Opinión

Los lobos

Alfa y Omega 

por Any Cárdenas

“Miren que los envío como ovejas entre lobos” Esta frase, la dijo Jesucristo cuando envió a sus 72 discípulos, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares donde pensaba ir. Los envía “como corderos en medio de lobos”, parece anunciarles peligros serios.

Podemos pensar qué puede suceder cuando algunos pobres corderitos se encuentran ante una manada de lobos feroces.

Pero existen otros que son lobos vestidos de ovejas y estos son los peores. La Iglesia apostólica (la única que Cristo fundó) los conoce muy bien. Se acercan a ella estos lobos disfrazados para distraer y sonsacar a los más desprevenidos. Inyectan la duda, la maldad, la envidia y les da resultado muchas veces. Los que no son influenciados por estos, tienen y deben hacer algo para que la intención no se propague y caigan más.

Para ejemplo tenemos muchos: como Lutero, Enrique VIII que renunciaron al catolicismo por no satisfacer sus conveniencias personales y fundaron sus propias creencias y doctrinas y existen miles que creyeron en esas nuevas doctrinas. Tenemos a Arrio, Charles T. Russel, Joseph Smith, Elena G. White, y muchos más.

Que no es tan sorprendente que hayan fundado una secta para liderear, eso se entiende algunas veces porque la ambición del hombre es grande, lo que sorprende es cómo hicieron para que algunas ‘ovejas’ los siguieran, cuando es por demás comprensible y muy claro en la Biblia que Iglesia de Jesús solo habría una y es por demás claro que ningún hombre común y corriente como los aquí mencionados sean los fundadores legítimos y verdaderos de la Iglesia que cientos de años atrás fue ya fundada por Cristo. La respuesta es sencilla: fueron lobos muy astutos.

Muchos lobos ni siquiera saben que son lobos, pero con sus actos se manifiestan y ni tienen que aferrarse a que caigan los menos instruidos, sino que con su inmoralidad y astucia siembran una semilla de aceptación en los más ignorantes y los que siembran sobre arena se les viene todo encima caen ‘redonditos’.

Satanás está en todo aquello que hiere a Dios o a sus seguidores.

Otro lobo: tantísimo anuncio publicitario por prensa, radio, televisión y todas las redes sociales donde intentan persuadir y convencer a la gente de que si acuden a ellos dando fecha de nacimiento, signo zodiacal, comprando un cirio o una vela etc., pueden hacer algo a favor de ellos. ¡Total mentira! En primer lugar se ha comprobado que la mayoría de los ‘brujos, chamanes’ o como se les llame, lo único que persiguen es el dinero que pueden ganar ofreciendo sus ‘servicios’. Aquellos que llamen a alguna línea psíquica solo aportarán ganancias económicas a la compañía telefónica y a los que se encuentran atrás de ella. Nunca, pero nunca podrán ser ayudados por esas personas, ni siquiera adivinar su futuro. Solo se tiene que leer un poco la Biblia para darse cuenta que tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento Dios tacha de mentirosos, malditos e idolatras  a las personas que se dedican a esto. Y por si fuera poco, si alguna persona con ‘poderes’ llega adivinar o ayudar por un momento a otra, no es por el poder de Dios, es por el poder de Satanás ya que este se vale de la ignorancia, desesperación y otras artimañas para llegarles a través de estas prácticas y confundirlos y hacer que recurran a él, y no recurran a la fe, a la oración y mucho menos a Dios. Así que nadie puede hacer que fuerzas ‘divinas’ los protejan si compran y usan un talismán, unas piedras ‘benditas’, si hablan vía telefónica, consultan a algún ‘ángel terrenal’ o lo usan como una segunda alternativa. Nadie, absolutamente nadie puede usurpar el poder y el lugar que solo le corresponde al Señor. 

 Otro más se encuentra en las sectas satánicas, que cada día atrapan y atraen a más adeptos. Hacen recordar otras palabras de Cristo: “ciegos y guías de ciegos” ¿dónde creen que caerán? Sin lugar a dudas en un hoyo muy profundo, del cual ya no saldrán. Aquí la ignorancia y la búsqueda de ‘algo nuevo’ tienen mucho que ver. Los lobos de estas sectas tienen muchísimas maneras de manifestarse, sobre todo en los jóvenes. Muchos de ellos admiran e incluso imitan a cantantes y grupos con canciones que incitan a drogarse, a desobedecer, al vandalismo, al aborto, al suicidio, incluso dan tips de cómo matar a sus padres y maestros. Estas sectas denigran y ofenden tanto como los que ‘sin querer’ lo hacen (libros, novelas, películas).

Todos estos ataques van directamente a la Iglesia Católica y es porque saben que es la verdadera y única fundada por Jesucristo. Lo más atacado es el cuerpo y la sangre de nuestro Señor porque saben lo que realmente es.

Pero esto no es nuevo: el mismo Jesús lo dijo en los evangelios, que su Iglesia sería atacada y perseguida y que muchos dudarían de ella, que hasta incluso la abandonarían y que de ella saldrían algunos cuantos lobos. Pero ningún poder terrenal o del mismo infierno podrá vencerla ni acabar con ella jamás. Ya que para fortuna tiene varias vidas ejemplares y fuertes cimentadas en roca que nunca caerán ante nada ni ante nadie. ¡Qué promesa más grande! Pues en vano varios grupos sueñan con su destrucción incluso personajes que la ‘juegan’ de buenos y hasta cristianos pero en el fondo tratan de hacer lo más bajo e inmoral para querer acabar con ella. Y por desgracia algunas sucumbirán por fanatismo o porque en el fondo Dios no es prioridad para ellos. Solo lo es cuando lo necesitan.

Lobos hay muchos y vienen en todas formas, tamaños e intenciones. Las redes sociales son las más vulnerables. ¡Cuidado! Muchos grupos quieren seducir para hacernos caer y darle la espalda a Dios; pero sin Él nuestra vida no puede ser del todo plena y feliz.

Luchemos por nosotros mismos y por nuestros seres queridos. La Victoria será nuestra. Seamos del grupo de los obedientes a Dios.

 Porque... ¿quién no quiere pertenecer a los grandes?...

Comentarios