SONORA

Sonora: Al cáncer de mama no le importa la edad; mujeres jóvenes son vulnerables

El estilo de vida de la mujer sonorense compromete su salud; en los últimos años los casos de cáncer de mama en jóvenes incrementaron peligrosamente

por Alejandra Avalos

/x

El estilo de vida de la mujer sonorense compromete su salud; en los últimos años los casos de cáncer de mama en jóvenes incrementaron peligrosamente

Ciudad Obregón, Sonora.- En los últimos cinco años la incidencia de cáncer de mama en la entidad ha ido en aumento atacando a más mujeres jóvenes; a partir de 2017 en Sonora este tipo de carcinoma se comenzó a presentar en mujeres de 18 a 20 años. Al día de hoy, ya es un problema que se presenta en edades más jóvenes a partir de los 20 y en etapas más tardías, lo que eleva considerablemente los decesos.  

De acuerdo con el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, Sonora es la entidad con mayor tasa cruda de mortalidad por cáncer de mama con 28.6 por ciento. Por otra parte, hasta el corte de la semana 40 de acuerdo al boletín epidemiológico se contabilizan 135 casos de tumor maligno de la mama. 

  • Jóvenes en la mira del cáncer

El jefe de la División de Oncología, Ramón Cabello Molina, dijo que el problema ha incrementado a tal punto de convertirse en la segunda causa de muerte de la mujer sonorense. “El cáncer de mama es multifactorial, específicamente aquí en Sonora, es por el modo de vida que está muy al estilo de los Estados Unidos”, explicó el experto. 

La obesidad, tabaquismo, alcoholismo a temprana edad son factores que infieren en las posibilidades de aumentar el riesgo de padecer este mal, “si se le pregunta a una niña de 16 años que va en la prepa si fuma y bebe; efectivamente encontramos que el cáncer se da en etapas más tardías y en edades más jóvenes. Lo que clínicamente se detecta es que las pacientes están en etapas 1 y 2, más en 2”, señaló. 

Por su parte la directora de Oncología Médica del Centro de Cáncer de Mama de TecSalud, Cynthia Villarreal, explicó que a nivel país se estima que del 11 al 15 por ciento del total de pacientes con cáncer de mama corresponden al grupo joven de edad. Y el 60 al 80 por ciento de los casos de cáncer de mama se diagnostican en etapas clínicas avanzadas. Recomendó que para promover la detección oportuna en mujeres menores de 30 años, “a partir de los 25 años es recomendable acudir a una cita médica anual para efectuarse un examen clínico”. 

  • Incrementan defunciones en Sonora 

Las cifras más actualizadas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) arrojan que en 2018 se registraron 208 defunciones por cáncer de mama; 207 en mujeres y 1 en hombres.

De esas 48.3 por ciento eran mujeres que tenían entre 40 y 59 años. 52 por ciento estaban afiliadas a los servicios del IMSS y 20.3 por ciento a los del Seguro Popular. 50.2 por ciento se encontraba casada o unidad y 26.6 era soltera. 

Cabe señalar que de 2013 a 2018 los decesos aumentaron 15.6 por ciento y de cada 100 fallecimientos femeninos por tumores malignos, 18 fueron por cáncer de mama, siendo el más frecuente. Entre las mujeres que fallecen por cáncer de mama en todo México, 1 por ciento son jóvenes de 15 a 29 años, 13 por ciento tienen entre 30 a 44 años y más de la tercera parte (38 por ciento), está entre los 45 a 59 años; la mayoría fallece después de los 59 años (48 por ciento).

Ana Alejandra Murillo Quijada, encargada del programa de cáncer de la mujer de la Secretaría de Salud en Sonora, explicó que en lo que va de 2020 van 119 defunciones en Sonora por tumor maligno de la mama. “De ese total 15.9 por ciento corresponde a la Secretaría de Salud y en su mayoría más de la mitad llega en condiciones muy avanzada donde a veces es muy tarde”. 

Dentro de estas dos defunciones dos de ellas son hombres. Hasta el momento también se han encontrado 40 pacientes con anormalidades en sus mamas. 

  • Apuestan por diagnóstico temprano

Murillo Quijada llamó a autoexplorarse,  pues muchas veces eso puede hacer la diferencia entre obtener un diagnóstico temprano o no. A su vez, Cabello Molina, explicó que el miedo es lo que más persiste en este proceso, “sigo diciendo que a veces las mujeres siguen muriendo de miedo, porque por miedo al estudio no lo hacen”. Consideró que el pilar fundamental y los estudios de detección temprana como la mamografía. 

Temas

Comentarios