Opinión

Sin restricciones, ingreso de priístas a la estructura del nuevo Gobierno Federal

Rumbos

por Mario Rivas

AL OTRO LADO DEL TELÉFONO, la voz del priísta semi-retirado, se oyó, un tanto impaciente:

—¡Pues fíjate que sí es importante! Lo es para nosotros porque es como siempre debió ser. A mí me gusta verlo hacer esas cosas. Que nos haga sentir que es un ciudadano común y corriente, como yo y como tú.

—Bueno, no me refiero a eso. Hablo de la necesidad de que un presidente cuente con un auténtico equipo de seguridad. Con elementos bien entrenados.

—¿Cómo el Estado Mayor Presidencial? ¿Ya se te olvidó que le mataron a Colosio? Y esto sin contar que algunos de sus elementos quedaron entredicho.

—O no me estás entendiendo o no me quieres entender.

—Sí te entiendo. Y yo, que soy priísta y siempre lo seré, te digo que el pueblo mexicano está muy complacido de que su presidente no traiga un aparatoso cuerpo de seguridad resguardándolo, sin permitir que nadie se le acerque ni siquiera para comprar un café en un Oxxo. Los trataban como si fueran unos inútiles.

—Mira, yo estoy de acuerdo contigo en este punto de los excesos que cometió el Estado Mayor Presidencial, de los abusos con la gente, de su autoritarismo. Si dices que tenían de rehenes a los presidentes, te doy la razón. Pero estoy convencido que un jefe de Estado debe contar con un eficiente y muy bien entrenado cuerpo de seguridad. Algo así como el Servicio Secreto de los presidentes de Estados Unidos.

—¿Y quién te dice que el grupo de ayudantía no está bien entrenado?

—La verdad yo no lo veo así. Cualquiera se le acerca, cualquiera podría atentar contra el presidente.

—Así le gusta andar a él.

—Pues sí. Me contaron que cuando llegaron al Oxxo él les dijo a sus asistentes, con voz imperativa, que lo dejaran solo, que él entraría a la tienda y compraría su café.

—¿Y no te parece bien eso? Es como una bocanada de oxígeno democrático después de más de 80 años de ver al presidente como si fuera una divinidad.

—Lo que a mí me parece es que esas actitudes son producto de una naturaleza narcisista que gusta de ser adorado y tratado precisamente como una divinidad. Pregúntale a un sociólogo.

—Estás equivocado. A mí me encanta verle a AMLO esos actos de humildad.

—Pues a mí me sorprende tu actitud. Tú vienes del viejo sistema priísta. Ocupaste muchos cargos públicos, algunos por designación y otros por elección popular. Reconozco que nunca fuiste un autoritario ni un prevaricador. Pero guardaste silencio ante lo que tu partido y quienes gobernaban en ese tiempo hicieron. Incluyendo uno que otro fraude electoral.

—En eso tienes razón. Guardé silencio y me apena haberlo hecho. Pero hoy, en el semiretiro político, veo las cosas con más serenidad. Y muchas cosas de López Obrador me gustan. Estoy de acuerdo con él.

Al costo, caro lector. Al costo.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

DÉJEME DECIRLO: CONFIESO que durante algunos minutos no pude recordarlo. “Búsquenme más datos”, les pedí a quienes le conocieron de muchos años. “Me cuesta trabajo recordarlo”…

Me aportaron más datos. Que murió a los 76 años. Que padecía Alzheimer. Que su esposa también falleció con unas horas de diferencia. Que ella tenía 71 años. Que como él, también era abogada y fue agente del Ministerio Público del Fuero Común…

Que él fue por muchos años funcionario de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje en Cajeme. Que era un hombre recto. Que jamás aceptó un cohecho…

Subí a mi refugio de trabajo esforzándome por encontrar en la bruma de mis recuerdos, a este personaje con tan valiosas cualidades…

Inicié el texto que usted me acaba de hacer el favor de leer y, ya para terminarlo, el subconsciente se abrió paso en la memoria: le vi caminar sobre el encementado del Edificio del Estado en Ciudad Obregón y luego por la banqueta oriente de las calles 5 de Febrero. Siempre con un portafolios en la mano o una carpeta abultada de papeles bajo el brazo…

Estos recuerdos vienen de muy lejos en el tiempo…

De hecho, estoy hablando de mi juventud, de cuando solía recorrer a pie esos lugares, ese encementado, esas banquetas…

Algunas veces, al coincidir en alguna oficina, nos estrechamos las manos… Pero nunca pasó de ahí…

Sin embargo, su figura no podía pasar inadvertida. No parecía la típica figura del abogado… Era de rostro bonachón, de lente graduados, y ciertamente inspiraba respeto…

Ahora le recuerdo por su nombre: Licenciado RENÉ VALDEZ GONZÁLEZ, y su esposa se llamaba MARÍA ELENA MEDIA DE VALDEZ…

Pues sí: ambos recién fallecieron con diferencias de algunas horas…

No fui su amigo pero ellos lo fueron de personas muy entrañables para mí…

¡Dios les bendiga!...

¡OH, LA LÁ! El navojoense JULIO CÉSAR LÓPEZ HERNÁNDEZ, acaba de tomar posesión como gerente de Cuenca en el Pacífico Sur (Oaxaca), de la Comisión Nacional del Agua…

Julio fue gerente del Distrito de Riego en el Mayo durante varios años y posteriormente ocupó un cargo de segundo nivel en Conagua, con sede en Hermosillo…

Lo curioso de este nuevo nombramiento —que no es un asunto menor— es que se da cuando todos los amigos de Julio pensaban que ya estaba a un paso del retiro…

Ayer mismo, alguien me dijo que la actual subdirectora nacional de CONAGUA, ROSARIO ANGULO, su amiga, podría haberlo recomendado…

Si fue así, me parece perfectamente válido…

¡POR LAS TRIPAS DE SATANAS! El licenciado EFRÉN ROSAS LEYVA, presidente de la Asociación de Vendedores de Carros Usados de Ciudad Obregón, dijo que “esto no puede continuar para adelante, el gremio de autos usados es el más perjudicado por la corrupción que hay en el país”…

Esta declaración la hizo Efrén luego de enterarse que serán legalizados los autos ‘chocolate’ que circulan en Sonora…

¡Vaya dilema!, ¿eh?...

Digo, porque por una parte, en efecto, esta medida va a afectar más al sector de los carros usados, pero por otra, es urgente que esos autos ilegales que andan circulando, sean regularizados a fin de que no contribuían más a la impunidad de muchos delincuentes que cometen ilícitos utilizando vehículos ‘chuecos’…

MIENTRAS TANTO, FUERTE cuestionamiento de MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG a la paralización del Gobierno Federal en algunos sectores del Gobierno…

Cita como ejemplo, que no se hayan nombrado todavía embajadores, cónsules y en niveles intermedios…

En una entrevista con CIRO GÓMEZ LEYVA, el actual senador y exsecretario de Gobernación, dijo que es grave que las embajadas —sobre todo en los Estados Unidos— permanezcan sin relevos y en los consulados igual…

Lo mismo está ocurriendo en delegaciones estatales, no exactamente en las “superdelegaciones” sino en las delegaciones de cada secretaría de estado…

Se dice que el caso de CÉSAR BLEIZZEFER VEGA, a quien se incluyó en la lista y luego dieron marcha atrás, se debió a que el nuevo titular de Profeco a nivel nacional, un político que fue alcalde por el PAN en Guanajuato, nombró a Bleizzefer en Sonora sin consultar a la secretaria de Gobernación OLGA SÁNCHEZ CORDERO…

A PROPÓSITO DE PANISTAS, no cabe duda que ERNESTO MUNRO PALACIO mostró que por su solo nombre y trayectoria, fue posible una convocatoria conciliatoria, a tal punto que, entre los que asistieron a su toma de posesión, se encontraban el exsecretario de Gobierno ROBERTO ROMERO LÓPEZ y el exalcalde de Hermosillo ALEJANDRO LÓPEZ CABALLERO…

Ni hablar: al César, lo que es del César…

Es todo.

Le abrazo.

rumbosmrivas@outlook.com

Comentarios