Seguridad

María Guadalupe: "Antes de sepultarlo, juré que encontraría a su hijo"

María encontró a su hijo José Guadalupe Cruz Zamora dentro del tráiler de Jalisco que transportaba cuerpos, pero aún falta su nieto

por Miriam Fernanda Aguirre Jiménez

Funeral en México (imagen ilustrativa)(Internet)

Funeral en México (imagen ilustrativa) | Internet

Guadalajara, Jalisco.- El gobernador del Estado de Jalisco,  Aristóteles Sandoval,  le dio hasta el 15 de octubre al director del Instituto de Ciencias Forenses para que resolver la situación de los 273 cuerpos dentro de una caja refrigerada de un tráiler por los alrededores de Guadalajara hace 27 días.

En Punto platicó con la madre del primer joven que fue inhumado, José Guadalupe Cruz Zamora. La mujer de nombre María del Tránsito Zamora, “Dios quiso que tuviera un pedacito ahí, pues yo se los agradezco”.

El pasado 22 de septiembre, los restos de José Guadalupe Cruz Zamora, hijo de doña María, fueron inhumados en el panteón Guadalajara. Durante meses permanecieron apilados dentro de un tráiler frigorífico, entre cientos de restos de otras personas.

“Sé dónde quedó y puedo ir a allá a rezarle, a llorar y a platicar con él”, comentó la madre de José Guadalupe.

Su hijo tenía tenía 37 años de edad, trabajaba con su mamá en el mercado, donde ella vende comida desde hace 47 años.

Desapareció en El Salto la mañana del 20 de mayo pasado, junto con su hijo de 18 años de edad, Daniel Alejandro Cruz Macías, entonces estudiante.

“Levanté la denuncia y ya de ahí me pasé al Semefo a que me sacaran el ADN, iba diario al Semefo, a un lado y a otro, a los hospitales hablaba, a Locatel y nada”, recordó María.

La Fiscalía General de Jalisco encontró una fosa clandestina el día 7 de junio, en la colonia Lomas del Aeropuerto.

“Fue cuando hallaron ocho cuerpos, seis abajo, con cemento, y los dos de arriba que tenían ácido”, precisó.

Seis días después, María acudió al Semefo. En fotos reconoció la ropa y un tatuaje en el pie de su hijo.

En septiembre María pudo ir por los restos de su hijo, esto gracias a los resultados de ADN.

Pues no me lo pudieron dar que, porque el señor que se encargaba de los refrigeradores no estaba y no me podían entregar el cuerpo”, narró María.

María pudo sepultar a su hijo José Guadalupe, pero aún sigue buscando los restos de su nieto.

“Ahí en la caja de mi hijo, antes de que lo sepultaran, yo le juré que no iba a descansar hasta encontrar a su hijo hasta entregárselo y así va a ser”, María del Tránsito Zamora, madre de José Guadalupe Cruz.

Esta nota incluye información de: Staff

Temas
  • Tráiler
  • Jalisco
  • Cuerpos
  • Investigación

Comentarios