Niños se ganan la vida de 'limpiaparabrisas'

Algunos días ganan hasta 100 pesos en 2 horas, afirmaron los menores

por

/x

Ciudad Obregón, Sonora.- Asoleados, con manchas en la cara por la exposición al sol, con ropa desgastada, pero con actitud positiva para trabajar, es la descripción más clara que define a Juan Carlos, Jesús, Jonathan y Alejandro, quienes sin medir el riesgo que corren al pararse en medio de las calles de la ciudad para limpiar los vidrios de los carros buscan llevarse unos centavos a sus casas.

Aseguraron que cuando trabajan limpiando vidrios sienten los jalones de los carros, en ocasiones la ropa se  quedó enganchadas, e incluso ya les aplastaron los pies las llantas de los vehículos, sin embargo, esos riesgos no son un impedimento para continuar con su labor y llevarse alrededor de 100 pesos diarios en dos horas.

Los menores manifestaron que aprovechan las vacaciones para trabajar en esta actividad por gusto para obtener su propio dinero, pero sin el permiso de sus padres, es por eso que tienen que mentirles e inventar que se dedican a la recolección y venta de chatarra.

Indicaron que también laboran a escondidas de la policía, ya que les prohíben ejercer en la vía pública como limpia vidrios y se retiran para evitar cualquier tipo de problemas.

De acuerdo con los datos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, revelan que su labor con los niños limpiavidrios es retirarlos de la vía pública, pues no pueden detenerlos por ser menores de edad, sin embargo, cuando existe un reporte por daños o alteraciones los presentan ante el juez calificador quien define la situación, ya sea aconsejándolos o hablando con los padres.

DELEGACIÓN DEL TRABAJO

Miguel Ángel Quevedo Gastélum, procurador auxiliar de la Defensa del Trabajo, precisó que los menores no deben trabajar en este tipo de actividades, pues son labores inapropiadas para que las desarrolle un menor, además agregó que la Delegación Regional del Trabajo únicamente se encarga de cuestiones laborales entre trabajadores y patrones, en el caso de los menores limpiavidrios esta dependencia no regula estas actividades, porque son independientes y trabajan por su propia cuenta.

“Esta es una cuestión que le compete al Gobierno o DIF Municipal, lo correcto sería que se defendieran los derechos de estos menores, que se registraran y recibieran apoyos o estímulos económicos, en la delegación nos enfocamos más al trabajo que hay entre los obreros y patrones, sin embargo, si fuera un trabajo donde una empresa explotara a un menor entonces sí nos compete, pero en este caso ellos son independientes”.

Santiago López Meza, psicólogo de la Subprocuraduría de la Defensa del Menor y la Familia, explicó que la causa principal para que trabajen en la calle es por querer llevar un ingreso a su hogar o simplemente lo hacen por gusto para obtener su propio dinero, sin embargo, es importante la educación de un menor en el sentido de crear responsabilidad por el trabajo que sepa cuánto cuesta ganar un peso dentro de ciertos parámetros ya sea en negocios familiares, bajo la supervisión o permiso de los padres, donde pero donde no se presente ningún tipo de riesgo.

Precisó que las distintas instituciones del DIF están al pendiente de este tipo de casos y ofrecen capacitación a los papás, a través de Escuela para Padres, asesorías psicológicas para que cuenten con los recursos adecuados para educar a sus hijos dentro de un clima de respeto y diálogo, ya que este tipo de situaciones no es únicamente por carencia económica, sino que también por desintegración familiar.

Comentarios