Seguridad

Feminicidio de Mariana: Presunto acosador de la estudiante de medicina se entrega a la Policía

El médico Fernando Cuauhtémoc 'N', decidió por cuenta propia entregarse a las autoridades acompañado de sus familiares, luego de que se acusara presuntamente haber acosado a Mariana Sánchez
jueves, 18 de febrero de 2021 · 21:19

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- La noche de este jueves 18 de febrero, el médico Fernando Cuauhtémoc 'N', decidió por cuenta propia entregarse a las autoridades acompañado de sus familiares, luego de que se acusara presuntamente haber acosado a Mariana Sánchez Dávalos, la estudiante de medicina asesinada en Chiapas.

El feminicidio ocurrió el pasado 24 de enero, por lo que 16 días más tarde un Juez de Control ordenó la aprehensión  en contra del galeno, a quien señala como supuesto acosador, sin embargo él en redes sociales lo negó todo al afirmar que sus familiares han sido víctimas de la fiscal Martha Hernández.

Podría interesarte: Para que no quede impune, Segob aplicará este protocolo en el feminicidio de Mariana Sánchez

Mi nombre es Fernando Cuauhtémoc Pérez Jiménez. En base a las acusaciones que se me imputa en medios de comunicación, me voy a entregar de manera voluntaria a lo que corresponda legalmente este tribunal de enjuiciamiento para resolver el caso del que se me está inculpando", expresó.

En su mensaje, Fernando afirmó que enfrentará con la cara en alto las acusaciones, pues afirma tener pruebas para decir que es inocente, por lo que acompañado de sus familiares busca ponerle fin a todo.

Lee también: Manifestación en IMSS: Médicos residentes piden más seguridad y vacuna Covid-19

Cabe recordar que Mariana era originaria de la Ciudad de México, sin embargo se fue a vivir con sus abuelos a Tuxtla Gutiérrez, con el fin de estudiar la mencionada carrera en la Universidad Autónoma de Chiapas, pero al hacer la residencia tuvo que trabajar en el centro de salud de Nueva Palestina, una comunidad alejada de la capital donde ella le comentó a su madre que era acosada por su compañero.

Fuente: El Economista

Comentarios