Ciudad Obregón

Pandemia por COVID-19 paraliza detección de casos de VPH en Cajeme

La contingencia ha planteado desafíos para prevenir las muertes por cáncer, incluida la interrupción de los servicios de vacunación, detección y tratamiento

por Román González

/x
> El Papanicolaou se usa para detectar células anormales en el cuello uterino

> El Papanicolaou se usa para detectar células anormales en el cuello uterino

Ciudad Obregón, Sonora.- El coronavirus ha afectado a toda la radiografía del sistema de salud, muchas enfermedades quedaron rezagadas, el Virus del Papiloma Humano (VPH) fue una de ellas. Y aunque las cifras de casos detectados van a la baja, uno de los factores claves fue el coronavirus. 

Siendo la más común de las enfermedades de transmisión sexual, el VPH, es el causante del 36 por ciento de todos los cánceres que se presentan en las mujeres entre los 24 y 34 años de edad, y causante del 99 por ciento del cáncer cervicouterino, segunda causa de muerte en las mujeres mayores de 25 años.

Pandemia paró diagnósticos 
Manuel de Jesús López Castro, coordinador auxiliar de Salud Pública en la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), explicó que a nivel local durante 2019 en Cajeme se detectaron 2 mil 459 casos en seguimiento por una displasia, aclarando que la displasia es provocada por algunos tipos de Virus del Papiloma Humano, y de estos se confirmaron 173 casos reportados. Y aunque para 2020, se han dado seguimiento a 952 displasias con 30 casos de VPH, esto se debe al tema de la pandemia.

Durante la contingencia se restringieron las consultas y detecciones, así como la baja afluencia que se viene registrando por las mujeres para realizarse el Papanicolaou, por lo cual este indicador se reporta a la baja”, explicó el especialista.

Añadió que las personas que son portadoras del VPH, aumentan un 78 por ciento la posibilidad de presentar cáncer cervicouterino, y al ser comúnmente asintomático, principalmente en los hombres, es de gran importancia que se realice una detección a tiempo.

En los hombres no existe un método eficaz para realizar la detección, a diferencia de las mujeres que puede ser detectado a través del Papanicolaou, y puede ser transmitido aun cuando la persona infectada no presenta ningún síntoma, aunque el 90 por ciento de las personas se cura de forma natural por su mismo sistema inmune el otro porcentaje evoluciona a etapa clínica”, explicó.

Para finalizar explicó que la única manera de evitar el virus es abstenerse de tener relaciones sexuales, pero a fin de disminuir el riego de contagio, se recomienda el uso de condón, así como la vacuna contra el VPH, la cual se aplica a niñas desde los 11 años, por lo cual la información y detección son de suma importancia.

Una enfermedad más común 
La sexóloga Ana María Reyes, explicó que existen centenares tipos de VPH, pero solo unos cuarenta afectan a la zona genital, y que se dividen en dos grandes grupos, los de bajo riesgo y los de alto riesgo. 

Los de bajo riesgo son la mayoría y pueden producir lesiones benignas, como verrugas, en zonas como los genitales, el ano, la boca o la garganta. Sin embargo, en la mayor parte de los casos, estos tipos de virus no provocan síntomas ni problemas, el segundo grupo es que puede llegar a ocasionar diferentes tipos de cánceres, siendo el más común el de de cuello de la matriz o cáncer cervicouterino”, detalló la especialista.

Ana María Reyes, añadió que la única forma de prevención 100 por ciento efectiva sería evitar las relaciones sexuales, pero la abstinencia puede generar otras consecuencias negativas, de modo que no se contempla como solución viable, siendo el método de prevención más recomendado la vacuna.

Esta se aplica desde los 11 años debido a que es más eficaz si se realiza antes de producida la infección, y como este virus casi siempre se produce al poco tiempo de iniciar la vida sexual, si la vacuna se aplica a esa edad sus efectos preventivos serán superiores”.

Temas

Comentarios