Opinión

La corrupción es un fenómeno universal

De Aquí y de Allá

por Urbano Romero

Todo tiene remedio en estos tiempos a este fenómeno universal la corrupción, que en todos los tiempos y en todas las culturas se ha dado; sin embargo, nuestro país tiene características diferentes; por una parte es un fenómeno aparentemente general en todos los niveles de nuestra sociedad; y por otra parte tiene connotaciones muy profundas tanto en la mente de los ciudadanos como en la estructura del Estado; y esto precisamente por el crecimiento que vamos teniendo en nuestro país, la corrupción es un principio, es un mal para la sociedad porque destruye, debilita, desarticula, descrebaja, desintegra proyectos nacionales de Estados y de la sociedad.

En principio, bajo ninguna posibilidad se puede aceptar la corrupción porque lesiona al ente social; de acuerdo con este principio generalmente se han hecho muchos juicios sobre la corrupción en México; sin embargo, creemos que es necesario ir mas allá de esta realidad, evidente y buscar respuestas más profundas que no puedan dar claridad de un fenómeno que es constante en los últimos siglos en nuestro país y que tal parece, es el origen de todos nuestros males.

Se dice que México es un país corrupto que casi todos los mexicanos de alguna forma estamos siendo partícipe de este problema con el parece que hemos podido vivir sin aparentemente mayor conflicto para las sociedades no colonizadas, especial para los países colonizadores de aquel ayer, imperialistas de hoy, la corrupción es una apariencia, uno de los grandes pecados que han censurado y castigado con todo el rigor por el Estado, este sentido de incorruptibilidad es especialmente manejado en los niveles más distantes de los centros del poder; por decirlo de otra forma en el ciudadano común, aunque los niveles más altos del poder, sucesivamente serán escándalos de corrupción y los políticos en lo económico que sacuden esta sociedad puritana; en efecto la corrupción menor no es tolerada y ferozmente combatida, el deber, ser de la sociedad y del Estado será estructurado un paradigma moral en el que se sostiene la estructura del poder por ellos, cuando se trata de corromper estos países a las autoridades, instituciones y leyes menores. La respuesta del poder es implacable ya que en este nivel si se permitiera a mediano plazo afectaría los grandes centros del poder, de esta manera el Estado debe proteger a la estructura de la corrupción; las leyes, las instituciones y las autoridades, deben mantenerse fuera de alcance generalizado del cáncer que representa un mal para todos, pero las circunstancias de la vida dan lugar que se viven en estos tiempos fundamentalmente en los niveles medios y bajos, aunque alguna manera, el gran poder, por si mismo es un acto de corrupción. Tenemos confianza que las cosas vayan disminuyendo un poco ¿no cree usted?

Comentarios