Empleado de Padrés acepta que burlaba auditorías

El empleado del exgobernador de Sonora detalló que transportó más de 35 millones de pesos en varias hieleras para Guillermo Padrés y su familia

por

/x

Hermosillo, Sonora.- De acuerdo con la declaración ministerial que rindió el pasado 5 de diciembre ante la Procuraduría sonorense, Luis Arístides López Moreno, aseguró que el dinero que se transportaba en efectivo, era para burlar auditorías de la Secretaría de Hacienda e investigaciones judiciales.

El empleado del exgobernador de Sonora detalló que transportó más de 35 millones de pesos en varias hieleras para Guillermo Padrés y su familia.

“Tanta era mi confianza (con la familia Padrés) que yo manejaba tres cuentas bancarias, de ahí pagaba nomina e insumos de los ranchos, últimamente tuve conocimiento que la empresa Pozo Nuevo, así como al señor Miguel Padrés, hacienda federal los está auditando, es por eso que hace como un mes empezaron a sacar el dinero del banco de la empresa Pozo Nuevo, no lo retiraban, solo efectuaban transferencias a equis persona y esta lo devolvía en efectivo y el dinero lo tenían que esconder”.

De acuerdo al expediente de la fiscalía sonorense, Luis Arístides es sujeto a proceso penal por el supuesto delito de operación con recursos de procedencia ilícita, luego de declarar que trasladó al menos otras cinco o seis hieleras repletas de dinero en las que calcula que había alrededor de 35 millones de pesos en efectivo.

Admitió que en los últimos cinco meses realizó varias transferencias bancarias a cuentas de prestanombres de Guillermo Padrés y su familia.

En la diligencia judicial antes mencionada, reiteró en múltiples ocasiones que David Tinajero Aguirre, quien durante el sexenio de Guillermo Padrés se desempeñaba como director General de la Operadora de Proyectos Estratégicos del Estado (Fideicomiso Impulsor), era quien supuestamente le ordenaba cuándo recoger y dónde esconder el dinero en efectivo de la familia del exgobernador de Sonora.

El veterinario y administrador del rancho Pozo Nuevo de Padrés fue detenido el sábado 5 por la Procuraduría General de Justicia en Sonora (PGJE) cuando transportaba más 3.5 millones de pesos en efectivo ocultos en una hielera y en posesión ocho ‘globitos’ de crystal.

Comentarios