Anaya lo que ya es del dominio público, que “no son tiempos de política, que son tiempos de estar unidos y ser solidarios”, y tiene razón, desde luego…

Aprovechó bien la coyuntura, aunque no faltarán los que le cuestionen por haber escogido estas circunstancias para hacer su reaparición…

En todo caso, ya se verá…

MIENTRA TANTO, ME DISCULPO ANTE el padre RENÉ ESQUER VERDUGO y ante el señor obispo don FELIPE PADILLA, por ese error que apareció ayer en estos Rumbos en un pequeño texto sobre las actividades del padre René en los pueblos del Río Sonora…

El gazapo se registró cuando, en lugar de la fotografía del padre René, apareció la del obispo Padilla…

Es una de esas cosas que ocurren hasta en las mejores familias…

A don Felipe, a René Esquer, un mea culpa…

Por cierto, el primero en llamarme ayer para hacerme la observación, fue mi amigo, el doctor ARNULFO RODRÍGUEZ, fiel lector de estos Rumbos desde hace muchos años…

¡Larga vida para ti, querido amigo!...

Y DESDE SU RANCHO SANTA ANITA, el licenciado DANIEL TRELLES IRURETAGOYENA, tuvo la gentileza de enviarme un aviso oficial de la entonces Secretaría de Industria y Comercio, dirigido al público consumidor de productor ganaderos…

O sea, la lista de los precios de cada parte de una res…

Textual: “La Dirección General de Precios de la Secretaría de Industria y Comercio, con fecha 5 de diciembre de 1969, fijó los precios máximos al público para los productos de ganado bovino que a continuación se señalan.

Hígado, riñón y lengua 10 pesos

Tripa de leche, 6.00

Corazón……...6.00

Menudo, patas y tripa gorda 4.00

Cabeza entera, sin lengua, 3.00

Bofe y librillo, 2.00. No pague más y compre por kilos”…

¡Ay, qué tiempos aquellos, señor don Simón!...

Y HABLANDO DE OTRA COSA, TAMPOCO el homenaje a LUIS DONALDO COLOSIO, ayer en Hermosillo, pudo evadir el acatamiento de las recomendaciones de la Secretaría de Salud…

Se hicieron guardias de honor ante el busto del malogrado candidato del PRI a la presidencia de México, de tres en tres y en algún momento, de dos en dos…

Me cuentan que fue una ceremonia emotiva que las restricciones por el coronavirus no pudieron opacar…

Séame permitido decirlo, caro lector: el artífice de esta organización fue el licenciado BULMARO PACHECO MORENO, en su carácter de presidente de la Fundación Colosio Sonora y en su reconocida calidad de colosista…

Sin duda fue un magnífico trabajo el del huatabampense y esto se lo reconocen propios y extraños… Me cae que sí…

POR CIERTO, LA CEREMONIA DE RECORDACIÓN de Colosio, en su natal Magdalena de Kino, reunió a familiares y amigos entrañables de Luis Donaldo. A saber: JUAN MORENO, chofer de Colosio durante la campaña para diputado federal; maestra MARY JOCOBO DURAZO, secretaria del PRI municipal; licenciado ROBERTO JULIO GUTIÉRREZ CANO, presidente del PRI en Magdalena; arquitecto CARLOS FERNANDO VALDEZ MONREAL, presidente de la Fundación Colosio en Magdalena; CECILIA FONTES CASTRO, y ADALBERTO VILLAESCUSA…

Bonito acto sin duda, especialmente muy sincero… Las cosas como son…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com

Comentarios