Sancionan a cinco empresas con vínculos al CJNG

Las empresas fueron designadas por brindar apoyo financiero a las actividades de tráfico de drogas

por

/x

Washington, EU.- El Departamento del Tesoro de Estados Unidos designó a cinco empresas mexicanas como narcotraficantes especialmente designados de conformidad con ley de Designación de Cabecillas Extranjeros (Ley Kingpin).

Estas entidades proporcionan apoyo financiero y están bajo el control de la organización mexicana de tráfico de drogas Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), como resultado, todos los bienes e intereses de estas entidades e individuos en jurisdicción de los Estados Unidos quedan congelados.

El director interino de la OFAC, John E. Smith expresó: “El CJNG ha utilizado la violencia y la corrupción extensa para llegar a ser una de las organizaciones más poderosas del tráfico de drogas en México, la diversidad de empresas designadas hoy, muestra el alcance y la penetración del CJNG en la economía a nivel local en Guadalajara y en regiones del estado; la OFAC y sus colegas, así como la Administración de Control de Drogas (DEA) y las autoridades mexicanas están determinadas a exponer e interrumpir a cualquiera que apoye al CJNG”.

Las cinco empresas fueron designadas por brindar apoyo financiero a las actividades de tráfico de drogas del CJNG, que están ubicadas en Guadalajara, Jalisco; Mizu Sushi Lounge, restaurante en Puerto Vallarta y Guadalajara; Onze Black, empresa tequilera; Las Flores Cabañas, arrendadora de cabañas situada en Tapalpa, Jalisco; J & P Advertising y JJGON, una empresa publicitaria y una empresa agrícola, ambas ubicadas en Guadalajara.

El Departamento del Tesoro y la Administración de Control de Drogas (DEA), división de Los Ángeles trabajaron en colaboración con autoridades mexicanas para imponer esta sanción a las organizaciones mexicanas del narcotráfico.

Las sanciones por violaciones a la Ley de Cabecillas fluctúan entre penas civiles de hasta 1.075 millones de dólares por cada violación hasta penas criminales más severas; el castigo para directivos de empresas puede ser de hasta 30 años de prisión y multas de  hasta 5 millones de dólares; las multas criminales para empresas pueden alcanzar los 10 millones de dólares; otros individuos pueden enfrentar hasta 10 años de prisión y multas de conformidad con el Título 18 del Código de los Estados Unidos por violación criminal a la Ley Kingpin.

Comentarios