Política y Economía

Persona moral y física en el SAT: ¿Cuáles son sus principales diferencias?

Si estás pensando en darte de alta ante el SAT, es indispensable que conozcas cuáles son las diferencias entre una persona física y una moral; aquí verás todo
lunes, 8 de febrero de 2021 · 14:42

Ciudad de México.-  Si eres una persona que recién está pensando en darse de alta ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), es indispensable que conozcas las diferencias entre una Persona Física y una Moral; aquí verás todo lo que necesitas saber.

A grandes rasgos, una Persona Física es cualquier contribuyente o individuo que realice una actividad económica; por su parte, la Persona Moral es la que, junto con otros sujetos, crea una única unidad contribuyente. En seguida verás más detalles.

Leer también: Ni un paso atrás: SAT iría con todo para cobrar 40 millones a Salinas en impuestos

Las Personas Físicas pueden ser empleados, profesionistas o comerciantes. Por su parte, las Personas Morales representan a una empresa, una sociedad mercantil o una asociación civil. 

Las principales diferencias que debes conocer entre estas son las siguientes:

Persona Moral

  • Tiene su propia razón social o denominación independiente
  • No poseen un cuerpo material ni un estado civil que las represente
  • Solo pueden ser mexicanas cuando fueron creadas en el país y residen aquí.
  • Sus regímenes son: general y de fines lo lucrativos
  • Antes de registrarse, debe decidir en qué figura contribuyente encaja mejor

También te puede interesar: Junto a Joe Biden: Reconocen a Raquel Buenrostro en Tax 50 por su liderazgo en el SAT

Persona Física

  • Se identifica por el nombre
  • Poseen un cuerpo material y un estado civil
  • Puede ser mexicana y tener otra nacionalidad
  • Su regímenes son: asalariadoshonorariosactividades empresarialesRIF y Arrendamiento
  • Sólo deber de darse de Alta en el SAT.

Sí tienes dudas entre ambos términos, lo mejor será que consultes a un contador para que tus trámites en el SAT salgan de la mejor manera posible.

Fuente: El economista

Comentarios