Seguridad

A Vianca la mataron a golpes en su propia casa; su madre la halló desfigurada en la morgue

A la madre de Vianca le dijeron que a su hija la mataron durante un robo con violencia, sin embargo, las señales apuntan a que fue un feminicidio; su muerte sigue impune
martes, 23 de febrero de 2021 · 18:01

Playa del Carmen, Quintana Roo.- Vianca Fernanda Moreno Labastida de 31 años de edad fue asesinada dentro de su domicilio. A su madre le dijeron que la intentaron asaltar pero en realidad, fue un feminicidio.

El pasado 21 de febrero del 2018, Vianca acudió al gimnasio a entrenar Crossfit, salió por un café con una amiga y finalmente regresó a su casa, ya que se encontraría con otra persona para cenar. Fue ahí que dio su último respiro.

Lee también: "Papá, me mataron": Felicia de 9 años agonizó en brazos de su padre; vecino la mató a tiros

La joven terminó con el rostro ensangrentado y desfigurado por los golpes. Según reportes, le rompieron el cráneo y la nariz. La intentaron estrangular y poco después perdió la vida. 

Autoridades le dijeron a su madre que habían entrado a la fuerza a su casa para asaltarla. Su domicilio estaba ubicado en el fraccionamiento Bosque Real en Playa del Carmen.

Pese a esta línea de investigación, habría sido más que un robo con violencia. Por el grado de tortura y golpes a los que se le sometió, se trataría de un ataque directo. Un feminicidio. De acuerdo con reportes, vecinos escucharon sus gritos pero nadie ayudó.

Podría interesarte: Brutal feminicidio: María Pilar murió acuchillada por su esposo; dejó a dos bebés huérfanos

Ya que la ambulancia tardó mucho en llegar, la joven fue llevada de urgencia al hospital, sin embargo, falleció poco después por el severo traumatismo craneoencefálico que sufrió.

La madre de la joven asegura que la fiscal que llevó el caso es una mujer "corrupta" y cuestiona desde aquél día cómo pudieron decretar que su causa de muerte fue un robo con violencia, asegurando que un asaltante "no haría lo que le hicieron a mi hija".

Doña Vianca, madre de la víctima, llegó a la mañana siguiente de la muerte de su hija directo a la morgue para reconocer el cadáver de su hija. Hasta la fecha, su agresor o agresores siguen en libertad y su muerte continúa impune.

Fuente: Letra Roja

Comentarios