Opinión

Hasta en BC sintieron los estragos de la ola morenista

Columna de Hierro

por Sergio Ibarra

Pues será el sereno, que si el hartazgo que si el voto de castigo que si el esto y aquello el caso es que, hasta en el caso de Baja California en donde el PAN lleva 30 años gobernando desde que Ernesto Ruffo se convirtió en el primer gobernador de oposición en el país, se impuso la ola obradorista misma que, al avasallar este otrora importante bastión del panismo nacional, prácticamente le dejó una clara sentencia de muerte:

Los morenistas irán por la gubernatura de este fronterizo Estado en los próximos comicios del año entrante, en los que también estarán en juego los cinco municipios que lo conforman lo que confirma que el hartazgo y el malestar no era solo contra los gobiernos priístas.

Y de esto dieron cuenta los más de 575 mil votos que cosechó el partido que estará rigiendo los destinos de México y la mayoría de los mexicanos, lo que equivale al 52 por ciento de los votantes, mientras que el PAN apenas alcanzó los 182 mil 328 votos.

Lo anterior quiere decir también que si en este pasado proceso se hubiera estado compitiendo por la gubernatura, Baja California hubiera corrido la misma suerte que Veracruz, Tabasco y el resto de los Estados conquistados por el partido fundado por López Obrador el que por cierto, ya empezó a trabajar y con las primeras designaciones.

Para cerrar el capítulo cachanía, solo aquel que no quiera ver se negará a aceptar que los bajacalifornianos no quieren nada con su actual gobernador, Francisco, Kiko Vega de Lamadrid y a menos que de aquí al año entrante puedan salir con un súper candidato, el PAN ya puede irse despidiendo de la jetatura obtenida en los tiempos en que Luis Donaldo Colosio dirigía el PRI nacional, siendo el primero en salir a admitir que las votaciones de ese año, 1989, no le favorecían a su candidata, la señora Margarita Ortega Villa.

Ahora que los diferentes partidos acaban de dar a conocer los nombres de quienes, llegarán al senado vía plurinominal, es decir, de acuerdo a la votación que hayan recibido en el reciente proceso, de plano que por rumbos del PRI sienten que el tsunami los arropa pero ni así se hincan.

¿Sabe usted a quienes designó para ocupar tan importantes escaños?

Como si de plano no hubiera mejores mexicanos, aquí están las siguientes designaciones que son un pleno madrazo a boca de jarro para la mayoría de los mexicanos.

Luego después no pregunten por quién doblan las campanas.

Claudia Ruiz Massiue, Carlos Aceves del Olmo, actual dirigente nacional de la CTM, Miguel Ángel Osorio Chong, exsecretario de Gobernación en el fallido Gobierno de Peña Nieto y el gran perdedor de la designación presidencial del PRI, Eruviel Ávila, exgobernador del Estado de México y, cáete para atrás; la exgobernadora de Tlaxcala, exdiputada federal, exsenadora y exembajadora de México, además de exdirigente nacional de la CNC, Beatriz Paredes Rangel.

De plano, ya no aprendieron.

En fin que, de los 96 integrantes 32 llegarán por la vía plurinominal de los cuales, 13 serán para Morena, 6 para PRI y PAN, 2 para la Coalición, PRD, PVEM y Movimiento Ciudadano y uno para el PT.

Por Morena, contra viento y marea y después de muchos brincos llegan, Napoleón Gómez Urrutia el exdirigente minero; Germán Martínez, el exdirigente panista y la gran manzana de la discordia, la exintegrante de las guardias comunitarias, Nestora Salgado con la que no pudo ni la más ácidas de las críticas en su contra ni todo el peso del excandidato presidencial José Antonio Meade.

La señora con todo y los señalamientos y pronósticos en su contra, será senadora de la República, lo mismo que el sonorense Damián Zepeda, el todavía dirigente del PAN nacional de quien ya se habla de un inminente relevo a gente contraria a Ricardo Anaya, además de Josefina Vázquez Mota, la excandidata panista a la presidencia, hace seis años, Miguel Ángel Mancera, el pasado exjefe capitalino, Rafael Moreno Valle, el ex de Puebla y doña Ifigena Martínez, exfundadora del PRD junto con Porfirio Muñoz Ledo y Cuauhtémoc Cárdenas.

FIERRITOS EN LA LUMBRE… Tú no estás para saberlo lector, pero desde varios kilómetros a la redonda se pudo ver el polvaredón que arrojó el encuentro que, vía twitter se dieron dos personajes de la política; el senador electo por Sonora, Arturo Bours quien al ir como segundo en la fórmula con Alfonso Durazo estará protestando en breve como senador titular (al asumir, tal como está previsto la Secretaría de Seguridad Pública Nacional, el sonorense) y el alcalde de Cajeme, Faustino Félix Chávez.

¿El motivo?

Las declaraciones que aparecieron ayer en Tribuna y en donde el novel alcalde señala la falta de infraestructura en el caso de que, como está previsto, López Obrador les cumpla a los sonorenses en su promesa de traerse al Valle del Yaqui la sede de la Secretaría de Agricultura, la Sagarpa, pues.

Según don Arturo, Cajeme está más que listo para convertirse en la sede nacional de esta importante dependencia y de paso aprovecha para preguntarle al edil, si atiende alguna línea al respecto a lo que este le contesta que no, que no hay ninguna línea. Mi observación, le dice, no fue en negativo sino de la necesidad de invertir en infraestructura y espacios.

Saque usted sus conclusiones.

Sugerencias y comentarios; [email protected]

Comentarios