SONORA

Se requiere plan de educación ambiental para mitigar los efectos del cambio climático

En el caso de la temperatura, en Sonora, para el 2039, se incrementará entre 1.4 a 1.8 grados centígrados, mientras que la degradación de los suelos en el noroeste de México es del 60 al ciento por ciento

por Gabriel Benitez

/x
UNIVERSIDAD DE SONORA

UNIVERSIDAD DE SONORA UNIVERSIDAD DE SONORA

HERMOSILLO, SONORA.-Para hacer frente al cambio climático y sus efectos se requiere de un plan educativo que impacte en todos los niveles formativos y orienten a la ciudadanía sobre el cuidado y preservación de los recursos naturales, señaló Edgar Omar Rueda Puente, docente e investigador del Departamento de Agricultura y Ganadería de la Universidad de Sonora.

El también miembro del Sistema Nacional de Investigadores nivel dos impartió la conferencia La importancia de la sustentabilidad en pro del desarrollo comunitario, en el marco de la tercera reunión nacional sobre políticas con impacto social para ciudades verdes en el futuro de México, y Primer Foro nacional sobre el corredor biológico de Hermosillo.

En su participación enfatizó que se requiere de un plan integral de educación ambiental que se aplique desde las universidades y hasta el nivel básico, pues desafortunadamente el cambio climático es un problema ocasionado por conductas y actividades propias del ser humano.
De no cambiar dichos comportamientos se recrudecerán problemas como la falta de precipitaciones: las previsiones estiman que de 2015 al 2039 en la estación de primavera-verano habrá nueve por ciento menos de incidencia de lluvias, y para la temporada de otoño-invierno será de 10 a 20 por ciento menos.

En el caso de la temperatura, en Sonora, para el 2039, se incrementará entre 1.4 a 1.8 grados centígrados, mientras que la degradación de los suelos en el noroeste de México es del 60 al ciento por ciento; situación que aunado a todo lo anterior, provocará fuertes ondas de calor y menos lluvias en general.

Rueda Puente comentó que forma parte de un grupo de investigadores de México, Argentina, Chile, Alemania y España, que tiene como propósito coadyuvar a mitigar el hambre y malnutrición de la población. Esta colaboración es con docentes que habitan en zonas áridas-desérticas, y la importancia de hacer estas investigaciones en dichas regiones es porque en ellas se genera del 70 al 75 por ciento de la producción mundial de alimentos en todo el mundo, y en el caso de México, posee del 50 al 55 por ciento de zonas áridas.

Temas

Comentarios