Seguridad

Trágico final: Doña Rosita vivió 3 días con su esposo muerto; olores fétidos guiaron al cadáver

Una mujer de 80 años llamada Doña Rosita cumplió un 'pacto de amor' y vivió durante tres días junto al cadáver putrefacto de su esposo de 90 años en Guaymas, Sonora
jueves, 8 de julio de 2021 · 14:37

Guaymas, Sonora.- Tal como si se tratara de una película, una mujer de la tercera edad llevó al extremo el gran amor que sentía por quien fuera su compañero de vida, pues pese a que la muerte los separó, ella se aferró a vivir con el cadáver de su esposo durante tres días, hasta que fue descubierta la tarde del miércoles en una vivienda del sector Yucatán en Guaymas.

Da clic aquí y descubre más información de Tribuna Sonora en nuestra página de Google News

Trascendió que, Doña Rosita de 80 años, quien padece de problemas seniles, se mantuvo junto al cuerpo de su amado Joaquín de 90 años, e incluso lo seguía asistiendo como si aún siguiera vivo luego de que este dejara de existir el pasado domingo a causa de los estragos de la edad.

No obstante, la ilusión que mantenía se vio esfumada, cuando un grupo de vecinos reportó a las autoridades que desde una casa-habitación ubicada en la calle 13 y avenida primera de la citada colonia emanaban fétidos olores por lo que se presumía que se trataba de una persona sin vida.

De ahí que poco después de las 16:00 horas y tras activarse el Operativo 'Código Rojo' en el puerto, los cuerpos policíacos, militares y de emergencia se trasladaron al domicilio.

Una vez en el sitio y tras entrevistarse con Doña Rosita, la fémina se rehusó a que las autoridades entraran a examinar a su esposo al asegurar que todo estaba bien, sin embargo, los olores que despedía el departamento eran tan nauseabundos que los elementos decidieron insistir.

Después de realizar una ardua labor de convencimiento, la mujer finalmente aceptó, no esperándose lo que vendría después. Fue al adentrarse a una de las habitaciones, que encontraron la tétrica escena: Don Joaquín yacía inerte sobre una cama y en avanzado estado de descomposición.

De ahí que, tras la intervención de las autoridades y el retiro y traslado del cadáver a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), la octogenaria quedó desamparada y se teme por su vida.

De momento solo se sabe que familiares de la pareja que residen en Mexicali se harán cargo de los gastos funerarios, pero el destino de la anciana aún es incierto, por lo que la preocupación persiste en los vecinos que buscan alguna institución que le brinde atención.

Por otra parte, una desolada Rosita solo espera que se le haga entrega del cuerpo de su esposo para poder despedirse de él.

Fuente: Staff

Comentarios