Sociales

Tras 10 años de amor incondicional, Fer y Luis están listos para dar el "sí"

Fer y Luis esperan con ansias el 27 de diciembre pues ese día tendrán su ceremonia religiosa, sin embargo, se casaron por el civil en días pasados
domingo, 20 de diciembre de 2020 · 14:55

Ciudad Obregón, Sonora.- El pasado 9 de diciembre se pactó un legado de cariño: la relación de Fernanda Munguía y Luis Cruz Flores. Ambos son maestros en Itson y llegaron a su vocación de la mano. Desde la preparatoria hasta el día de hoy, que cuentan con el grado de Maestría, se han acompañado y fortalecido.

Ante esta agradable noticia, la pareja comentó lo siguiente: 

Fue, justamente, el acompañarnos en nuestra formación, tanto moral como profesionalmente, lo que nos ha ayudado a mantener entrelazados nuestros camino y metas”.

Su romance cuenta con memorables episodios como el que vivieron cuando eran estudiantes en donde ahora dan cátedra; emprendieron el vuelo y se fueron de intercambio a España, donde tuvieron la preciosa casualidad o fortuna de recorrer juntos el viejo continente.

La aventura más grande es la que viven actualmente: como el 9 de este mes cumplieron 10 años de novios, decidieron también marcar esta fecha para que fuera su aniversario de bodas: ¡se casaron por el civil el miércoles pasado para convertir ese día en la representación de todas sus promesas, compromisos y añoranzas!

La mamá de Luis, Rosa María Flores:, comentó esto reas el enlace:

Estamos encantados de tener una hija más; así lo vemos, en lugar de irse un hijo recibimos a otra". 

Por su parte, la mamá de la novia, Maricela Quintero de Munguía expresó su emoción: "me siento feliz por el matrimonio de estos jóvenes y espero que Dios los bendiga siempre".

El papá de la novia, nervioso y feliz, Ernesto Munguía afirmó que "es un momento  de alegría, pero se complica con la inquietud de no saber si podrá realizarse el festejo que se merecen. Estoy con la incertidumbre de que se eche a perder la ceremonia eclesiástica porque es una fecha que ven con ilusión. Estoy contento de que dieron el paso, aunque fuera civilmente, pues ya es un avance en su camino".

Fernanda confesó que se siente nerviosa pero emocionada. Al imaginarse en su largo vestido de novia siente euforia y mariposas en su pecho, justo en su corazón. Ansía unir eternamente su vida con su ahora esposo ante los ojos de Dios el 27 de diciembre.

Comentarios