Opinión

Se reedita en el Campo 30; “cementerio maldito”, del paraíso al infierno en cuestión de horas; mueren 6 sicarios en enfrentamiento con ministeriales en Hillo

Columna de Hierro

por Sergio Ibarra

Pues al paso que vamos, dijo la mosca, el Campo 30 y sus alrededores se estarán convirtiendo en la competencia de funerales Misión, comunidad a la que ya han empezado a llamar el “Cementerio Maldito”, para estar acorde con uno de los films que se estrenan por estos días en la llamada capital del cine, aquí en Cajeme.

Y es que, con el debido respeto y nuestro absoluto reconocimiento al colectivo Guerreras Buscadoras, con esta hora y con este día como rezan en sus informes policiacos nuestros nunca bien ponderados genízaros, ya suman más de 30 cadáveres los encontrados en esta pequeña comunidad rural que por otra parte confirma también la vieja máxima de “Pueblo chico, infierno grande”, la que también habría de caer de maravilla para los churrometrajes que se aventaban los hermanos Almada o al mismo Sherlock Holmes, el rey del suspenso y el terror.

Y con respeto también, tan penosa jornada que no lleva otro fin que localizar a sus seres queridos, vivos o muertos, nos lleva a recordar aquella ingeniosa novela de García Márquez, ‘Del amor y otros demonios’ en donde un grupo de trabajadores se dan a la tarea de desenterrar algunos restos humanos que se hallaban localizados en un antiguo monasterio.

Por cierto, este próximo 17 de abril se estarán cumpliendo cinco años de la desaparición física del colombiano premio Nobel de Literatura y 25 años de la publicación de esta fascinante novela.

Volviendo al caso de las víctimas que han sido localizadas en las inmediaciones del Campo 30, hasta el momento no se ha dicho si se siguen las investigaciones en este sentido y si se vale dar a conocer las identidades de estas pobres personas, a efecto de que al menos tengan una cristiana sepultura por parte de sus deudos, todo vez que los halla, porque de igual manera se pudiera tratar de personas que habrían sido traidas aquí solo para ser ejecutadas, como ya ha ocurrido en otras ocasiones.

Y en más de la nota roja, ocurre que cuando todavía están frescas las declaraciones del secretario de Seguridad Pública Nacional, el doctor Alfonso Durazo Montaño y apenas horas después del encontronazo que se dieron el presidente López Obrador y el periodista Jorge Ramos,en cuanto el incremento de número de muertos, víctimas de la violencia, cuando ¡saz!, que ocurre el enfrentamiento registrado ayer en la capital del Estado entre agentes ministeriales del Estado y un grupo de sicarios en donde se tuvo que lamentar la muerte de seis presuntos miembros del crimen organizado entre los que, --trascendió-- uno de ellos era exagente de la Policia Municipal o de la extinta Judicial del Estado.

Como quien dice, del paraíso al infierno en cuestión de horas.

De acuerdo a un sinnúmero de audios y videos que circulan desde ayer a través de las redes sociales, se creía que se trataba de un simulacro en ocasión de que a partir de hoy se inicia la Semana Santa y en otros más, se daba por hecho que se trataba de un traslado de reos con rumbo a las oficinas delegaciones de la Fiscalía General de la República y que precisamente frente a la sede de la AMIC, había llegado un convoy de gente armada en busca de su rescate.

La última de las versiones, la oficial, vamos a decir, explica que todo se originó cuando agentes de la AMIC les hicieron el alto a estas personas en busca de cumplimentar una orden de aprehensión en contra de uno de los tripulantes del vehículo en que se desplazaban por la avenida García Morales, mismos que en vez de obedecer la indicación de detener la marcha, accionaros sus armas de fuego en contra de los agentes ministeriales que se vieron en la necesidad de repeler la agresión con el sangriento saldo de seis personas muertas, todos ocupantes del auto particular.

Palabras más, palabras menos, en esta, como en muchas otras acciones en los que participan agentes policiacos de Hermosillo, llámese estatales o municipales, quedó la firma característica de estos:

Primero yo, después yo y siempre yo.

O lo que es lo mismo; mátalos en caliente.

Y si a esto le agregamos que entre la tropa hay hambre de sed y juisticia por aquello de los últimos agentes caídos en manos del crimen organizado...

FIERRITOS EN LA LUMBRE… El que si se tendrá que quedar con hambre y sed de venganza, digo, de justicia, es el senador morenista con licencia, Alejandro Armenta porque, al contrario de las 48 horas que le daban como plazo a Morena para que explicara y más bien, fundara el por qué Miguel Barbosa había sido seleccionado como su candidato al Gobierno de Puebla, la dirigente, Yaidkol Polenvski subsanó en tres patadas el asunto y colorín colorado, Barbosa es ratificado como el aspirante oficial de Morena, pésele a quien le pese y lo “pior”, se va a alzar con la victoria.

Y de ir como van las cosas por rumbos del Gobierno Estatal que en Baja California encabeza un tal Kiko Vega, panista, para más señas, todo apunta que el empresario expresidente de los Potros de Tijuana, y abanderado de Morena, se habrá de convertir en el primer gobernador morenista de aquellos rumbos.

Finalmente, tu no estás para saberlo, lector, ni yo para contarlo, pero todo parece indicar que dadas las buenas gestiones que han emprendido un grupo de comerciantes --manos frías, les llaman, por aquello de que expenden los mejores raspados y cocos frescos del rumbo-- de la Laguna del Náinari, muy pronto estarán contando con energía eléctrica en sus respectivos puestos, para dejar atrás el molesto ruido que provocan las plantas eléctricas con las que han venido trabajando de toooooda la vida.

Sin contar la contaminación del medio ambiente, desde luego.

Felices vacaciones de Semana Santa, lector y que estemos pronto de regreso, no olvides respetar los señalamientos de tránsito en carretera y si tomas, no manejes. Te queremos de regreso en casa.

Comentarios