Ciudad Obregón

Ludopatía durante pandemia; autoridades omisas ante riesgos de contagio

La ludopatía sigue en medio de la pandemia, pues a pesar de que son más propensos a adquirir el virus, adultos mayores y niños salen diario a las calles para jugar en las denominadas tragamonedas mientras las autoridades son omisas ante el riesgo de contagios
sábado, 13 de febrero de 2021 · 20:40

Ciudad Obregón, Sonora.- La ludopatía sigue. El riesgo de contagio por Covid-19 que suponen las conocidas máquinas tragamonedas que se encuentran en calles y distintos comercios de Ciudad Obregón no impide que adultos mayores y menores de edad recurran a ellas por impulso y con el fin de ganar dinero mientras se divierten, mientras que las autoridades municipales no hacen nada al respecto.

Lee también: Jubilados víctimas de ‘megafraude’ financiero se manifiestan frente a la Delegación del IMSS

Pertenecer a un sector de la población que corre mayor riesgo de contagiarse no detiene a niños, ni ancianos, que acuden de forma cotidiana a tiendas y comercios locales para gastar su dinero en dichas máquinas, aunque esto favorezca a las aglomeraciones. Muchos de ellos lo hacen por impulso y ante el cierre indefinido de casinos.

Sergio Beltrán, comerciante en el Centro de la ciudad, informó que, aunque la presencia de ciudadanos que recurren a las tragamonedas ha disminuido, estas máquinas siguen siendo frecuentadas en la actualidad.

Comparado con otros años acude aproximadamente un 70 por ciento o eso es lo que yo veo en las máquinas que hay alrededor de donde se encuentra mi tienda de ropa. Son distintas máquinas y cada quien agarra una o varias al mismo tiempo”, explicó.

Por su parte, la psicóloga, Anabell Copado, dijo que la denominada ludopatía es un trastorno capaz de alterar diversos ámbitos de la vida de las personas, tanto en lo social, como en el ámbito familiar y laboral.

A la persona le resulta imposible decir no a la posibilidad de jugar y durante este confinamiento los adultos mayores y los niños, al tener menos opciones de calmar su impulso debido al menor entendimiento de nuevas tecnologías, deciden arriesgar su salud acudiendo a sitios donde puedan liberar esta necesidad”, expresó.

Agregó que las terapias grupales son fundamentales para las personas que no pueden evitar recurrir a estos juegos sin restricción alguna.

Esto resulta difícil de cumplir en la actualidad, ya que las tragamonedas son de fácil acceso y se encuentran en casi cada tienda vecinal”.

Por su parte, Manuel Guerrero, director de Inspección y Vigilancia en Cajeme, negó dar alguna clase de información a TRIBUNA respecto a la presencia que se tiene en las banquetas de la ciudad de estas máquinas, pues aseguró que “es un tema muy complicado”.

Cabe señalar que según el Artículo 85, del Reglamento de Construcción para el Municipio de Cajeme, describe que "Para las banquetas, se reservará un ancho mínimo de 1.20 m sin obstáculos para el libre y continuo desplazamiento de peatones. En esta área no se ubicarán puestos fijos o semi-fijos para vendedores ambulantes ni mobiliario urbano”, reglamento incumplido al tener tragamonedas en una gran parte de estos espacios.

Respecto a las aglomeraciones que suponen estas máquinas al ser utilizadas de forma directa por una gran cantidad de personas y al mantener muy poca distancia entre ellas, Francisco Mendoza, coordinador de Protección Civil, dijo:

Nuestro trabajo es centrado en reducir las aglomeraciones, estén en el lugar que están. Por ello, cualquier ciudadano puede reportar el sitio en donde vea un acumulo de personas y nosotros hacemos una inspección para tomar medidas”. Por último, recordó que “el trabajo de Protección Civil es velar por el bienestar de los cajemenses. Si hay aglomeraciones en estos sitios, haremos algo al respecto, pero en cuanto a si están o no permitidas estas máquinas en las banquetas de la ciudad, es un tema de alguna otra dependencia, que tendría que analizarlo”.

Fuente: Tribuna

Comentarios