Se detecta arsénico en pobladores

Residentes del ejido Molino de Camou dieron positivo a los metales pesados

por

/x

Hermosillo, Sonora.- A casi un año del derrame de metales venenosos al Río Sonora por parte de la mina Buenavista del Cobre, seis voluntarios del ejido Molino de Camou con manchas en la piel o lesiones, se hicieron pruebas de laboratorio, en las cuales resultaron con arsénico, aluminio, fierro y cobre en la sangre.

El 6 de agosto de 2014, la minera Buenavista del Cobre, subsidiaria de Grupo México, registró un derrame en una de las piletas de lixiviados, de donde se vertieron 40 millones de litros de sulfato de cobre acidulado y otros metales como cobre, arsénico, aluminio, cadmio, cromo, fierro, manganeso y plomo, cuyos niveles fueron determinados fuera de las normas ecológicas y de salud.

Los tóxicos recorrieron 17.6 kilómetros del arroyo Las Tinajas, 64 kilómetros del Río Bacanuchi y 190 kilómetros del Río Sonora, hasta llegar a la Presa El Molinito que abastece de agua a los habitantes de Hermosillo.

Motivados por un grupo de investigadores, activistas, ecologistas y ONG No Alineadas que costearon los estudios clínicos, estas seis personas que viven en la zona rural de Hermosillo, aledaña a la presa El Molinito, donde duró diez meses estancada el agua contaminada, decidieron someterse a una prueba de metales.

Comentarios